Granada CF | La crónica

El Granada se acostumbra a sonreír en casa

El Granada se acostumbra a sonreír en casa
RAMÓN L. PÉREZ

El conjunto rojiblanco supera con sufrimiento al Sporting, regresa a la zona de play-off de ascenso y aventaja en siete puntos al equipo asturiano

ANTONIO NAVARROGranada

No fue un partido de los que marcan época, pero al final de temporada esos detalles no cuentan. Entre chaquetones y bufandas para combatir un frío terrible, el Granada volvió a vencer en casa y se aseguró una Feliz Navidad a costa de un Sporting que ve cómo los granadinos se escapan en la tabla, con siete puntos de diferencia.

La primera mitad comenzó con una pésima noticia para el Granada. Darwin Machís se lesionó al intentar poner un centro al área y, aunque intentó seguir, tuvo que marcharse del terreno de juego, dejando su lugar a Espinosa ante la ausencia de Puertas y Licá por decisión técnica.

El equipo rojiblanco repitió los mismos vicios que en el anterior encuentro de liga ante el Reus. Una preocupante falta de precisión y creatividad arriba, zona en la que Joselu apenas tocó la bola, impidió que se vieran ocasiones claras de gol en la primera media hora puesto que el otro 'vicio' que también repitieron los granadinos -éste bastante positivo- fue el de defender con muchísimo orden, neutralizando a Stefan y a Michael Santos.

1 Granada CF

Javi Varas; Víctor Díaz, Chico Flores, Saunier, Álex Martínez; Montoro (Alberto Martín, m.83), Kunde, Pedro, Machís (Espinosa, m.14); Sergio Peña (Adrián Ramos, m.70); y Joselu.

0 Sporting

Mariño; Juan Rodríguez, Álex Pérez, Barba, Canella; Bergantiños, Nacho, Carmona, Isma López (Rubén García, m.68); Stefan Scepovic (Moi Gómez, m.55) y Santos.

goles
1-0, m. 58: Joselu (de penalti); 2-0, m.85: Álex Pérez (en propia puerta); 2-1, m.91: Santos.
Árbitro
Pizarro Gómez (madrileño). Amonestó al local Pedro y a los visitantes Juan Rodríguez y Carmona.
Incidencias
Partido de liga disputado en el Nuevo Los Cármenes ante 9.737 espectadores.

Kunde fue el único que agitó algo el encuentro en esta primera mitad. El mediocampista camerunés finalizó con un disparo alto desde la frontal del área una buena jugada colectiva. Dos minutos después volvió a ser Kunde el que protagonizó una gran jugada personal, recibiendo el esférico junto al centro del campo y entrando con él hasta la cocina, pero su disparo cruzado con rosca se machó relamiendo el poste.

En los primeros instantes de la reanudación Espinosa pudo ser objeto de penalti, pero el árbitro no decretó nada. No obstante, el mediapunta rojiblanco volvió a caer en el área pocos minutos después y a la segunda el colegiado sí que señaló el punto fatídico por un agarrón de Juan Rodríguez. Joselu engañó a Mariño y subió el uno a cero al marcador. A partir de ahí el Granada jugó más cómodo, pero no pudo ampliar su renta hasta los últimos minutos del duelo. Tuvo que ser nuevamente a balón parado , y ya en el minuto 85 de partido, cuando Víctor Díaz peinó un balón tras un saque de esquina y Álex Pérez tocó de manera involuntaria hacia su propia portería (2-0). Javi Varas, que había tenido pocas complicaciones durante todo el encuentro, terminó sacando el balón de su portería en el tiempo añadido, cuando Michael Santos cabeceó a las mil maravillas un centro medido desde la banda izquierda. Pero ya no hubo tiempo para más. El Granada supo sobreponerse a la lesión de Machís y, aunque es evidente que hace falta algún refuerzo en banda, el equipo de Oltra sigue mostrándose fuerte en casa y opositando a todo a pesar de lo mucho que le cuesta ganar cuando no juega al abrigo de su público. Toca descansar y recargar pilas porque el año nuevo comenzará con un desafío importante: la visita al estadio Ramón de Carraza, donde esperará el Cádiz.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos