Institucional

La junta de accionistas del Granada se celebra el día 17 e impulsará una comisión consultiva

La junta de accionistas del Granada se celebra el día 17 e impulsará una comisión consultiva

El Granada formará un órgano compuesto por gente significativa del entorno del club y elegirá al consejero que sustituya a Ignacio Cuerva

El Granada celebra el próximo día 17 de julio su junta general extraordinaria de accionistas. Una cita anual que tiene esta vez dos puntos estrella, que se alejan de lo cotidiano. Por un lado, el de la creación de una comisión consultiva, un órgano que estará compuesto por gente importante del entorno del club. Por otro, el nombramiento de un nuevo consejero que entrará en sustitución de Ignacio Cuerva. El empresario presentó su dimisión hace varias semanas.

John Jiang, que tiene previsto llegar a Granada este domingo, ofrecerá una comparecencia ante los medios de comunicación la semana que viene en la que, entre otras cosas, está previsto que desvele la identidad del sucesor de Cuerva, quien abandona el proyecto bastante quemado por el desgaste de un proyecto que no acaba de funcionar como se esperaba en cuanto a su primer equipo y que está experimentando cambios profundos desde la entrada de Hope en la gestión.

Sobrevuelan muchas incógnitas en torno a la persona que reemplazará a Cuerva. Es evidente que tiene que ser un perfil local, con cierto conocimiento de la casa. El hecho de que Antonio Fernández Monterrubio, director general rojiblanco, defendiera el papel de exfutbolistas en el futuro del club coloca como un posible al mismísimo Manolo Lucena, el que fuera capitán del equipo durante años y actual delegado. Sería un ascenso que cuadraría con lo esgrimido por el dirigente en el desayuno con la prensa del pasado lunes, aunque no hay ninguna confirmación de que vaya a ser él quien se añada a un consejo de administración en el que ya están el presidente John Jiang y su mano derecha, Kangning Wang, que sí pasa todo el año en Granada. A las reuniones acuden también el propio Monterrubio, aunque no es consejero, y el abogado Íñigo de Lacalle, como secretario.

Tampoco está claro quiénes compondrán esa llamada comisión consultiva, que es el punto dos del orden del día. La idea, al parecer, es conformar a un colectivo que aglutine a representantes significativos de la masa social, algunos de los veteranos del Granada y empresarios de la zona que tengan simpatía con la escuadra. Es la manera de paliar la marcha de Cuerva y mantener las raíces. Aunque Monterrubio insistió en buscarle un acomodo a Cuerva, no está claro que pueda formar parte de esta comisión.

Todo forma parte de un giro en la política del propietario, que quiere acercarse más a la ciudad y comparecer con cierta frecuencia. En el acto del día 17 se hará balance de la temporada y habrá espacio para los ruegos y preguntas. Como es habitual, algunos de los pequeños accionistas se sindicarán para asistir a la convocatoria y recibir más información sobre el estado de las cuentas si lo solicitan.

Salvador, aún sin solución

Por otra parte, el club sigue sin encontrar solución a la salida de Manolo Salvador. El director deportivo sigue de baja por paternidad y ha dejado el asunto en manos de sus abogados, que le reiteran que la razón le asiste en su reclamación de emolumentos. Aunque al parecer estaba dispuesto a perdonar algunas cantidades como parte del acuerdo para su marcha, el Granada le pide que rebaje aún más sus pretensiones, algo que el valenciano no está dispuesto a asumir.

Salvador está dentro de las cuatro semanas de asueto que le corresponden por ley tras haber sido padre y si no se solventa esta papeleta, tiene previsto incorporarse al trabajo el mes que viene. Esta situación, algo surrealista, en principio no frena la actividad del Granada, que tendrá que ir firmando a su entrenador y futbolistas, a pesar de que por contrato él tiene una cláusula que requiere su aprobación o consenso en las operaciones que se efectúen.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos