Granada CF

Nadie es intocable para Oltra

Alberto Martín presiona a Melero./ALFREDO AGUILAR
Alberto Martín presiona a Melero. / ALFREDO AGUILAR

La vuelta de jugadores que parecían importantes como Peña o Baena no siempre significa la titularidad

Camilo Álvarez
CAMILO ÁLVAREZGranada

El propio José Luis Oltra admite que le cuesta hacer muchos cambios en sus equipos. Le gusta dar continuidad al trabajo. Quizá por eso en todos los equipos que ha estado los jugadores guardan un buen recuerdo de él. Porque, salvo algunas excepciones, no se casa con nadie, un estímulo para los menos habituales. Eso tiene una lectura positiva, pero a veces las circunstancias invitan a pensar en variantes por las que le cuesta apostar. El pasado fin de semana el Granada recibía al Huesca, el sólido líder de la categoría. Todos hablaban de su potencial y lo difícil que sería hacerle hincar la rodilla. Dos minutos de inspiración ofensiva y noventa de un ejercicio defensivo casi perfecto fueron suficientes.

Para este partido el entrenador rojiblanco podía contar con casi todos sus efectivos, a excepción del lesionado Adrián Ramos y del sancionado Montoro. Se intuía que podía suponer una cita tan importante que devolviera a Raúl Baena a la titularidad. Es el capitán del equipo y una pieza fundamental en el esquema de Oltra desde el inicio de curso. Ya estuvo disponible la jornada anterior para el encuentro frente a la Cultural Leonesa, pero entonces parecía algo precipitado darle la titularidad tras un mes de baja. Esa condición se esfumó. Sin embargo, en la lista de los once elegidos no estaba el malagueño, se mantuvo en el equipo Alberto Martín.

El de Don Benito se había convertido en el recambio favorito de su entrenador. Una herramienta para intentar dar consistencia al equipo en las segundas partes. Sin embargo, la lesión de Baena le otorgó mayor protagonismo y parece que ha conseguido convencer al que elige los 'onces'. Con el del Huesca acumula cinco partidos de titular (ante Lorca, Osasuna, Sevilla Atlético, Cultural Leonesa y este último) -hasta entonces había jugado dos de inicio- en un total de catorce participaciones en dieciséis jornadas. 866 minutos que lo convierten en uno de los jugadores con más minutos de la plantilla, incluso más que Baena (827), que teóricamente estaba por delante de él.

Otro que se mantiene entre los elegidos en las últimas semanas es Javier Espinosa, que ha pasado de protagonista a actor secundario y de nuevo, desde hace ya varias semanas, vuelve a aparecer cada fin de semana sobre el césped. Las prolongadas ausencias de Sergio Peña, unas veces por marcharse con su selección y otras por lesión -derivada de un partido también con Perú- le han allanado el camino al de Talavera de la Reina. Y aunque sigue siendo un poco irregular en sus partidos, está dejando detalles que le hacen ganar puntos a ojos de su entrenador. Ante el Huesca tuvo dos acciones brillantes: en la primera sirvió el gol con calidad a Joselu para que anotara sin oposición el primero de la tarde y en la segunda probó su propia fortuna con un lanzamiento ajustado que desvió a córner Álex Remiro, portero del Huesca.

Ni siquiera tuvo algunos minutos Peña para retomar el contacto con el Granada, pues la semana pasada con las celebraciones por la clasificación para el Mundial de Rusia 2018 no llegó a tiempo para jugar en León frente a la Cultural. Las circunstancias -la lesión de Chico y las molestias de Machís- variaron los planes de Oltra. Sus prolongadas ausencias y la más que probable marcha a finales de mayo para preparar la cita mundialista, justo cuando su equipo se va a estar jugando a buen seguro su futuro en Primera o Segunda división, le quitan puntos en esta carrera por lograr entrar en un 'once' cada vez más cotizado.

El club de los 1.000

Solo tres futbolistas lo han jugado todo: Javi Varas, Álex Martínez y Víctor Díaz (1.440 minutos). Son los tres únicos que siempre han partido de inicio, por decisión del entrenador y porque las lesiones le han respetado y han sabido mantenerse del lado de la ley para no ser sancionados. Rui Silva, Iriondo y Quini, sus teóricos sustitutos, no están teniendo espacio. Sólo este último, pero como extremo, ha contado con minutos en las segundas partes. De entre los que sí han tenido que ausentarse por algún motivo, los únicos que parece que a día de hoy juegan siempre que están disponibles son Darwin Machís y Pedro. Porque es precisamente en la zona de ataque por las bandas donde menos efectivos de garantías tiene el técnico valenciano. Ni Licá ni Antonio Puertas han sabido ganarse su confianza. Y eso que Oltra está demostrando con hechos que el que aprovecha la oportunidad se queda mientras mantenga el nivel.

Al primero no se le ha agotado el crédito porque apenas ha participado. Al segundo, el almeriense, tampoco en principio, pero no parece que le quede demasiado margen para convencer de tener más minutos.

Sólo Varas, Álex Martínez y Víctor Díaz han jugado todos los minutos disputados

La vuelta de Montoro tras cumplir su sanción abre un nuevo debate en el centro del campo

Otro que hasta ahora había contado siempre es Montoro. Pero su peligrosa acción en el encuentro ante el Sevilla Atlético, en la que golpeó con los tacos en el gemelo a un rival, le costó una sanción de dos partidos que ya ha cumplido. Ahora que vuelve a estar disponible habrá que comprobar si sigue siendo el motor del equipo en el centro del campo. En principio parece que sí, ya que es el único mediocentro organizador puro de la plantilla.

Su lugar en el campo en estas dos semanas que ha permanecido castigado el valenciano lo ha ocupado Pierre Kunde, que sigue aprendiendo a desenvolverse en una posición algo más retrasada de lo que suele jugar. En León tuvo una muy buena segunda parte que le sirvió para seguir jugando de titular ante el Huesca. Contra el que sigue siendo el primer clasificado de la Liga 1|2|3 perdió algo de peso, pues el Granada optó por un fútbol más directo ante un rival que vive de la posesión.

Precisamente por eso parece que Montoro debe volver a vestirse de corto el próximo sábado en Vallecas. Hasta que tuvo ese episodio en el que se equivocó y que ya ha pagado estaba siendo uno de los jugadores más en forma. Su línea este curso es claramente ascendente y, de hecho, frente al filial sevillista, había completado su mejor actuación con el Granada. Marca el ritmo de juego del conjunto granadinista.

Lo que queda claro, vistos los acontecimientos, es que aquí el que sale del equipo titular, por el motivo que sea, tiene complicado regresar. Debe esperar que los astros se alineen para que algún compañero se tenga que ausentar o destacar, y mucho, cuando tenga minutos para ello. Porque Oltra no es amigo de revoluciones y tampoco de rotaciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos