Granada Femenino

El Granada cumple y suma los tres puntos frente a un débil rival pero sin brillo

Yurena cae en un ataque del Granada./RAMÓN L. PÉREZ
Yurena cae en un ataque del Granada. / RAMÓN L. PÉREZ

El equipo rojiblanco resuelve rápido pero se contagia del poco nivel del contrario y desperdicia claras ocasiones de marcar

OLEAGRANADA

El Granada saltaba al terreno de juego con la obligación nuevamente de ganar, tras conocer los resultados de sus máximos rivales Sporting de Huelva, que se había impuesto al Polillas ceutí por 0-1, y del Málaga ante el San Miguel (8-0). Las rojiblancas no decepcionaron y cumplieron imponiéndose a un malagueño Puerto De la Torre recién ascendido, por cuatro tantos a cero. No obstante, y pese al resultado las jugadoras de Valverde no estuvieron a su nivel, contagiándose del poco juego del rival y firmando, sobre todo, una segunda parte llena de errores, despistes, juego poco solidario y falta de concentración, que llevaron a un sinfín de ocasiones fallidas, que hicieron que el equipo visitante se fuera mucho mejor parado de lo que el inicio de la contienda hacía prever.

4 Granada Femenino

A.Romero, Raky, Lula (min. 46 Peque), Laura Pérez (min. 59 Elo, Lauri, Oviedo, White, Alba Pérez (min. 46 Adriana), Mari, Urre y M. Coronel (min. 69 Yurena).

0 CD Puerto De La Torre

Lidia Luque, Noelia Salgado, Deseada (min. 63 Espe), Tania Cruz, Marina, Erika (min. 55 Marta), Analí, Cristina Medina, Futu (min. 60 Nerea), Carmen Rodrígez (min. 66 Lucía), y Ana

goles
1-0 min 2, Laura Pérez; 2-0 min 15 White; 3-0 min 17, Oviedo; 4-0 min 68 Oviedo.
colegiada
Inma Prieto, asistida por Sandra Alcoba y María Muñoz. Mostró tarjeta amarilla a la local Peque.
incidencias
Partido correspondiente a la 5 jornada de la Segunda División Nacional de Fútbol Femenino, Grupo 4, disputada en el Estadio de la Juventud ante unos 300 aficionados, destacando la amplia representación de la hinchada visitante que en todo momento tuvo una actitud ejemplar.

El Granada CF salía en tromba, superando a un Puerto De la Torre que no sabía cómo parar al equipo de Valverde, lo que hacía que en poco más de quince minutos las locales le endosaran tres tantos. Hasta aquí llegó el partido. Prácticamente en el minuto 20, el encuentro terminó. Poco a poco las rojiblancas se fueron contagiando del poco juego de las rivales y se fueron aletargando.

Dominio absoluto

El calor abrasador y la superioridad técnica y física de las nazaríes en vez de ser una ventaja, casi que lastró al equipo que cayó en un' trae y lleva', aunque siempre en suelo rival. Las porteñas no conseguían prácticamente cruzar la línea de medio campo. Con el tres a cero se llegaría al descanso.

En la reanudación Valverde intentó oxigenar a su equipo. Dejaba en el vestuario a Lula y a Alba Pérez y en su lugar salían Peque y Adriana Cuadros, pero los cambios tampoco aportaban esa reacción y la chispa que el técnico rojiblanco esperaba. Las ocasiones se sucedían, pese a la poca fluidez del juego, pero ninguna llegaba a cuajar. Había momentos en los que parecía que el equipo se reencontraba con su juego habitual, pero eran destellos sin continuidad.

En el 68, Oviedo, que había disfrutado de dos ocasiones clarísimas y que había visto cómo se le anulaba un gol, conseguía hacer el cuarto. Un rayo de luz se entreveía, pero quedó en espejismo.

El equipo poco a poco se fue diluyendo cada vez más. Yurena en los minutos finales tuvo el quinto en sus botas, pero el balón se estrelló contra el poste.

En definitiva muchas ocasiones, pero pocos goles. Faltó fluidez, continuidad en el juego y convicción. No obstante, lo importante es haber sumado tres puntos más para seguir en la lucha, y ahora a pensar en La Rambla, siguiente rival de las rojiblancas, el domingo próximo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos