Granada B

Al Granada B le falta un punto para salvarse matemáticamente

El rojiblanco Pablo González, durante el partido. /Alfredo Aguilar
El rojiblanco Pablo González, durante el partido. / Alfredo Aguilar

Sólo una carambola, poco probable pero posible entre las cábalas, obligaría al filial rojiblanco a jugar la promoción por evitar el descenso a Tercera

Antonio Navarro
ANTONIO NAVARROGRANADA

El Granada B lleva toda la temporada con el objetivo de la permanencia casi en el bolsillo pero, a falta de dos jornadas para el final, la inestabilidad del Grupo IV de Segunda B ha dado lugar a que el filial rojiblanco no esté matemáticamente salvado pese a sumar 48 puntos, una cifra que no ha alterado en los dos últimos encuentros tras haber caído derrotado ante el Écija Balompié y el Recreativo de Huelva.

El equipo de Rafa Morales es noveno y tiene el colchón suficiente como para no caer a Tercera de manera directa, pero el calendario ha sido caprichoso y todos los equipos que tiene por debajo en la tabla clasificatoria hasta el decimosexto lugar -el de la promoción de descenso- pueden adelantarlo al no haber apenas enfrentamientos directos entre ellos en estas jornadas (solo hay un Las Palmas Atlético-Recreativo, pero ambos adelantarían al equipo rojiblanco si éste no suma y ellos ganan algún partido).

Para que el filial granadino esté matemáticamente salvado este fin de semana basta con que el domingo puntúe en su visita a la cancha del CD El Ejido 2012. Ganar o empatar en tierras almerienses supondría para los rojiblancos guardar la calculadora hasta el año que viene y llegar a la última jornada ante el Melilla sin nada en juego, algo tremendamente positivo para la entidad teniendo en cuenta que el conjunto norteafricano casi seguro que viaja hasta Granada con opciones de entrar en la fase de ascenso a Segunda división.

El Mérida, el actual decimosexto clasificado, es el que peor lo tiene para alcanzar al Granada B. Solo acumula un 17% de opciones de hacerlo puesto que, de todas las combinaciones posibles, es necesario que gane sus dos partidos y que los granadinos cosechen dos derrotas en los suyos. El filial rojiblanco aventaja al cuadro extremeño en cinco puntos pero con que sume alguno de los seis que quedan en juego ya no tendrá que preocuparse por el Mérida puesto que le tiene ganado el 'average' particular y estaría por delante en el caso de acabar igualados a puntos en la última jornada.

Si en el peor de los escenarios el Granada B perdiera estos dos partidos de Liga que restan, las cuentas serían las siguientes: para que el UCAM lo adelante, los murcianos tendrían que sumar algún punto ante Marbella o San Fernando; para que el Recreativo lo adelante, los onubenses tendrían que sumar dos puntos o más en sus enfrentamientos ante Las Palmas Atlético y Jumilla; para que Las Palmas Atlético lo adelante, los canarios tendrían que sumar tres puntos o más en sus enfrentamientos ante Recreativo y Ejido; para que el Écija lo adelante, los astigitanos tendrían que sumar cuatro puntos o más en sus enfrentamientos ante Jumilla y Cartagena (actual líder); y para que el Linense lo adelante, los gaditanos tendrían que sumar cuatro puntos o más en sus duros enfrentamientos ante Cartagena (líder) y Murcia (quinto clasificado).

Todo un embrollo en el que, por la buena temporada completada, los rojiblancos tienen muchas probabilidades de éxito. Para evitar sufrir en la última jornada deben puntuar en tierras almerienses o esperar que alguno de los que más abajo están (Mérida, Linense y Écija) no haga sus deberes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos