El corazón del Granada CF

Los jóvenes que crecieron en la grada aún recitan el himno

Integrantes de la peña Sur Granaíno, posando tras la victoria del Granada sobre el Madrid en 2013.
Integrantes de la peña Sur Granaíno, posando tras la victoria del Granada sobre el Madrid en 2013. / IDEAL

La peña granadinista Sur Granaíno comenzó en el 2000 como un grupo de jóvenes apasionados al club, entonces en Tercera. Ya más mayores han comenzado una campaña de captación de socios para ampliar su círculo

GABRIEL S. CARACUELGRANADA

El pretexto del fútbol les unió cuando eran barbilampiños, por lo que observan a la peña como un apartado inherente a ellos. Le guardan gran afecto y consideración. Qué menos después de diecisiete años en la grada, con todo lo que ello supone. Los Sur Granaíno ya no son aquellos zagales que se reunían para animar en campos modestos como el de La Línea o Quintanar del Rey; pero siguen coincidiendo en que la magia de lo vivido reside en la amistad surgida con el escudo rojiblanco de trasfondo.

Año de Fundación
2000.
Nº de peñistas
17.
Lugar de la sede
Sin sede oficial.
Presidente
Miguel Ángel Páramos Albea.
Ubicación en el campo
Se reparten por todo el campo.

Fue poco después de la fase de ascenso a Segunda del 2000 -con el aún recordado y odiado tanto de Aguilar que hizo llorar al recinto zaidinero- cuando decidieron fundar la organización y otorgar al grupo de amigos que acudía al campo una nominación propia. La gestión comenzó a tomar fuerza a través del foro no oficial de aficionados al club, muy activo en el comienzo de siglo, pues era casi el único espacio donde se podía obtener información de la entidad. Ninguno de los miembros originales llegaba a los 25 años;hoy son el segundo círculo granadinista más longevo, únicamente detrás de la peña Los Cármenes.

Las campañas con mayor número de individuos en sus filas fueron las de Tercera, hasta que cinco años después de la fundación una parte de los integrantes de la peña decidió dividirse, y crear lo que ahora se reconoce como Sección Kolokón. Esa escisión causó que se quedasen en unas 25 personas, más o menos el número de miembros con el que a partir de entonces han contado: «Siempre hemos quedado como un grupo de amigos, nunca tuvimos ambición de ser una peña grande, si no de personas con mucha unión que han crecido juntas», señala Miguel Ángel Páramos, actual presidente del grupo.

El tiempo no pasa en balde, y ahora se han hecho más mayores, alguno de ellos ya con hijos. Señalan esa realidad como el motivo de la menor actividad durante las últimas temporadas. Aunque la finalidad de la unión permanecerá por mucho que varíen las circunstancias en torno a ellos: «La magia del fútbol es juntarse con tu gente más que el partido en sí», señala. Es suficiente aliciente para seguir en la pomada esta nueva etapa en Segunda. De hecho, durante la primera jornada de liga tienen una asamblea en la que decidirán si entran en el G19. Estaban enrolados en la antigua federación, pero cuando apareció la nueva coincidió con la época de menor actividad del grupo.

Ahora han comenzado una campaña de captación de socios para ampliar algo más el círculo: «queremos introducir nuevas personas y no quedarnos los de siempre. Nuestra intención no es ser muchísimos, si no que los que seamos estemos unidos como grupo de amigos, seamos el número que sea», asegura Miguel Ángel. Abandonar sería un craso error para ellos, pues significaría renunciar a parte de sus vidas: «Tenemos grandísimos recuerdos y vivencias a nuestras espaldas, por lo que Sur Granaíno significa mucho para nosotros», asegura.

La temporada venidera les ilusiona dentro de la amargura del descenso. Y más aún después de la criba estival tras un periplo nefasto sobre el verde: «Eran jugadores que hablaba idiomas distintos, incluso algunos se reprochaban sobre el campo... no era el ambiente indicado. Ahora se ve a personas que se compenetran, incluso responden por redes sociales. Creemos en lo que viene».

Fotos

Vídeos