Granada CF

Horas contadas para Pedro Morilla, tras sumar seis puntos de 18 posibles

Morilla también se mojó de lo lindo en la banda de El Alcoraz. /RAFAEL GOBANTES / HERALDO DE ARAGÓN
Morilla también se mojó de lo lindo en la banda de El Alcoraz. / RAFAEL GOBANTES / HERALDO DE ARAGÓN

Sólo un giro inesperado puede salvar el puesto del entrenador sevillano, que considera que sus futbolistas «lo dieron todo» para ganar

Rafael Lamelas
RAFAEL LAMELASHUESCA

Las horas están contadas para Pedro Morilla como entrenador del Granada. El preparador sevillano no salvó el ultimátum que tenía de la dirección. Aunque actúen como atenuantes algunas circunstancias del partido, como el factor meteorológico, al final pesa en el ambiente que sólo haya sumado seis puntos de 18 posibles durante su trayectoria, para un global para el equipo de una sola victoria en nueve encuentros, contando las tres derrotas seguidas que llevaron a la destitución de José Luis Oltra.

Durante hoy se puede confirmar el cese de Morilla como técnico del primer equipo, a la espera de que se produzca el cónclave oportuno entre la cúpula de mando. En El Alcoraz estuvo el mismísimo presidente, John Jiang, acompañado de su socio David Belenguer. Junto a ellos, el vicepresidente Kangning Wang, el director general Antonio Fernández Monterrubio y el gerente deportivo Fran Sánchez. El director deportivo, Manolo Salvador, no estuvo presente y se tendrá que reunir con los demás para certificar la decisión de buscar un revulsivo en el mercado que pueda agitar la coctelera mientras queden opciones matemáticas de conseguir la clasificación para la fase de ascenso a Primera división. Hay que recordar que esta misma semana han llegado ofrecimientos, como el de Abel Resino, viejo conocido de la afición rojiblanca. Habrá que ver en las próximas horas quién será el sustituto, salvo giro inesperado de los acontecimientos.

Al respecto, en su rueda de prensa, Morilla eludió pronunciarse: «No es mi cometido hablar de mi situación. Yo me centro en llegar a Granada y trabajar para el próximo partido. No está en mis manos lo demás. Este cuerpo técnico está intentando trabajar al máximo para sacar esto adelante junto a los futbolistas. El otro día fueron cinco minutos fatídicos. Hoy (ayer para el lector) se dio la cara. No les podemos pedir más. Seguiremos hasta donde nos dejen», asumió resignado.

«Los 14 futbolistas que han defendido la camiseta del Granada lo han dado todo por intentar ganar el partido. La primera parte la teníamos controlada. Hemos tenido muchas circunstancias en contra. Dos balones parados, el penalti... que puede ser o no. La falta lateral, que creo que fue el único bagaje del Huesca. En la segunda lo hemos intentado de todas las formas posibles, arriesgando con cambio de sistema. Las tuvimos», profundizó en su análisis. «Quedan cinco partidos, estamos a cuatro puntos. Ahí todavía. Hay enfrentamientos directos. La actitud del equipo la queríamos ver y el equipo ha intentado ganar por todos los medios. Los chavales están rotos», desveló.

Sobre lo que pudo fallar, afrontó lo siguiente: «Al final es complicado resolver situaciones. Tal y como estaba el área, peor. El equipo lo ha intentado, no le puedo poner ningún pero. No ha sido por falta de calidad. La promoción está más distante, pero es que no queda otra que reponerse», concretó, aunque seguramente será ya sin él.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos