Filial

El filial no logra remontar el tempranero gol de Boateng

El filial no logra remontar el tempranero gol de Boateng
P. V. / GCF

El filial rojiblanco 'solo' se jugaba el honor ante un Melilla que necestaba ganar para tener serias opciones de entrar en promoción de ascenso

Antonio Navarro
ANTONIO NAVARROGRANADA

La temporada 2017/18 llega a su fin para el Granada B con el buen sabor de boca de haber conseguido la permanencia sin apenas agobios pese a las dificultades sufridas: la remodelación de la plantilla el pasado verano (20 altas más las dos del mercado invernal) y el cambio obligado en el banquillo por la mala situación del primer equipo. Pedro Morilla cedió el testigo a Rafa Morales, que debutó en la categoría de bronce cumpliendo el encargo que le había realizado de club.

Quizá lo mejor de la temporada del filial, más allá de su lugar final en la clasificación, es que también ha cumplido con el objetivo de formar jugadores a los que no sería extraño ver defendiendo los intereses del primer equipo en un futuro cercano. El meta Aarón, los defensas Antonio Marín, Adri Castellano, Fran Serrano y Pablo Vázquez así como los mediocampistas Isi y Juancho han dado motivos para que desde la dirección se pueda confiar en ellos para retos más ambiciosos.

El encuentro de esta tarde ante el Melilla sirve para que el equipo granadino se despida de su afición, que casi toda la temporada lo ha respaldado en sus partidos disputados en la Ciudad Deportiva, y lo único que hay en juego para los rojiblancos es el honor, puesto que en el mejor de los casos el filial granadino podría acabar el curso en la sexta posición del Grupo IV de Segunda B.

Por su parte, el Melilla sí que se juega la vida. El trabajo de toda la temporada en tan solo noventa minutos. El conjunto que dirige el ex rojiblanco Manolo Herrero (jugador del Granada en las campañas 1998/99 y 1999/2000) necesita ganar para tener serias opciones de terminar la liga enzona de fase de ascenso a Segunda División. Lo malo es que no depende de sí mismo. Básicamente necesita un resultado mejor que el del Extremadura, que es el actual cuarto clasificado y jugará la promoción de ascenso si gana en el Francisco de la Hera al ya descendido Betis Deportivo. Es decir, si los extremeños empatan el Melilla estará dentro ganando y si los extremeños dieran el sorpresón de la jornada cayendo derrotados en casa, al equipo melillense le bastaría con sumar un punto ante el Granada B.

En el apartado de bajas Rafa Morales no podrá contar con los sancionados Antonio Marín y Andrés García mientras que su homólogo en el banquillo visitante, Manolo Herrero, no podrá alinear a los lesionados Tanis y Nacho Aznar. El técnico granadino ha apuntado en la previa de este duelo que el Melilla «se juega entrar en play off y tenemos que ser lo más dignos posible con el resto de equipos». Es por ello que avisa que intentarán «cerrar la temporada de la mejor manera posible». Sobre los últimos amistosos jugados por el Granada B, que ganó el jueves a Arabia Saudí (4-0) y se enfrentará el próximo jueves a la selección sub 21 de Rusia, manifestó que «seguir mejorando ante equipos que van al Mundial y vivir experiencias nuevas es lo mejor que nos llevamos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos