Granada CF

El Granada quiere eliminar su capacidad para ‘resucitar’ rivales

El Granada quiere eliminar su capacidad para ‘resucitar’ rivales

Equipos como el Nástic, Sevilla Atlético o Real Oviedo rompieron rachas muy negativas cuando les tocó enfrentarse al conjunto granadino

Antonio Navarro
ANTONIO NAVARROGRANADA

Aunque el Granada juegue este domingo con un equipo que acumula 16 jornadas sin ganar y que tiene pie y medio en Segunda División B, no le conviene lo más mínimo al conjunto rojiblanco el salir confiado al césped del estadio Artés Carrasco de Lorca. El propio técnico del equipo murciano, Fabri González, ya advirtió en este medio que «jugar contra el Lorca no es fácil» y su homólogo en el banquillo rojiblanco, Pedro Morilla, comentó pocas horas más tarde que quería evitar confianzas innecesarias en su plantilla para este partido, que puede ser una trampa en el calendario del equipo granadino. Y es que el Lorca no sería el primer rival al que el Granada resucita deportivamente hablando. La escuadra de Fabri querrá aprovechar el domingo de resurrección para ganar después de cuatro meses sin hacerlo y no decir adiós prematuramente a la categoría de plata, lo que debería obligar a los rojiblancos a tomar precauciones para no volver a repetir errores pasados. Como por ejemplo los que cometieron en el encuentro de la novena jornada, en el que el Granada rindió visita al Nástic de Tarragona. El equipo catalán llegaba a la cita en penúltima posición después de tres jornadas sin ganar y el andaluz era sexto clasificado tras haber vencido en casa a un rival directo de la zona alta de la tabla como era el Lugo. Una situación con bastantes similitudes respecto al Lorca-Granada de este domingo (penúltimo contra quinto clasificado). Pues bien, aquel encuentro finalizó con victoria del equipo tarraconense por dos goles de diferencia (2-0).

Desastres y destituciones

Tras enlazar tres victorias consecutivas y un valioso empate a domicilio ante Osasuna, al Granada le tocó recibir en Los Cármenes como líder de la categoría al Sevilla Atlético, un rival que ocupaba el farolillo rojo de LaLiga 1|2|3 porque no sabía lo que era vencer en las trece jornadas que se llevaban de competición. Los pronósticos que daban por hecha la victoria del Granada se equivocaron estrepitosamente pues el conjunto granadino echó mucho de menos a su estrella, Darwin Machís, y no fue capaz ni de salvar al menos un punto ante su afición (derrota por 1-2).

Al Lugo de Francisco tampoco le iban las cosas nada bien cuando tuvo que recibir al Granada en la jornada 29. Los gallegos llegaban al duelo inmersos en una profunda crisis tras haber perdido de manera consecutiva con el Zaragoza (2-0), con el Barça B (1-2) y con el Tenerife (3-1). Y sin embargo dos goles de Carlos Pita, el segundo de ellos en el minuto 92, dieron al traste con las ilusiones que tenía el Granada de puntuar en el estadio Anxo Carro (derrota por 2-1). El último tropiezo ante un rival deprimido tuvo lugar hace exactamente dos semanas. Los granadinos resucitaron a un Oviedo que llevaba cinco partidos sin ganar (derrota 2-1) y ese resultado le acabó costando el puesto a José Luis Oltra.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos