Granada CF

El Granada que habría acariciado Europa

El Granada que habría acariciado Europa
Ramón L. Pérez

El club nazarí podría haber luchado por altas cotas si no hubiera sido vendedor, según los expertos | El 'once' elegido está formado por Roberto, Nyom, Mainz, Murillo, Siqueira, Mikel Rico, Martins, Success, Nolito, Brahimi e Ighalo

Sergio Yepes
SERGIO YEPES

En la portería, Roberto. En la defensa, una línea de cuatro con Nyom y Siqueira en los laterales y Mainz y Murillo, de centrales. Por delante, Mikel Rico y Martins como mediocentros, con Success y Nolito en las bandas, Brahimi de enganche e Ighalo como efectivo más adelantado. En lo que fue su quinto y último ciclo en la Primera División, que fue el que transcurrió desde el 18 de junio de 2011 del ascenso en Elche al 29 de abril de 2017 de la funesta derrota en Anoeta ante la Real Sociedad, el Granada CF pudo «haberse consolidado». E incluso llegado a «pelear por clasificarse para jugar la Europa League». Y todo, porque «acumuló potencial suficiente» y «jugadores de sobra» para haber conformado un 'once' ideal de tantas garantías como el elegido por quienes lo siguieron tan de cerca como el presidente de sus Veteranos, Santi Antonaya, su exentrenador José María 'Chema' Rodríguez, el historiador José Luis Ramos Torres y el presidente del G19 Asociación de Peñas, Daniel Hurtado. Votando con 4, 3, 2 y 1 puntos a cada uno de los profesionales propuestos por cada demarcación en una relación que ellos mismos pudieron ampliar, llegaron de manera común a las conclusiones referidas. Y también a que el equipo rojiblanco no pudo cumplir tan gratas expectativas, y así «nos vemos donde nos vemos», porque «como sucedió a lo largo de su historia, se dedicó a vender» y no a conservar sus efectivos más destacados.

Santi Antonaya conformó una alineación que en relación a la finalmente dispuesta no presentó ni una sola variación, incluyendo por tanto a los cinco jugadores que presentaron el máximo total de dieciséis votos: Roberto, Nyom, Siqueira, Martins y Success. Y en conclusión resaltó que la entidad nazarí «llegó a tener grandes futbolistas» de los que destacó por encima de todos a Murillo, que «ofreció un gran nivel», el ya citado Siqueira, que «demostró ser un gran jugador», y Brahimi, quien «tenía mucha calidad». Pero es que aparte, el exfutbolista recuerda que también desfilaron por la entidad otros 'peloteros' que igualmente eran muy buenos como «Orellana y Nolito» y sin embargo «estuvieron mejor en otros conjuntos». «El problema está -refirió- en que si tienes un buen jugador y se te va, es difícil». Y en que aunque el Granada CF «está para eso» todas las campañas «tuvo que hacer equipos nuevos por los jugadores que cambiaba». Con los mejores, Antonaya cree que «se podría haber hecho un muy buen papel en Primera».

'Chema' Rodríguez

En una línea muy parecida se manifestó el exentrenador rojiblanco José María 'Chema' Rodríguez, que configuró una alineación con cuatro variaciones a la que preside esta página. De hecho, si hubiera dependido de él habrían 'saltado al campo' Costa, Doucouré, Rochina y Ramos para actuar en lugar de Mainz, Mikel Rico, Brahimi e Ighalo. Y todo, para acabar formando un equipo que «claramente podría haber peleado por la Europa League». Que es un frente en el que no se encuentra ahora el club nazarí porque a pesar de que «pasó por aquí de lo mejor» lo cierto es que «se fueron vendiendo a los futbolistas más destacados». Y eso fue «un problema» heredado de «otras épocas», incluso de «la de Candi», que en suma supuso que «hoy nos veamos en Segunda». Al echar la vista atrás, Rodríguez descubre que su trío de ases estaría conformado por «jugadores que marcaron la diferencia como Orellana -y los ya citados- Rochina o Doucouré», dicho esto pese a la certeza de que «en Granada hay mucha gente que no quiere a los dos primeros».

Por su parte, José Luis Ramos Torres estableció una formación inicial con Ilori y sin Mainz. En cualquier caso, dice que todos los seleccionables son futbolistas que «tienen mucha calidad» y con los que se podría haber creado «un equipo con el que seguramente no hubiera bajado».

Y que «posiblemente habría dado para disputar una competición europea». 'Enamorado' de «Nyom, Mikel Rico y Brahimi», que conjugaron «entrega, fiabilidad y calidad», el historiador tiene claro que en este ciclo «vimos jugar en el Granada CF a un muy buenos futbolistas», pero «casi nunca a un equipo compacto, con una base que se hubiera renovado puntualmente cada año y no por completo». Y eso, a su juicio, se debió «al negocio que hizo Gino Pozzo con una fórmula que John Jiang aplica pero sin tener sus conocimientos».

En esa dirección ahondó Daniel Hurtado, que en su 'once' ideal incluyó a Costa, Doucouré, Benítez y El Arabi y no a Murillo, Mikel Rico, Nolito e Ighalo. «El proyecto de Pozzo fue muy bueno hasta que empezó a hacer dinero. En vez de aguantar a los mejores jugadores los malvendía pronto. Así ocurrió con Brahimi, con Murillo y con Rico», dice quien de esta manera se explicó que «no se dieran las circunstancias para que alguna de las temporadas se hubiera reunido la plantilla necesaria para luchar por estar entre el décimo y el cuarto puesto». A su juicio, «Martins, Brahimi y Nyom» fueron los jugadores más significados de entre un amplio grupo con «calidad de Champions» en el que también estuvieron integrados «Siqueira o Martins».

Fotos

Vídeos