Granada CF

Jémez ve un duelo entre dos «muy buenos» equipos

Paco Jémez se lamenta en un partido del Cruz Azul, su último equipo./EFE
Paco Jémez se lamenta en un partido del Cruz Azul, su último equipo. / EFE

El entrenador cordobés asegura que «ojalá» pueda volver a entrenar al Granada para quitarse la espinita que le quedó

Camilo Álvarez
CAMILO ÁLVAREZGranada

Tantos son los nombres de entrenadores o jugadores que han estado vinculados a Granada y Rayo a lo largo de sus carreras que la lista se extendería durante semanas. Pero si hay un entrenador que conoce de primera mano a ambos es Paco Jémez. El canario, criado en Córdoba, tuvo una prolífica carrera en el banquillo vallecano y una más que efímera experiencia en Granada, pero sabe de uno y otro porque desde México los ha seguido. Allí se hizo oficial que no seguirá como entrenador del Cruz Azul tras finalizar sin título su aventura en la liga azteca, donde cayó eliminado en cuartos de final de los 'play off' por el título ante el América. «De común acuerdo, Cruz Azul FC y el Prof. Francisco Jémez, han decidido no renovar la relación profesional para el próximo torneo», señaló el club en un comunicado.

Sobre el partido del sábado, Jémez señala que los dos son «dos equipos cuyo objetivo claro es el ascenso». Entiende que «deberían ser dos de los candidatos y por ahora están cumpliendo estando en posiciones de liguilla», a pesar de que a ambos le ha costado algunas jornadas encontrar su mejor versión. Sobre lo mejor que tienen los dos equipos que el sábado se enfrentan en Vallecas, el técnico asegura que «son sus plantillas y sus presupuestos -dos de los más altos de la categoría». Jémez insiste en que son «dos muy buenos equipos con dos entrenadores de nivel».

Mucho ha cambiado el Granada desde que se marchara en la sexta jornada de la temporada pasada cesado por el club rojiblanco. Ahora la entidad granadinista se mueve de una forma muy distinta tras una profunda renovación interna y un descenso de por medio. Preguntado por las cosas que han cambiado de su paso por aquí a lo que ocurre ahora, explica que «no estoy ahí para saber cómo se están haciendo las cosas. Con lo cual no puedo valorar ese aspecto».

«El proyecto que se me presentó a mí acabó siendo una pantomima y una farsa», asegura

Insiste en que su mayor error fue «no dimitir». Fue cesado en la jornada 6 tras perder con el Alavés

En lo que insiste es en que «el proyecto que se me presentó a mí acabó siendo una pantomima y una farsa». Jémez añade que «se hizo todo lo contrario de lo que habíamos planificado» y tiene muy claro que su mayor error fue «no dimitir», aunque desde la jornada dos, cuando el equipo perdió en Las Palmas, ya puso su cargo a disposición de la directiva. Su derrota en Vitoria ante el Alavés (3-1) precipitó su salida después de que en seis partidos lograra dos empates y cuatro derrotas. Aquel despido respondió más a una cuestión interna que deportiva, ya que su relación con varios de los pesos pesados del club entonces -como el director deportivo, Piru- era insostenible.

Pese a que su experiencia fue de lo más negativa en el equipo de la ciudad de la Alhambra, no descarta volver algún día. «Ojalá se pueda dar esa oportunidad». También a Vallecas, donde sí tuvo más tiempo para desarrollar su trabajo (cuatro temporadas): «Sería un honor en ambos casos».

Después de un tiempo parado tras salir del Granada, Paco Jémez aceptó dirigir a uno de los clubes importantes de México, el Cruz Azul. Allí terminó su vinculación hace sólo dos días, pero le queda un buen recuerdo y prefiere ver el aspecto más positivo de la experiencia: «Es un gran país, hemos intentado adaptarnos lo antes posible y para eso la gente de aquí nos ha ayudado mucho». Admite que «ha sido un año muy duro» en el que las críticas han sido una constante, sobre todo en los primeros partidos, pero «repleto de experiencias increíbles». Pese a que no ha sido una vinculación muy longeva y de que no se pudo lograr el objetivo del título, «estoy muy satisfecho del trabajo que hemos realizado aquí y de los resultados obtenidos», puntualiza.

Ahora se le abre de nuevo el abanico de posibilidades. Banquillos con puestos vacantes hay varios en Primera división, ya que los resultados en muchos de sus equipos no están acompañando. Ya suena para Las Palmas, penúltimo, que ya ha cambiado una vez de entrenador pero sigue sin salir de la zona peligrosa y anoche destituyó a Pako Ayestaran, que solo logró un empate como botín en los siete partidos que dirigió. También el Alavés, colista, sondea el mercado a pesar de que también ha tenido ya recambio en el banquillo. Mientras que se resuelve su futuro, Jémez asistirá al palco de Vallecas este sábado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos