CRÓNICA

Sin Machís no hay paraíso

Sin Machís no hay paraíso
LALIGA

El Granada pierde ante el colista y se deja el liderato en un partido en el que estuvo muy lejos de la imagen mostrada en las últimas semanas

ANTONIO NAVARROGRANADA

Si algún seguidor del Granada pensaba que el encuentro ante el colista de la categoría sería sencillo quedó claramente desengañado. En una categoría en la que Oltra ya advirtió hace dos días que no hay rival fácil su equipo no estuvo a la altura ante un Sevilla Atlético que aprovechó sus pocas jugadas de peligro para marcar dos goles y la baja de Machís para demostrar que este Granada sin el venezolano es más plano, más previsible. De esta manera, al Granada se le escapa el liderato y también la segunda plaza, que abrazó tras su último partido jugado como local ante el Lorca FC.

Empezó demostrando el Sevilla Atlético que el de este domingo podía ser un desayuno indigesto para el conjunto granadino. Los cachorros hispalenses juegan con descaro, sin presión y nunca conviene ignorar que en estos momentos son el segundo mejor filial del fútbol español. El equipo de Oltra fue cogiendo poco a poco la onda del partido, pero cuando mayor empezaba a ser el dominio y la posesión de los rojiblancos Chico Flores cometió un absurdo penalti sobre Curro, que éste transformó engañando a Javi Varas (0-1).

Más información

Antonio Puertas comenzó el duelo jugando por banda derecha y Pedro por banda izquierda, pero ante la poca profundidad que fue demostrando el cuadro rojiblanco con el paso de los minutos acabaron intercambiando su demarcación. Se demostró que este Granada cuando no tiene a un jugdor desequilibrante como Machís lo echa mucho de menos. Ni las ganas del almeriense ni la inteligencia del alicantino dañaron a una defensa hispalense muy bien ordenada. Víctor Díaz estuvo cerca de lograr el tanto del empate con un cabezazo al poste tras la salida de un córner (m.28) y Pozo no tardó en dar la réplica con otro disparo a la madera cinco minutos más tarde. Antes del descanso Joselu tuvo en su cabeza una excelente oportunidad para empatar, pero Soriano se interpuso en su camino hacia el gol.

1 Granada CF

Javi Varas; Víctor Díaz, Chico Flores, Saunier, Álex Martínez; Alberto Martín (Kunde, m.78), Montoro, Antonio Puertas (Rey Manaj, m.55), Pedro; Espinosa (Licá, m.71); y Joselu.

2 Sevilla Atlético

Soriano; Carmona, Berrocal, Amo, Matos; Borja, Fede, Olavide (Eteki, m.58), Carballo; Pozo (González, m.89) y Curro (Aitor, m.80).

GOLES
0-1, m.17: Curro (de penalti); 1-1, m.53: Joselu; 1-2, m.66: Fede.
ÁRBITRO
Díaz de Mera Escuderos (colegio castellano-manchego). Expulsó con roja directa al local Montoro en el minuto 95 de partido. También amonestó al local Chico Flores así como a los visitantes Borja, Curro, Berrocal, Carballo y Soriano.
INCIDENCIAS
Partido de liga disputado en el estadio Nuevo Los Cármenes ante 13.645 espectadores (cifra oficial).

El atacante onubense enterraría su mala suerte en la primera jugada de peligro de la segunda mitad. Un saque de esquina de Pedro fue rematado por el citado Joselu en el primer palo y el balón entró a la portería hispalense ante la sorpresa de los defensas sevillistas que lo dejaron escapar (1-1). El tanto obtenido tras 53 minutos de imprecisiones y el empuje de la grada pareció dar alas a un Granada que volvió a recurrir al 4-4-2 tras la entrada desde el banquillo de Rey Manaj en sustitución de Antonio Puertas. Sin embargo, no dio sus frutos volver a tener dos puntas en el terreno de juego y Fede, con un impecable cabezazo a la salida de un córner, volvió a adelantar a la escuadra sevillista.

A partir de ese momento se multiplicaron los nervios y empezó el caos. El equipo rojiblanco solo fue capaz de generar una tijera de Joselu que se marchó alta y poco más. Victor Díaz y Álex Martínez pusieron muchos centros al área, pero ninguno hizo daño al equipo rival. El Granada recurría a ellos como el adicto al tabaco acude al cigarrillo que le va quitando la vida: por pura inercia. En el tramo final el Sevilla puso las paredes, el orden y la inteligencia en unos minutos en los que si bien fue cierto que el Granada no demostró ninguna de las virtudes enseñadas en encuentros pasados, también pareció evidente que el colegiado no vio un clarísimo penalti cometido sobre Chco Flores a tres minutos del final. La expulsión de Montoro en el tiempo de descuento fue el triste epílogo de una mañana triste, en la que quedó demostrado que este Granada sin Machís es otro equipo distinto.

Fotos

Vídeos