FÚTBOL FEMENINO

El Granada logra un empate con sabor a derrota ante el Málaga

Marcela Coronel, autora del gol del Granada, intenta robar la pelota./ALFREDO AGUILAR
Marcela Coronel, autora del gol del Granada, intenta robar la pelota. / ALFREDO AGUILAR

Coronel adelantó a las rojiblancas a tres minutos para el final del tiempo reglamentario pero el conjunto malaguista empató en el descuento

OLEA | FOTO: ALFREDO AGUILARGRANADA

Más de mil quinientas personas, récord de asistencia en el coliseo granadinista, ambientazo absoluto y partidazo entre dos de los aspirantes al ascenso. Estaban todos los ingredientes perfectos para vivir la fiesta del fútbol en todo su esplendor. Está claro que el fútbol femenino cada día gana adeptos y está consolidándose como una de las opciones claras para la afición que disfruta con el juego de las féminas y les agradece su esfuerzo, su trabajo y su pundonor.

Nadie quiso perderse este partido. Los máximos dirigentes del Granada, Kangning Wang, vicepresidente, y Antonio Fernández, director general, encabezaron una nutrida representación, que acompañaba a Francisco Cuenca, alcalde de Granada, y Eduardo Castillo, concejal de deportes.

Ninguno de los dos equipos conseguía hacerse con la voz cantante en los primeros minutos. Ambos ponían muchas ganas, pero las impresiones daban cuenta de los nervios que manejaban, sabedoras de la trascendencia del encuentro. El centro del campo era el protagonista y las llegadas no tenían demasiado peligro. El partido entró en un correcalles sin dominador claro, aunque en el minuto 15 llegaría una de las ocasiones más claras del partido. Oviedo recibió un balón largo y se plantó en la portería defendida por Chelsea. Lanzó cruzado al segundo palo muy bien colocado, casi a la misma escuadra, pero fue salvado in extremis por la guardameta sexitana, ex del Barça.

Los minutos pasaban, la tónica del partido no cambiaba. Nervios por parte de ambos conjuntos, imprecisiones, intensidad, pero sin dominio de ninguno, con pequeños sustos para ambas porterías. En el minuto 30 el Málaga disfrutaría de una ocasión con una falta peligrosa que botó su capitana, Adriana Martín, neutralizada por la defensa rojiblanca. Valverde introdujo un cambio para dar más músculo al centro del campo. Sacrificó el ataque sentando a Galán y sacó a Raky para que ocupara el centro de la zaga, y adelantar así a Coronel para cambiar el dibujo y dejar a tres jugadoras como centrocampistas, con Mari y Lula.

Con el empate a cero se llegó al descanso. En la reanudación Contreras metió más pólvora con Sheila, su pichichi y delantera centro de gran olfato goleador, para ir a por todas. Pero el partido no cambió. Las ocasiones de más peligro para ambas porterías llegaron a balón parado, las defensas se imponían y las faltas se multiplicaban. Valverde sentó a Laura Pérez y dio entrada a Elo, intentando aprovechar su capacidad para rematar de cabeza, pero no le llegaron balones.

El Granada pudo gozar de una ocasión muy clara en torno al minuto 75, cuando Yael se plantó sola ante Chelsea, pero la colegiada había cortaba la jugada por una falta a favor del Granada. Inexplicablemente no había aplicado la ley de la ventaja. Parecía que no se iba a mover el marcador cuando, en el minuto 87, llegó el gol del Granada. Coronel lanzó magistralmente una falta poniendo el balón en la misma escuadra. Con el tiempo cumplido, incluidos los tres minutos de descuento, Adriana daría la réplica perfecta a Coronel. El Granada vuelve a tener que sufrir y estar luchando nuevamente contracorriente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos