HÉROES DEL ASCENSO

Idolatrados por partida doble

Tariq celebra con furia la consecución de un gol. :: g. molero/
Tariq celebra con furia la consecución de un gol. :: g. molero

Futbolistas como Tariq, José Juan, Felipe Sanchón, Kitoko, Rubén Párraga, Jonathan Granada o Jonathan Mensah pueden presumir de haber tenido más o menos participación en los ascensos consecutivos de Segunda B a Primera, pese a no ser fundamentales

JOSÉ IGNACIO CEJUDOGRANADA

Lo hicieron dos veces, de una u otra forma. Con más o menos protagonismo; descendiente en muchos casos al llegar a Segunda. También son héroes. Parte de la etapa reciente más gloriosa del Granada. Todos ellos se bañaron en la Fuente de las Batallas. Algunos ya se han retirado del fútbol. Cada uno tiene su historia.

Qué habría sido de aquel Granada en Segunda B sin los goles y la pelea constante de Tariq Spezie. El corpulento delantero centro firmó tras ser el Pichichi de la categoría el año anterior en el Puertollano. Con 19 goles fue clave en el ascenso. En Segunda no tuvo minutos y en invierno se marchó al Huesca en Segunda B, logrando el ascenso.

Allí jugaría tres campañas más, haciéndose querer. No contó en su último año, ya en la categoría de bronce, y se fue como refuerzo de lujo al Huracán Valencia. Parecía un proyecto serio pero se fue a pique. Acabó de utillero. Con la carta de libertad firmó en enero de 2015 por el Castellón. Año y medio después anunció su retirada con un agradecimiento especial para el Granada.

José Juan fue un guardián bajo palos. Indiscutible en Segunda B pero suplente de Roberto, se le ofreció la renovación con el ascenso a Primera. En agosto de 2012 fichó libre por el Lugo de Quique Setién, quien valoró su juego de pies. Ha sido titular por delante incluso del propio Roberto. José Juan alternó exhibiciones con rotaciones, firmando sus renovaciones de año en año. Queridísimo, acaba de firmar por el Elche.

Felipe Sanchón nunca tuvo un gran protagonismo, saliendo en el mercado de invierno de ambas temporadas hacia el Girona y el Gimnàstic de Tarragona. Tras un paso de un año por el Hércules volvió al Girona, donde el segundo punta ha jugado las últimas cinco temporadas siendo siempre útil pero nunca una estrella. Ha terminado su contrato con 35 años y con galones de capitán. Quiere seguir jugando.

Más lució Ritchie Kitoko en el centro del campo. El belga-congoleño, canterano del Albacete, firmó en enero de 2010 para reemplazar a Torrecilla. Un año más tarde, tras ascender a Segunda y no contar para Fabri, partió hacia el Tenerife donde jugó hasta el verano de 2012 que fichó por el Girona. Tras un año testimonial llegó al Jaén en Segunda, donde destacó de lateral derecho incluso. Tras descender se fue cedido por dos temporadas al Asteras Tripolis griego. No dejó de pertenecer al Granada hasta el verano pasado, cuando lo fichó el UCAM. Sin equipo.

Retirado por las lesiones está Rubén Párraga, el lateral zurdo que ascendió a Segunda. También arrancó como titular en la categoría de plata hasta que Siqueira lo adelantó como un avión. Salió hacia el Murcia pero apenas jugó por las lesiones, que también frustraron su reencuentro con Fabri en el Huesca.

Jonathan Martín 'Granada' salió hacia el Melilla en verano de 2011. El mediocentro pasó luego por el Zamora y el Cerceda y estuvo en el paro. El año pasado jugó para el Bergantiños de Tercera.

Mención aparte merece Jonathan Mensah. No jugó en Segunda B -en el filial- pero sí en Segunda. Tras cuatro campañas en el Evian francés, probó suerte en el Anzhi ruso hasta que en el pasado mes de diciembre lo fichó como jugador franquicia el Columbus Crew de la MLS norteamericana.

Fotos

Vídeos