Granada CF | Expediente

La gran apuesta en invierno

La gran apuesta en invierno

Adrián Ramos llegó en enero a través del Chongqing Lifan para reforzar el ataque rojiblanco. Dejó constancia de su calidad, pero una lesión muscular que se reprodujo en el partido con el Barcelona, le hizo perderse un tramo decisivo de la temporada

JULIO PIÑERO

Fue una de las grandes apuestas del Granada en el mercado de invierno. A Adrián Ramos se le consideró como un refuerzo de lujo y fuera del alcance económico de un club como el rojiblanco, al ser alto su caché económico. Por eso fue necesario realizar la operación a tres bandas. El Chongqing Lifan, propiedad también de John Jiang, consiguió acordar su cesión con obligación de compra a final de esta temporada por parte del Borussia Dortmund. Es lo que permitió que finalmente se concretara su incorporación.

El delantero colombiano llegó a la ciudad unos días antes de que se cerrara de forma definitiva la operación para ir adelantando su adaptación. Comenzó a trabajar a las órdenes de Lucas Alcaraz y pudo hacer ya su debut el 28 de enero, con motivo del primer partido de la segunda vuelta disputado en El Madrigal frente al Villarreal. Fue titular y jugó ese encuentro al completo. Pudo dejar algunos destellos de su calidad en las intervenciones que tuvo, aunque tampoco entró demasiado en juego ese día.

Sí le fue ya muy bien en la siguiente jornada. Fue la de su estreno en casa y de nuevo apareció de inicio. El Granada superó a Las Palmas por la mínima y su labor en la zona de ataque fue decisiva para conseguir esa victoria, que despertó la esperanza de aproximarse a los puestos de permanencia en los primeros compase de la segunda vuelta. El técnico granadino tenía ya claro que Adrián Ramos iba a ser su referencia en ataque y no esperó mucho para darle la alternativa ante la falta de eficacia arriba que mostraron con anterioridad los otros delanteros.

No marcó hasta el cuarto partido en el que participó. Fue en el compromiso disputado en Los Cármenes frente al Betis. El equipo rojiblanco logró su victoria más contundente de todo el curso y el ariete colombiano firmó un doblete. Uno de esos tantos tras rematar de cabeza un buen centro desde la izquierda por parte de Héctor Hernández y el otro en la segunda parte, al aprovechar un rechace en el área. La afición se mostró encantada con su aportación y pasó a ser uno de los ídolos.

Fue también importante su trabajo en la victoria conseguida ante el Alavés en el siguiente encuentro en casa, pese a que ese día no marcó. Sin embargo, la trayectoria positiva comenzó a torcerse en el partido con el Atlético de Madrid. Ese día tuvo que ser sustituido en el inicio de la segunda parte, al sentir unas molestias musculares. No participó ya en el choque siguiente y ante el Barcelona Lucas Alcaraz decidió que jugara la última media hora, lo que resultó perjudicial para él, porque llevó a que recayera y se le detectara después una rotura en el aductor mediano de la pierna izquierda.

Esa lesión le dejó fuera del equipo durante un mes. Llegó en un momento decisivo de la temporada y con el equipo contra las cuerdas en su intento de reducir distancias con la zona de permanencia. No pudo reaparecer ya hasta el encuentro en Los Cármenes con el Málaga a finales de abril. El descenso estaba ya prácticamente consumado y Adrián Ramos notó la inactividad que había tenido y apenas aportó al equipo en ataque ese día.

Guiño de Adams

Tony Adams decidió que fuera titular en lo que restaba de temporada. Marcó dos goles en esa recta final. Hizo tantos de cabeza ante la Real Sociedad y el Osasuna. El preparador inglés incluso le concedió la capitanía en el encuentro frente al Espanyol, el último del curso. Fue un guiño hacia él en el intento de que se considerara un jugador importante y con vistas también al siguiente ejercicio. Declaró en varias ocasiones que se estaba trabajando con el objetivo de lograr que formara parte del equipo que se iba a configurar para Segunda. Dio por hecha su presencia, aunque el atacante colombiano nunca fue categórico en ese sentido. Su futuro aún está en el aire.

Fotos

Vídeos