GRANADA CF

El hijo del máximo goleador de la selección china de la historia se curte en el Granada B

El hijo del máximo goleador de la selección china de la historia se curte en el Granada B

Hao, defensa central del filial rojiblanco, busca crecer en el Granada y emular los éxitos de su padre

ANTONIO NAVARRO

Las buenas actuaciones de Pablo Vázquez, Héctor, Fran Serrano o Eliseo han dado lugar a que Hao Runze haya pasado desapercibido este curso en el Granada B, aunque en el último encuentro oficial de los rojiblancos -saldado con victoria por la mínima ante el Lorca Deportiva- el defensa chino fue convocado por Rafa Morales y presenció desde el banquillo la victoria de su equipo, no teniendo la oportunidad de completar su debut oficial esta temporada por decisión técnica.

Este defensa central, nacido en Liaoning hace 20 años, ha vivido siempre pendiente del fútbol y es que su padre, al que no es raro ver de vez en cuando por la Ciudad Deportiva del Granada, fue una estrella de la liga china durante casi dos décadas.

Curiosamente, la tarea de Hao Runze -defensa del Granada B- es la opuesta a la que tenía su padre, Hao Haidong, que era marcar goles. El delantero criado en Quintao destacó en el Bayi FC, el equipo del Ejército Popular de Liberación chino. Allí jugó desde 1986 hasta 1997, año en el que fue traspasado al Dalian Shide, club en el que acabaría haciendo historia. Con el Dalian Shide ganó cinco campeonatos de liga y se proclamó máximo goleador de la Primera División china en los años 1997, 1998 y 2001. Hao era un héroe nacional, no solo por su indiscutible olfato goleador, sino porque fue uno de los artífices de que la selección nacional consiguiera clasificarse para el Mundial de Corea y Japón (2002). En la selección china ningún otro delantero ha logrado superar sus registros goleadores a día de hoy: marcó 41 tantos en los 115 partidos internacionales que disputó entre 1992 y 2004, estableciendo su récord en los cuatro goles que anotó en la histórica paliza de China a Guam (19-0) en la fase de clasificación para la Copa Asia del año 2000. «Puede que suene a tópico que un jugador con talento deba también trabajar duro, pero para conseguir mayores éxitos necesitas esforzarte más», explicó a FIFA.com en una entrevista concedida después de retirarse.

Hao acabó su carrera en el Sheffield United inglés, donde las lesiones le impidieron poder debutar en la Premier League. Cuando colgó las botas, allá por 2007, se convirtió en el director general del Tianjin Songjiang, un conjunto de la tercera división de su país. Ahora, una década después, observa desde la banda las evoluciones de su hijo, habitual en los entrenamientos y en los amistosos del Granada B. Un jugador a seguir si tiene la misma ambición y el mismo fútbol en las botas que su progenitor.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos