Granada CF

Un hito que no se repetía desde Segunda B

Sergio Peña abraza a Adrián Ramos tras marcar uno de los goles ante el Alcorcón. /Ramón L. Pérez
Sergio Peña abraza a Adrián Ramos tras marcar uno de los goles ante el Alcorcón. / Ramón L. Pérez

El Granada no era capaz de encadenar cuatro victorias consecutivas desde el año 2009, el del ascenso | En Primera solo ha sido capaz de lograrlo dos veces, mientras que en Segunda llegó a sumar seis jornadas seguidas ganando

Camilo Álvarez
CAMILO ÁLVAREZGRANADA

Le costó arrancar, cuando lo hizo parecía que ya nadie podría pararlo pero sus malos resultados fuera de casa le frenaron y le hicieron salir incluso de los puestos de 'play off'. Ahora, con dos victorias seguidas en Los Cármenes y la remontada en Córdoba, unidas al último triunfo ante el Alcorcón el domingo pasado, le llevan a encadenar una racha de cuatro triunfos que lo devuelven a la pelea de lleno por el ascenso directo. «A veces no se valora lo que están haciendo los jugadores», señaló Oltra tras el último partido. Con estas cuatro victorias ha podido recortar seis de los doce puntos de ventaja que le llegó a sacar el líder, el Huesca, y se coloca a uno del segundo ahora el Rayo Vallecano, tras sobrepasar a equipos como Cádiz y Oviedo. Las famosas rachas de esta igualada Segunda división.

Para un equipo como el Granada, vivir esta situación resulta extraño, pues se ha acostumbrado a sumar más derrotas que otra cosa. Lo máximo que pudo lograr fueron tres triunfos seguidos en el curso 2010/11, de la jornada 22 a la 24, después de vencer al Betis en casa (3-0), al Valladolid a domicilio (2-3) y al Albacete en Los Cármenes (3-0). Algo que repitió tres años después, cuando consiguió su permanencia en Primera venciendo a Getafe, Córdoba y Real Sociedad en las últimas jornadas.

En el año de transición en Segunda entre el 2010 y el 2011, a pesar de que el equipo acabó quinto y ascendiendo, fue capaz de superar lo obtenido ahora: cuatro victorias seguidas. Para encontrar una racha similar hay que remontarse a la última campaña que el Granada militó en Segunda B, la 2009/10, en la que el empresario italiano Gino Pozzo se hizo con la propiedad del club y designó a Quique Pina como presidente, ambos ahora investigados en la operación Líbero. Entonces fue capaz de incluso superar esa barrera y acumular cinco jornadas consecutivas sumando de tres en tres -de la jornada 7 a la 11-, cuando todavía era el entrenador Álvarez Tomé, y mejorar con seis victorias consecutivas en el tramo final, ya con Fabri al frente del equipo, para acabar el curso primero del Grupo IV. A ello sumó el partido que ganó del 'play off' de ascenso al Alcorcón en Los Cármenes.

El hecho de disputar la categoría de bronce y con una plantilla claramente confeccionada para ascender, con muchos más posibles que el resto, sin restarle mérito sí que le confiere menos importancia que lograrlo en un escalón superior.

Seis triunfos en Segunda

En Segunda también ha sido capaz de sumar seis jornadas correlativas venciendo. Lo hizo tanto en la campaña 56/57 como en la 65/66. Un curso más tarde se quedó a un triunfo de alcanzar este récord. En Primera, donde siempre ha sido un equipo modesto con el objetivo de la permanencia salvo en algunos años de bonanza en la década de los setenta, llegar a esos números ha sido casi imposible. Sin embargo, en dos campañas sí fue capaz de enlazar cuatro jornadas seguidas ganando. En la temporada 69/70 ganó a Celta, Mallorca -con un llamativo resultado de 4-6-, Las Palmas y Zaragoza entre las jornadas 8 y 11.

En el curso 73/74 volvió a repetir gesta al vencer al Espanyol, a la Real Sociedad, al Real Madrid y en el Bernabéu (0-1) -única vez que los rojiblancos han vencido en el estadio blanco en Liga-, y contra el Castellón. Desde entonces, nada más lejos de la realidad.

El actual Granada busca ahora seguir haciendo historia. Está a dos triunfos de su récord. Para lograr, al menos, igualarlo debe empezar por ganar en Lugo en un exigente encuentro ante un rival que se ha desinflado algo en las últimas semanas pero que sigue siendo candidato a pelear, de una u otra forma, por el ascenso. En el Anxo Carro el conjunto gallego ha vencido siete de sus trece partidos disputados, mientras que ha empatado dos y ha perdido cuatro.

Después del viaje a Lugo el equipo que dirige José Luis Oltra recibirá en Los Cármenes al Nàstic de Tarragona, que ya le venció claramente en el partido de la primera vuelta. Si el conjunto rojiblanco supera también este escollo habrá alcanzado el hito anterior. Para superarlo deberá ganar también en el Carlos Tartiere un duelo mucho más exigente de tú a tú ante un Oviedo que se encuentra inmerso en la misma pelea que los granadinistas. No se presenta nada fácil la papeleta de seguir ganando, pero el Granada mantiene una línea ascendente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos