Granada CF

Un marzo de confirmación en alerta amarilla

Germán, Álex Martínez, Víctor Díaz, Joselu, Chico Flores, Puertas, Quini, Varas y Baena, los andaluces de la plantilla, celebran el día de la región con sus compañeros./J. ZURITA / GCF
Germán, Álex Martínez, Víctor Díaz, Joselu, Chico Flores, Puertas, Quini, Varas y Baena, los andaluces de la plantilla, celebran el día de la región con sus compañeros. / J. ZURITA / GCF

El Granada afronta este mes con dos salidas difíciles y cinco futbolistas al borde de sufrir una suspensión

Rafael Lamelas
RAFAEL LAMELASGRANADA

Febrero se ha cerrado con un balance impoluto de cuatro victorias para el Granada, tres de ellas como local, pero marzo recupera la alternancia en los viajes, con dos salidas que se presumen complicadas. Serán grandes oportunidades de confirmar el estado de positividad en el que se encuentra el grupo, con una amenaza sobre la cabeza de cinco futbolistas. Víctor Díaz, Adrián Ramos, Joselu, Pedro Sánchez y Rey Manaj están al borde de la suspensión por amarillas. La jornada pasada cayó Chico Flores por esta circunstancia pero no se notó debido a la gran labor de Germán.

El ciclo de este mes arranca el sábado en Lugo, un conjunto que se pasó gran parte de la primera vuelta en la zona alta de la clasificación, en la que incluso llegó a ser líder. Ahora se encuentra en una dinámica negativa. Lleva cinco jornadas sin ganar. La preocupación gallega se despertó tras los empates en el Carranza (1-1) y el Albacete en el Anxo Carro (1-1), y se agravó con tres derrotas consecutivas: en La Romareda (0-2), ante el Barcelona B (1-2) y este pasado lunes en Tenerife (3-1), encuentro que se aplazó respecto a la fecha prevista, el domingo, debido al temporal de viento en las Islas Canarias.

El Lugo, en el Anxo Carro, se ha impuesto en siete partidos, ha firmado tablas en dos y ha perdido en cuatro. Aparte del reciente tropezón ante el Barça B, allí ha ganado el Cádiz, Numancia y Rayo, otras escuadras que pelean por la parte alta en Segunda. Pese a ello es precisamente ahora cuando el cuadro entrenado por Francisco Rodríguez se convierte en peligroso por su necesidad. Actúa en un campo modesto en cuanto a aforo pero con unas dimensiones amplias, que potencia el fútbol vistoso y de posesión que se asentó en aquellas tierras en los últimos años, con entrenadores como Quique Setién o Luis César Sampedro.

Perdió en el mercado de invierno a Ignasi Miquel, central que se marchó al Málaga, y encaró cuatro fichajes. El más rimbombante es el de Chuli, delantero que presta el Getafe, y que se ha consolidado como titular. Un viejo conocido rojiblanco, Jaime Romero, se incorporó procedente del Córdoba. Arrancó como un tiro, marcando goles, aunque fue suplente en el duelo del Heliodoro Rodríguez López. Menos protagonismo ha tenido Álvaro Lemos y José Carlos, ambos defensas, las otras dos incorporaciones.

El Nástic de Javi Márquez

El Granada ejercerá de anfitrión ante el Nástic de Tarragona una semana después. Frente a los catalanes sufrió una derrota sin paliativos por 2-0, en una noche mágica para su exdelantero Ike Uche, autor de ambas dianas. Un encuentro para el que Oltra retocó piezas al ser entre semana y que los nazaríes interpretaron fatal. El equipo grana se ha lavado la cara durante el plazo de altas con siete alternativas nuevas, además de estrenar el tercer entrenador de la campaña, con la vuelta de Nano Rivas, padre de su últimas permanencia en Segunda. Fali, Pleguezuelos, Álvaro Vázquez, Dumitru, César Arzo y Matilla conforman un destacamento fresco que cierra el excapitán rojiblanco Javi Márquez, de retorno a España tras su aventura en Estados Unidos, y que acapara protagonismo desde su llegada. Se lesionó en la última cita pero apura plazos para estar en Granada.

No le ha ido bien al Nástic pese a este esfuerzo con el que buscaba aproximarse a la zona de promoción. De hecho, es el club que está justo por encima del área de descenso. Empató en casa ante el Cádiz (0-0), se impuso en Albacete (0-1), resbaló en su feudo ante el Zaragoza (0-2) y quedó 1-1 en el derbi catalán en el Miniestadi.

El tercer compromiso en marzo para el Granada se presenta con enorme complejidad. Acude al Carlos Tartiere, donde el Oviedo ha ganado nueve partidos, ha empatado tres (con Zaragoza, Tenerife y Albacete, el más reciente) y sólo ha perdido uno, en la primera jornada, ante el Rayo (2-3). Los de Anquela pugnan con brío por la fase de ascenso sin descartar la pelea por las dos primeras plazas.

Para completar el periodo llegará el Numancia a los Cármenes, otro rival que se ha pasado la mayor parte de las jornadas entre las seis primeras posiciones. Derrotó en Los Pajaritos al Cádiz (1-0) el pasado domingo, un estadio que el Granada fue el primero en 'profanar', condición que sólo logró el Nástic también. Los sorianos se muestran más vulnerables como forasteros. Sólo han vencido en dos disputas, en Lugo y Valladolid; y siete empates (Rayo, Cádiz, Tenerife, Córdoba, Osasuna, Cultural y Almería).

Todo ello llega con cinco futbolistas nazaríes apercibidos de castigo por tarjetas. Atrás ya se han limpiado Saunier y Chico Flores. Solo queda Víctor Díaz con cuatro. Su sustituto natural es Quini, quien se ha convertido en un refresco por su polivalencia para actuar tanto de lateral como interior derecho. Desde esta última posición se despliega Pedro Sánchez, también a una amarilla de la 'penitencia'. El hecho de que pasara a la reserva ante el Alcorcón resta un ápice de trascendencia al momento en el que sea baja. La actuación de Salvador Agra invita a pensar que el portugués seguirá entre los elegidos y que en segundo término quedaría Hjulsager.

En la vanguardia, los tres arietes se encuentran bajo la misma guadaña. Adrián Ramos, Joselu y Rey Manaj se quedarán en la grada en cuanto vean una tarjeta, una situación peligrosa si afecta a dos de ellos a la par. El hecho de que Oltra haya regresado al 4-2-3-1 rebaja la preocupación. Ya en el último triunfo no coincidieron sobre el terreno el colombiano y el onubense. El albanés ha permanecido en barbecho durante todo febrero, tras aquella titularidad en el Carlos Belmonte y sus apenas dos minutos jugados en Barcelona, ante el filial azulgrana.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos