Granada B

El Granada B se engancha a costa de la desgracia del Lorca

Pablo González dispara a puerta en el partido ante el Lorca Deportiva./AGENCIA LOF
Pablo González dispara a puerta en el partido ante el Lorca Deportiva. / AGENCIA LOF

El filial rojiblanco se adelantó a los ocho minutos y supo defender un resultado ante un rival muy limitado en un partido pobre

CAYETANO MONTIEL (OPTA)LORCA (MURCIA)

El Granada B dijo adiós a su peor racha de la temporada tras vencer a domicilio por 0-1 a un Lorca Deportiva que dio un serio paso hacia el descenso al sumar otra derrota más en su casillero y anotarse tan solo dos puntos de los últimos doce posibles. El filial rojiblanco, tras haber cosechado tan solo tres puntos de los últimos 18, ha vuelto a ganar fuera de casa cinco desplazamientos después y vuelve a soñar con algo que a principio de año estaba asentado: la posibilidad de disputar los 'play off' de ascenso.

Para ello hizo lo justo. Es más, el conjunto nazarí tuvo suerte de que los lorquinos carecieron de casi todo, en especial de esa ambición necesaria para hacer sangre merced a los numerosos regalos de los jugadores canteranos, también empeñados en no sacar adelante los tres puntos.

La primera parte solo tuvo un color: el negro del Granada B. Los lorquinos no fueron a por el partido tal y como se esperaba. Dieron el balón a los andaluces y se dedicaron a esperar con los once jugadores por detrás del cuero. Los visitantes, por tanto, marcaron el ritmo que les interesó. Tuvieron la posesión y no tuvieron prisa por llegar a las inmediaciones de los pupilos de Simón, al que se le acumulaba los problemas, porque en el minuto 21 se le lesionó el mejor jugador: Chirri.

Antes, el filial granandino se adelantó en el marcador. El balón parecía que no quería entrar ya que en la misma jugada entre el palo y el portero Simón evitaron el gol en primera instancia. Pero, al final, Isi lo resolvió con un certero remate al fondo de las mallas que, con 82 minutos por delante, definía la contienda.

Y poco más de la primera parte. Tan solo algunos errores puntuales de los centrales visitantes pudieron costarle algún disgusto. Se mantuvo la incertidumbre, pero más por demérito del Granada B que por mérito del Lorca. El encuentro fue un quiero y no pudo por parte de dos contendientes a los que, con mucho en juego, parecían disputar un encuentro digno de pretemporada.

La segunda parte fue peor. El cuadro nazarí hizo su partido. A la vista del nivel del Lorca, fue un tiro en el pie porque era imposible que el colista levantase el encuentro. El hecho de no ir a encarrilar la contienda dio opciones a unos lorquinos que llegaron a marcar dos tantos. Pero ambos fueron anulados por fuera de juego. De forma consecutiva (minutos 65 y 66) Javi Saura y Juan Arcas perforaron la meta de Aarón pero no protestaron la decisión del colegiado en ambos casos. A raíz de entonces, el Granada B radicalizó su idea. Intentó parar el juego pero la inocencia de sus jugadores les pudo costar caro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos