Granada CF

El juez quiere eludir el contacto de Quique Pina con sus colaboradores

El juez quiere eludir el contacto de Quique Pina con sus colaboradores
ALFREDO AGUILAR

Reitera el riesgo de destrucción de pruebas y evita que vea a sus afines para que no «destruyan las evidencias, alineen versiones» o les presione

Rafael Lamelas
RAFAEL LAMELASGRANADA

La insistencia en el riesgo de destrucción de pruebas, sus vínculos con personas y mercantiles en otros países (poniendo de ejemplo Uruguay, Croacia, Reino Unido e Italia) y, sobre todo, eludir el contacto con sus más estrechos colaboradores conforman algunos de los motivos dispuestos por el juez para denegar la salida de prisión de Quique Pina.

El magistrado De la Mata estimó también la existencia de riesgos de que Pina comenzara a mover capitales, cerrar cuentas o eliminara rastros documentales. Recalca que «ha demostrado alta experticia en armar estructuras para ocultar su patrimonio y sus ingresos, transfiriéndolo a sociedades propiedad de su hermana y padres, para parapetarse tras sociedades gestionadas por testaferros».

Otras noticias

Desmonta la parte del recurso que indica la colaboración del murciano con la investigación desde que fue detenido, pues «existen notables contradicciones entre sus afirmaciones y los documentos obrantes en autos», así como «con otros relatos sostenidos por testigos e investigados». Es precisamente esto lo que le lleva a corroborar «la importancia que ha tenido evitar que los involucrados hubieran podido entrar en contacto para destruir evidencias, alinear versiones o, simplemente, para presionarles».

La defensa de Pina ahondaba en su alegación en la ausencia de requisitos para la prisión preventiva al no ser los delitos por los que le acusan (fraude fiscal, blanqueo de capitales e insolvencia punible) «muy graves». A esto contesta el magistrado que concurren «múltiples delitos graves» que pueden acarrear pena de prisión igual o superior a dos años. Agrega que «no discute el investigado (...) la existencia de indicios racionales de criminalidad».

Cordero, investigado

Bajo investigación está además el ex director deportivo Juan Carlos Cordero, que le siguió al Cádiz. En las diligencias previas se reflejan sus retribuciones a través de otra entidad, Cordero Sport, de la que es administrador. Figuran sus ingresos en los distintos ejercicios. Entre otros, por parte del Granada (unos 375.000 euros de media, bonificados en 2011, año del ascenso, hasta más de un millón, y en 2015, con 676.944); Calambur (la empresa de intermediación de Pina a nombre de su hermana), ADGB Sport (del colaborador David Buitrago), distintas agencias de representación (12.100 euros de You First Sport en 2015 o 69.794,01 de Joaquín Vigueras Sports, del agente que también ha testificado en el caso). También del Watford (75.000 euros) y del Albacete (29.000 euros en 2012).

El juez aporta que existen conversaciones entre Cordero y Pina que acreditan el «conocimiento de la operativa de fichajes». Concreta en otra charla sobre la posibilidad de adquirir facturas de materiales de construcción para pagar menos IVA por el Lorca Deportiva. Extrae que serían socio del mismo junto a Joaquín Vigueras. Está en Segunda B. Por otra parte tiene la lupa encima Juan Dólera, quien fuera vicepresidente económico y abogado de Pina. Cobraba del Granada a través de otra empresa y la policía insiste en que conocería los hechos investigados. Añade que sabía sobre la compra del club uruguayo IASA o del Cádiz. Se percatan de llamadas para hablar de facturas a la empresa Calambur en los traspasos de El Arabi o Miguel Layún.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos