Presidente

Jiang pide «paciencia» y llama a la calma ante un proyecto «a largo plazo»

Jiang pide «paciencia» y llama a la calma ante un proyecto «a largo plazo»
RAMÓN L. PÉREZ

El presidente del Granada presenta el nuevo modelo de Hope en el club, con el que se pretende, además de gestionar la parcela deportiva, ampliar los frentes de negocio a nivel institucional

Camilo Álvarez
CAMILO ÁLVAREZGRANADA

Se esperaba con expectación la primera aparición del presidente del Granada tras un cierre de temporada de nuevo desilusionante para la afición. John Jiang está aprovechando su visita a la ciudad al máximo para atender todos los frentes. Este domingo se reunió con el alcalde de la capital, Francisco Cuenca, y con representantes de las peñas y los accionistas minoritarios. Hoy se ha tomado un café con el nuevo entrenador, Diego Martínez. Lo primero que ha querido aclarar es que «absolutamente nunca» se ha planteado vender el club.

Su discurso ha cambiado, ya que asegura que ha «aprendido de los errores». Admite sentir «decepción» por la temporada vivida, promete más «transparencia» en su gestión, pide «paciencia» y cuenta con «esperanza para el futuro», ya que ha insistido mucho en que el del Granada es «un proyecto a largo plazo». Si cuando compró el club hablaba de llevarlo a Europa en tres años, ahora quiere alejarse de la euforia inicial y ser más cauto. Solo se pone como plazo llegar al centenario del Granada (dentro de 13 años) habiendo logrado convertirlo en un club «más poderoso y con influencia en el fútbol español». Sí se pone como fecha este tercer año de gestión para poder hacer una valoración más global del trabajo que se está desarrollando bajo su mando a nivel deportivo e institucional.

Para la temporada que se le presenta por delante tiene varios frentes abiertos. El económico es un problema capital porque el Granada dejará de contar con una serie de ingresos que le obligan a reformular la financiación. Jiang admite que «la ampliación de capital es una de las formas de hacer frente», pero no la única. También pretende «aprovechar los recursos de Hope» a través de los «clubes hermanos (Parma, Chongqing Lifan, otro club chino de la tercera categoría de formación para sub 19 y el Tondela, aunque este pertenece directamente a David Belenguer). Precisamente sobre la empresa constituida a mediados de la campaña anterior ha girado gran parte de su intervención.

Hope no solo va a representar la gestión deportiva del Granada y de todos los clubes bajo la influencia de Jiang, se trata de una visión mucho más «global» y creativa« en la que se van a combinar la gestión futbolística con la ampliación de negocio de las entidades deportivas y por ende de las ciudades en las que están radicadas. Una expansión comercial del Granada y su entorno en China, donde existen »500 millones de aficionados al fútbol«, un campo de atracción sustancial. La parcela deportiva estará coordinada por Antonio Cordón y la administrativa tendrá un nuevo CEO del que aún no se ha dado a conocer el nombre.

Para ayudar a esa «internacionalización» del club, John Jiang ha asegurado que es prioritario acometer «cuanto antes» la segunda fase de la ciudad deportiva, que comprende, entre otras cosas, la creación de dos campos de césped artificial para que puedan entrenar los equipos de la cantera. La reestructuración del proyecto -entre otras cosas, los nuevos campos proyectados eran de césped natural, algo sin base práctica- ha retrasado las obras pero deben comenzar a corto plazo. También ha asegurado el empresario chino que está buscando un nuevo patrocinador principal tras cerrar la etapa de Energy King y que en breve lo tendrá cerrado. Avanza que será también chino, pues en su país «existe un gran mercado».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos