Granada CF

El ideario de Pedro Morilla

Morilla habla con sus jugadores durante uno de los ejercicios, con Darwin Machís justo al lado./P. V. / GCF
Morilla habla con sus jugadores durante uno de los ejercicios, con Darwin Machís justo al lado. / P. V. / GCF

El sevillano deja ver algunas preferencias tácticas, da relevancia a sus ayudantes y sube para su estreno a Isi y Juancho, del 'B' | Los conceptos defensivos, el trabajo en bloque y la intensidad marcan su primer entrenamiento

Rafael Lamelas
RAFAEL LAMELASGRANADA

Había expectación por contemplar el entrenamiento de debut de Pedro Morilla con el primer equipo del Granada y algunos de sus conceptos quedaron claros pronto. El sevillano trabaja a contrarreloj y tiene que priorizar para buscar soluciones. Sin mucho preámbulo, hizo que el equipo se dividiera en diversos 'partidillos' para que afinara el aspecto defensivo. Más que el repliegue, los movimientos colectivos para no desajustarse y de presionar con la idea del robo de la pelota. Asomaron algunas reubicaciones que no parecen anecdóticas, como la de Pedro en la izquierda o la de Puertas como mediapunta. También el peso de sus ayudantes, sobre todo de su segundo, David Tenorio, que lleva años en el club.

Táctica

Mismo sistema habitual y presión condicionada

Morilla repartió a los futbolistas disponibles bajo un sistema 4-2-3-1. Ante las bajas de Adrián Ramos, por lesión; y de Sergio Peña y Rey Manaj, por estar con sus selecciones, incorporó con los 'mayores' a dos canteranos: Isi, centrocampista -que mostró buenas maneras durante la práctica- y el delantero Juancho. Al quedar impares, uno de los futbolistas ejerció en cada momento de comodín. Estos fueron el propio Isi, Montoro y Kunde. El espacio se ajustó para que la plantilla actuara en escasas dimensiones, poco más de medio campo. Luego se fue agrandando. Primero, con porterías pequeñas en los fondos. De tres de ellas pasaron a dos tras un descanso, para culminar ya con las grandes.

El reparto

Algunas ubicaciones que dan pistas sobre sus elegidos

Ante las muchas bajas, se abren varias posibilidades de cara al once titular. Por un lado hay un hueco en la izquierda por la sanción a Machís. Morilla probó a Pedro Sánchez en un lado y a Hjulsager en el otro. Tampoco estará Peña y los mediapuntas chequeados fueron Antonio Puertas -saliendo así de la banda- y Javier Espinosa. Uno tuvo delante a Juancho y el otro, a Joselu. En defensa, una pareja la conformó con Germán y Chico Flores; la otra, con Saunier y Menosse. El resto se mantuvo en su sitio. Baena estuvo preferentemente con Montoro. Kunde, con Alberto Martín. Montoro se retiró unos minutos antes que el resto por precaución.

Las instrucciones

«Disfrutar defendiendo y «buena actitud»

Los 'partidillos' tuvieron pocos condicionantes. Las únicas premisas se ciñeron a cómo arrebatar el esférico al rival. Saber en qué momento hostigar y cuándo mantenerse en el sitio, generando desplazamientos colectivos y dando intensidad en los pases, como si de la competición se tratara. Tenorio arrancó las instrucciones, sólo matizadas por Morilla cuando concluía su parlamento continuo. Hay que «disfrutar defendiendo», transmitió el ayudante. «Buena actitud», terció Morilla cuando vio a alguno de los componentes aplicarse con rigor.

Su gente

El mismo bloque que tenía en el Granada B

Como hombre de la casa desde hace un año y medio, estando al frente del filial durante toda esta temporada, Morilla afronta esta aventura con su gente de confianza más estrecha. Está David Tenorio, con una intensa formación académica, clave en el día a día para dar fluidez a los diversos ejercicios y que ya acompañó tanto a Aguado como a Planagumá en su día. Le siguen el preparador físico Jorge Trigueros y el auxiliar Roberto Cuerva, que aparte de ayudar en cada entreno se encargará de los vídeos de los rivales. Los tres esperaron a la salida del vestuario a los jugadores, que sólo habían estado con Morilla, para saludarles uno a uno.

Ya no está Manolo Lucena, que queda sólo como delegado de equipo, aunque sí José Alfonso Morcillo, preparador con amplio bagaje. Él llevó el control de los 'GPS' que se colocan a cada jugador para controlar sus esfuerzos.

Expectación

La plana mayor y los del filial como espectadores

Gran parte de la cúpula de mando estuvo presente en los balcones de la ciudad deportiva para ver los primeros pasos de la era Morilla. Gente como Kangning Wang, ya regresado; Antonio Fernández Monterrubio o Antonio Cordón, así como entrenadores y ayudantes de la categorías inferiores. Manolo Salvador lo vio todo desde su despacho.

En paralelo, un poco más tarde, comenzó la andadura de Rafilla Morales con el filial. Sus futbolistas también observaron el entreno del 'A' desde los ventanales de la instalación. A los que fueron sus 'jefes' hasta hace unos días ante su nueva aventura.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos