Granada CF

Machís, sancionado con cuatro partidos de suspensión

Machís, sancionado con cuatro partidos de suspensión
R. L. P.

El club rojiblanco recurrirá ante el Comité de Apelación para intentar rebajar la sanción del venezolano

Rafael Lamelas
RAFAEL LAMELASGRANADA

Darwin Machís se perderá, en principio, los próximos cuatro partidos de Liga por la expulsión que recibió en el último encuentro ante el Real Oviedo, en el que propinó un cabezazo al azulón Viti, que le provocó sangre y que obligó a que atendieran al jugador. El Granada recurrirá el castigo ante el Comité de Apelación.

A Machís se le ha aplicado el artículo 98.1 del código disciplinario, que establece una sanción de cuatro a doce encuentros por «agredir a otro, sin causar lesión, ponderándose (...) la circunstancia de que la acción tenga lugar estando el juego detenido(...)», Por tanto, le cae lo mínimo.

El recurso del club intentará rebajar estas consecuencias, con la esperanza de que se le termine aplicando el artículo 123.2, que contempla «el hecho de producirse de manera violenta al margen del juego o estando el juego detenido, sancionándose con dos partidos», que en el caso de reincidencia puede llegar a tres.

Hay un precedente esta temporada de un jugador que se libró de una sanción así. Ocurrió con Borja Lázaro, entonces en las filas del Alcorcón. Tuvo otro aparente choque de cabezas con Antonio Martínez, de la Cultural Leonesa, en un partido de Copa del Rey que el árbitro supuestamente vio (la imagen no reflejaba si quiera el impacto). Competición le impuso cuatro partidos pero Apelación aceptó el aporte de vídeo.

Precedente de Borja Lázaro

«Su cabeza no se inclina hacia delante con la intención de impactar en la cara del contrario y causar daño al mismo», expuso el conjunto alfarero. Apelación coincidió «con el recurrente en cuanto a que no se aprecia una agresión, esto es, un acto de acometimiento para hacer daño a otro. Sí se constata un encaramiento (...) con el contrario, a quien posiblemente golpeó levemente». Se redujo a dos, aunque las tomas de televisión y la sangre quizás no beneficien a Machís esta vez.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos