Granada CF

La importancia de apoderarse del 'average'

Guillermo y Manu del Moral celebran un gol del Numancia, próximo rival./EL NORTE DE CASTILLA
Guillermo y Manu del Moral celebran un gol del Numancia, próximo rival. / EL NORTE DE CASTILLA

La igualdad en Segunda empuja al Granada a hacer los deberes ante sus semejantes para asegurarse los duelos directos

CAMILO ÁLVAREZGRANADA

A once jornadas para el final y con el grupo de cabeza cada vez más apretado es inevitable pensar que al final del curso se producirán varios empates a puntos en la tabla. Por eso los resultados directos entre todos los implicados y la renta de goles a favor adquieren mayor trascendencia. En caso de empate a puntos entre dos equipos la balanza se decanta del lado del que haya ganado el average particular en los dos partidos. Si solo se ha disputado el de la ida es el diferencial entre goles anotados y goles encajados el que decide. En caso de que el empate sea entre tres o más equipos primero se decide por el número de victorias totales en los enfrentamientos directos entre los implicados. En caso de igualdad también en este apartado son los goles los que deciden. Si no se han jugado los encuentros de ida y vuelta se acude al diferencial de tantos directamente.

El Granada por ahora se está viendo beneficiado por esa circunstancia. Así, ocupa el quinto puesto de la tabla con 49 puntos, los mismos que Zaragoza y Oviedo. A los dos los supera en la clasificación porque les ganó en el average particular. Ante el conjunto maño empató en La Romareda en el encuentro de ida (1-1) con bastante fortuna y venció en Los Cármenes (2-1) en otro partido bastante apretado. Frente el equipo asturiano ganó con comodidad en casa (2-0) y cayó en su último encuentro en Liga (2-1), derrota que le ha costado el puesto a Oltra pero que, gracias al gol de Kunde, le permite llevarse el duelo particular.

Además de estos enfrentamientos ya decididos, también ha jugado tanto el partido de ida como el de vuelta frente a dos duros perseguidores como el Valladolid y el Lugo. En el primer caso el average ha quedado igualado, ya que el conjunto pucelano se impuso 2-1 en Zorrilla y el rojiblanco 1-0 en el estadio del Zaidín -aquí los goles fuera de casa no tienen valor doble-. Al Lugo le ganó este apartado después de vencer 2-0 en casa y perder 2-1 en el Anxo Carro lucense.

Esta jornada, además del Granada-Numancia, se enfrentan Sporting y Rayo y Cádiz y Huesca

Ante el resto de rivales directos en esta larga lucha por el ascenso todavía no ha completado el ciclo, ya que son algunos de sus contrincantes pendientes en estas once jornadas restantes. Por el momento contra el Cádiz y el Rayo la balanza se decanta del lado rival al perder en ambos casos por 1-0. Con Osasuna empató a cero en El Sadar y ganó a Huesca (2-0) y Sporting (2-1). También contra su próximo rival mañana, el Numancia, con la ventaja de que ante el equipo soriano ganó a domicilio (1-3), donde siempre es más complicado obtener un resultado positivo.

De entre los equipos que actualmente ocupan las seis primeras plazas, el líder también presenta un buen bagaje en los enfrentamiento ante opositores al ascenso. El Rayo supera tras disputar los encuentros de la primera vuelta y la segunda al Oviedo, Huesca y Valladolid, mientras que empata con el Numancia y pierde con el Osasuna.

El Huesca, segundo clasificado, solo tiene a estas alturas a su favor el enfrentamiento con el Osasuna. Iguala con Numancia y Valladolid, mientras que pierde con el Rayo y el Sporting de Gijón. El Cádiz, tercero, es el que menos duelos directos ante rivales de su corte ha disputado hasta la fecha, por lo que el calendario se le complica a partir de ahora. Por el momento supera al Lugo, empata con el Oviedo y pierde con el Numancia y el Osasuna. El cuarto lugar de la tabla lo ocupa el Sporting, que a estas alturas solo le tiene ganado el average al Huesca. Lo perdió con el Oviedo y el Numancia. Contra el Lugo y el Osasuna empata y tendrá que acudir al diferencial en caso de acabar la temporada con los mismos puntos.

Su vecino asturiano, el Oviedo, le ganó el duelo de rivalidad regional. Por contra, tiene perdidos sus enfrentamientos con Rayo, Zaragoza y Granada, mientras que con el Cádiz ha empatado a todo en sus dos partidos.

En positivo

Donde no sale tan bien parado el Granada es en el diferencial de goles a favor y en contra, un elemento que tiene una gran importancia y que por ahora le está lastrando. El conjunto rojiblanco ha anotado 43 goles, mientras que ha encajado 34, lo que se traduce en un +9. Muy lejos está de los equipos que le preceden en la tabla: el Rayo (+19), el Huesca (+16), el Cádiz (+15) y el Sporting (+19). Por detrás, sin embargo, el grupo perseguidor se mantiene por detrás pero con cifras muy similares a las del equipo de Pedro Morilla. Zaragoza, Numancia, Valladolid y Osasuna presentan un +7, el Oviedo un +8 y solo el Lugo se encuentra a estas alturas en números negativos (-1).

Las cifras bailarán de aquí al final de temporada y también se irán dilucidando cómo quedan los duelos directos porque cada jornada algunos de los implicados en esta batalla por alcanzar la Primera división se ven las caras frente a frente. Sin ir más lejos, este fin de semana habrá hasta tres partidos con intereses similares: El Granada (quinto con 49 puntos) recibe al Numancia (séptimo con 47) mañana. El Sporting (cuarto con 52 puntos) se enfrenta en El Molinón al líder, el Rayo (57 puntos) esta noche. Para el lunes queda el duelo entre el tercero, el Cádiz (54 puntos) contra el segundo, el Huesca (57).

El Granada ya sabe que pase lo que pase no podrá escalar en la clasificación, pero de vencer podría recortar puntos a algunos de los equipos que están por delante.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos