Rival

Inédito en el Granada y goleador de éxito en el Córdoba

Inédito en el Granada y goleador de éxito en el Córdoba

Sergi Guardiola, que perteneció al club rojiblanco hasta el pasado verano, está protagonizando la mejor temporada de su carrera

Antonio Navarro
ANTONIO NAVARRO

Un futbolista con pasado reciente en el Granada es el arma más letal del Córdoba de José Ramón Sandoval en materia ofensiva. Sergi Guardiola no solo es el máximo goleador del equipo blanquiverde, sino que sus 14 tantos marcados en lo que va de liga lo han convertido en el segundo máximo realizador de la categoría unicamente por detrás del delantero del Valladolid Jaime Mata.

El delantero balear es un trotamundos del fútbol a sus 26 años y encarará el encuentro del domingo ante el Granada en el mejor momento de su carrera deportiva a nivel personal. Nunca había tenido tantos minutos ni había marcado tantos goles en un club de Segunda División. Se podría decir que su llegada al escaparate futbolístico de la división de plata tardó en llegar más de lo que es habitual. Tras varios años jugando en equipos murcianos y valencianos de Segunda B y de Tercera, no fue hasta el curso 2014/15 cuando, con 24 años, logró unas llamativas cifras goleadoras como jugador del Eldense de 2ªB, equipo en el que anotó 17 goles en la citada campaña.

Su buena relación con el gol posibilitó que la temporada siguiente firmara con el Alcorcón por tres temporadas, pero el buen rendimiento de David Rodríguez y de Óscar Plano en el conjunto alfarero dio pie a que apenas contase con minutos de juego en la escuadra madrileña y en el mercado invernal de la 2015/16 decidió cambiar de aires y enrolarse en el filial del Barcelona. Allí Sergi Guardiola vivió uno de los momentos más rocambolescos de su carrera, puesto que pocas horas después de anunciar su fichaje, el Barcelona rescindió su contrato de manera fulminante por unas desafortunadas declaraciones en redes sociales, donde había reivindicado su madridismo a finales de 2013 y en el que el delantero incluso había llegado a escribir «Puta Cataluña», algo inaceptable para los dirigentes del club catalán.

El Granada aprovechó esta situación para hacerse con los servicios del atacante y, aunque no llegó a debutar en Primera, sus cifras goleadoras con el filial fueron muy prometedoras en esa segunda vuelta del campeonato (8 goles en 19 encuentros). Su ilusión de cara a la temporada siguiente era formar parte del equipo en Primera, pero no se le hizo ficha y acabó emigrando a Australia, país en el que jugó en el Adelaide United, dirigido por el español Guillermo Amor. Sus cifras en el país oceánico fueron discretas, por lo que volvió a España en el mercado invernal y el Granada lo cedió al Real Murcia, donde maravilló con sus 10 goles en 18 partidos, pero con el que no pudo lograr el anhelado ascenso a la división de plata.

El pasado verano Sergi Guardiola volvió a encarar una nueva pretemporada como jugador del Granada, pero desde el club rojiblanco le comunicaron que contaban con Joselu y con Adrián Ramos y que, si se quedaba, seguramente tendría que asumir el rol de tercer delantero del equipo. La propuesta no le agradó y ambas partes acabaron firmando su carta de libertad. Sin relación alguna ya con el Granada, se comprometió con el Córdoba a comienzos del mes de julio, siendo la referencia en ataque del conjunto blanquiverde desde que comenzó la temporada. Su rendimiento está siendo sobresaliente, aunque los problemas defensivos del equipo están siendo una losa demasiado pesada, que ahora mismo mantiene al conjunto califal en la antepenúltima posición.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos