Granada B

Granada B y Ejido hacen los mismos méritos

Andrés García disputa el balón ante un adversario durante el partido en la Ciudad Deportiva./Alfredo Aguilar
Andrés García disputa el balón ante un adversario durante el partido en la Ciudad Deportiva. / Alfredo Aguilar

El filial rojiblanco y el conjunto almeriense tienen ocasiones para ganar pero se quedan sin cambiar el marcador inicial

ANTONIO NAVARROGRANADA

Si los goles son la salsa del fútbol, el Granada B-Ejido disputado en la tarde de ayer fue un plato con todos los ingredientes que componen un buen partido, pero sin el condimento. Hubo emoción, dominio alterno, buenas ocasiones en ambas áreas e incluso alguna polémica, pero el balón no quiso entrar en ninguna de las porterías y el empate final se antoja justo en función de los méritos realizados por uno y otro equipo.

El Granada B empezó el partido mucho mejor que el cuadro almeriense, que tuvo que aguantar como pudo las continuas llegadas de un filial rojiblanco mejor posicionado, más intenso y más metido en el partido. Andrés García probó desde lejos al exgranadinista Cristian Arco unos minutos antes de que Pablo González dispusiera de dos buenas oportunidades para poner a su equipo por delante, pero no encontró puerta en ninguna de ellas.

El control rojiblanco llegó a ser tan absoluto que por momentos el CD Ejido quedó encerrado en su área, resguardado ante la tormenta que le estaba cayendo y esperando tiempos mejores para lanzarse a la búsqueda del gol. Casi tuvo en sus botas la ocasión más clara de los granadinos en el 20 de juego, pero su disparo cruzado desde la frontal del área acabó estrellándose en la madera, para desesperación suya y de sus compañeros, que veían como su dominio no estaba quedando reflejado en el marcador.

Poco a poco el equipo ejidense fue tapando espacios, manejando el esférico con mayor soltura y acercándose, aunque de manera tímida, a la portería defendida por Aarón. Después de media hora de control local, la recta final del primer tiempo fue igualada, con fases de dominio para ambos equipos, y una clara ocasión para cada contendiente: Velasco no encontró puerta en un peligroso disparo cruzado desde media distancia (m. 41) y David Grande estuvo muy cerca de mover el marcador con un cabezazo en el área tras un buen servicio de Adri Castellano desde la banda izquierda, aunque Cristian Arco evitó el baile de cifras con una formidable estirada (m. 44).

En la segunda mitad el conjunto almeriense fue mejor en líneas generales. Si el filial rojiblanco fue dueño del partido durante la primera media hora, el CD Ejido estuvo más cerca de la victoria durante los segundos cuarenta y cinco minutos. Posiblemente su dominio fue más 'leve', pero el conjunto dirigido por Alberto González movió bien el balón en todo momento y generó buenas ocasiones como para hacerse con el botín de los tres puntos en juego.

Samu Corral fue un incordio constante para la zaga rojiblanca, que hizo un buen trabajo en líneas generales pero que no logró frenarlo en un par de acciones al principio de la reanudación, en las que terminó rematando alto.

El Granada B seguía teniendo problemas en la salida del balón, pero la única ocasión que tuvo en la segunda mitad fue clarísima: un centro desde la derecha que Casi cabeceó alto con el guardameta ya batido. El 'nueve' rojiblanco reclamó un posible penalti por un agarrón del defensa que lo cubría, pero el colegiado no vio nada. Su homólogo en el equipo rival, Samu Corral, también reclamó otra pena máxima por un posible derribo en el área local que el trencilla del encuentro tampoco apreció.

Salvador Aarón

En los últimos veinte minutos del choque Aarón salvó al Granada B de caer derrotado con dos paradas antológicas. La primera fue tras un cabezazo de Samu Corral en el interior del área, demostrando muy buenos reflejos. Apenas cuatro minutos más tarde, el guardameta rojiblanco respondió a un potente disparo cruzado de Echu con una estirada lo suficientemente precisa como para rechazar el balón y salvar un gol cantado. A partir de ahí ambos equipos buscaron la victoria aunque sin perder de vista que tenían un punto en el bolsillo y que arriesgar demasiado podía acabar siendo perjudicial para sus intereses. De esta manera, el Granada B acumula su séptima jornada consecutiva sin perder y el CD Ejido da un paso más hacia la permanencia.

El técnico del Granada B, Pedro Morilla, afirmó al final del partido que el empate había sido «justo» tras «un primer tiempo muy bueno» y una segunda parte en la que «hemos cometido muchas imprecisiones, sobre todo en la salida de balón. Esto es el fútbol, cuando no matas el partido el contrario se crece».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos