Granada CF

Jóvenes con talento dentro de una plantilla que roza la treintena

Hongla, Iriondo y Peña, la juventud de este Granada. / César Guisado

Hongla, Peña e Iriondo representan la lozanía de esta concentración. Noveles pero con desparpajo, demuestran estar preparados para triunfar en el equipo

CÉSAR GUISADO ENVIADO ESPECIAL. WOFHEZE

El plantel del Granada CF es un grupo que se acerca a la veteranía, formado por jugadores que conocen bien la división e incluso con nombres importantes de Primera durante el curso pasado. Sin embargo este equipo conjuga bien el temple del jugador más asentado con el ímpetu de quienes todavía quieren derramar todo el fútbol de sus botas.

En un vestuario que se orilla a la treintena –28 años y medio es la media de edad de esta plantilla para ser exactos–, ellos representan la juventud, el desparpajo y la impaciencia por tocar sueños con la punta de los dedos. Martin Hongla (19), Sergio Peña (21) y Urtzi Iriondo (22) son los noveles de esta gira holandesa. Por partes, si el camerunés todavía ultima su fase de adaptación al grupo, Peña e Iriondo no sólo están destacando en cada entrenamiento, sino que han firmado buenas actuaciones, sobre todo la que tuvo lugar en Groninga, con el de Zeberio reconvertido en extremo y el peruano en la mediapunta. Este último actuó todo el partido ante el Genclergirbigli al tener que regresar a España, como Hongla y Machís, por no tener visado para ir a Inglaterra.

Sobre sus posiciones, cuenta Peña que el enganche «es el sitio donde me muevo mejor y donde más a gusto me encuentro». Ante el Groningen «también el equipo aportó mucho para que yo pudiera hacer el fútbol que sé y poder hacer que el equipo empatase», afirma.

Iriondo es un carrilero natural. «Esta ha sido mi demarcación durante tres años, pero sí que he jugado algunos partidos más adelantado», asegura. Dice que se siente «cómodo y jugaré donde me diga el entrenador».

Hongla es uno de los hombres de Gino Pozzo, pero más allá de todo es jugador nazarí, así lo subraya expresando que «mi objetivo este año es jugar con el Granada. Tengo contrato aquí y por eso quiero estar tranquilo, aquí me encuentro muy a gusto», dice el camerunés.

Querido en el grupo

La única piedra en el camino de Peña es su condición de extracomunitario. Es un jugador muy querido por el grupo y el técnico José Luis Oltra ha sido testigo de su derroche en cada uno de los partidos disputados. Está a un gran nivel y espera que el trámite burocrático que frena su evolución en este equipo se resuelva, «no sólo por parte del Granada», que cuenta con las licencias de Ramos y Machís, «sino también por parte de mi empresario –representante– que trata de resolver ese problema», explica.

Urtzi Iriondo es un jugador de pocas palabras pero concisas. Utiliza las frases que necesita para enviar un mensaje que trasmite madurez. Dice que la convivencia entre los noveles y los veteranos es fácil. «Todos los que estamos aquí nos llevamos muy bien, no tenemos ningún problema y eso hace que todo sea más fácil. Creo que es importante esa unión de equipo», argumenta.

En una de las últimas prácticas, el vasco formó terna con Machís y Peña; estos dos son «hermanos» como dicen ellos mismos, y realmente se le vio a gusto. Se desempeñó en labores de extremo, colgando balones a la pareja americana, con la que celebró al final de la sesión ser la más goleadora del entrenamiento.

Es el segundo cedido –se le une Pierre Kunde–, situación que no lo condiciona, «estoy al cien por cien concentrado en este club y el que me conoce sabe que soy un chico comprometido. Este año lo voy a dar todo con esta camiseta», asevera. Sobre el entrenador, Peña se descubre estar ante un tipo que le reporta buenas sensaciones. «Está sabiendo cómo llevar a los jugadores, cómo plantear los partidos y se ve que es un técnico con las ideas muy claras y que quiere aportar mucho con el Granada para ascender a Primera división», abunda, una de las revelaciones de esta gira en Holanda.

Fotos

Vídeos