Granada CF

Machís agota su esperanza entre hoy y mañana para que el TAD rebaje su sanción

Machís agota su esperanza entre hoy y mañana para que el TAD rebaje su sanción
A. AGUILAR

Se ha perdido siete encuentros entre lesión, sanciones y selección, en los que el Granada sólo ganó ante el Numancia

Rafael Lamelas
RAFAEL LAMELAS

Las esperanzas de que revoquen parte del castigo que sufrió Machís tras su expulsión en Oviedo concluyen entre hoy y mañana a buen seguro. El Granada se agarra a que el Tribunal de Arbitraje Deportivo se reúna y resuelva a su favor el recurso que presentaron la semana pasada para rebajar la sanción recibida tras el cabezazo que le dio a Viti en el estadio Carlos Tartiere. Si surtiera efecto, el venezolano ya habría cumplido su ‘condena’, pues probablemente se reduciría a sólo dos encuentros, que son justos los disputados ante el Numancia y el Lorca. La perspectiva es remota según fuentes oficiales pero a los servicios jurídicos no les queda otra que agarrarse a este clavo ardiendo para evitar que su baja continúe ante Osasuna y Sevilla Atlético.

La añoranza es notable. Sus ausencias dejan un balance desolador para los intereses del equipo. Entre unas cosas y otras se ha perdido siete encuentros, en los que el Granada sólo ganó una vez. Precisamente fue en último partido en Los Cármenes, ante el Numancia (1-0), en el estreno de Pedro Morilla en el banquillo. Los registros previos remarcan la dependencia respecto al jugador. Dos empates (ante el Barça B en casa y en Reus) y tres derrotas (Sevilla Atlético como locales; Cádiz y Albacete fuera), a lo que hay que unir un cuarto tropiezo con el de Lorca. A causa de su selección se perdió los encuentros ante los dos filiales. A Reus no acudió por amarillas. Cuando se midieron al conjunto de la ‘tacita de plata’ y al de tierras manchegas estaba lesionado. Le ocurrió ante el Sporting, en un choque que los nazaríes sí fueron capaces de sacarlo adelante sin él durante la mayor parte del tiempo (2-1).

Machís adquirió un valor fundamental en la etapa de José Luis Oltra, dueño de la banda izquierda siempre que estuvo disponible. Desde allí partió a menudo en diagonal a la caza del gol. De hecho, es el máximo realizador de la escuadra pese a no actuar de delantero referencia. Lleva once dianas, a lo que suma cinco asistencias. Números que le convierten en la mayor amenaza rojiblanca en ataque. Su baja se ha venido solucionando de distintas maneras. Al principio de la campaña era Puertas quien contaba con la confianza de Oltra para solventar la papeleta. En Reus fue Joselu quien se escoró. En su tramo bajo lesión, incluido el día que sintió el pinchazo muscular ante el Sporting, Espinosa acampó en esa ala. En este último periplo, ya con Morilla, el actual entrenador se decantó por Hjulsager en su debut y luego por Puertas en el Artés Carrasco. El danés desapareció de la convocatoria y el almeriense intentó mantener el pulso que fijó ante el Numancia, esta vez inclinado hacia ese perfil. Sus prestaciones bajaron mucho y anduvo fallón, como casi todos los demás. La ‘Machisdependencia’ sigue.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos