Granada CF

Unos 400 jugadores y 50 técnicos bajo control

Un jugador del primer equipo juvenil del Granada protege el balón en un partido. /ESTA ES TU GRADA
Un jugador del primer equipo juvenil del Granada protege el balón en un partido. / ESTA ES TU GRADA

El objetivo es que aumente el trasvase de jugadores del juvenil al Granada B y más adelante haya granadinos en el primer equipo

Julio Piñero
JULIO PIÑEROGRANADA

En la cantera del Granada se controlan a unos 400 niños y en esa estructura trabajan unos 50 entrenadores, encargados de desarrollar las directrices establecidas por el club. Luis Fradua recalca que «en nuestra metodología uno de los pilares es formar entrenadores, porque eso genera ese conocimiento que permite que trasladen las directrices generales del club a los jugadores. Les explicamos hacia dónde queremos ir y les demandamos que estén actualizados».

En el escalafón más alto de los equipos están los juveniles. Es donde concluye el proceso que se ha ido madurando desde que los jugadores comenzaron a trabajar desde niños. El equipo que compite en División de Honor, entrenado por Rafa Morales, trata de elevar su nivel y hace poco fue capaz de ganarle a domicilio al Sevilla.

El máximo responsable del fútbol formativo rojiblanco entiende que «cuando se habla de que la cantera tiene que elevar el nivel para estar cerca de los adversarios, uno de ellos es que las competiciones en los equipos superiores, como juveniles y cadetes de División de Honor, estemos cerca en las clasificaciones. Un alto nivel competitivo supone que a nivel individual nuestros jugadores también se estén formando, aunque el objetivo prioritario es a nivel individual que se formen en los equipos. Que sea capaz de ganarle al Sevilla y que en las clasificaciones finales estemos cerca y con opciones de competir por grandes cosas. Eso dice que se vienen haciendo bien las cosas y que poco a poco estamos más cerca».

En estos últimos años son pocos los juveniles que han dado después el salto al Granada B. Esa política va a cambiar. «Todo el mundo ha podido ver el nuevo rumbo que ha tomado el club. Desde la primera plantilla, donde ya hay un noventa por ciento de jugadores nacionales, el segundo equipo también ha ido por ese camino y un noventa por ciento son en propiedad. En el juvenil de División de Honor son habituales seis o siete granadinos entre los titulares. Todo eso permitirá un proyecto más de Granada. Eso no quiere decir que se cierren las puertas a jugadores de otras provincias, porque todos los clubes de alto nivel tienen jugadores en las residencias y fichan de otras provincias, porque esa competencia eleva el nivel. Con esa calidad pasarán más al Granada B en un futuro».

Más lento será el proceso para que haya granadinos en el primer equipo. Luis Fradua estima que «habrá que esperar un poco, porque estas cosas necesitan tiempo. En el fútbol base por cambiar de modelo no va a dar resultados inmediatos. Nosotros ponemos las bases, los dirigentes confían, pero se necesita un tiempo. Estamos en esos pasos para poder lograrlo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos