Fútbol

Gino Pozzo, en libertad y sin medidas cautelares

Gino Pozzo, en libertad y sin medidas cautelares

El italiano sí sigue como investigado en la ‘operación Líbero’, que está cerrando su ronda de declaraciones

Rafael Lamelas
RAFAEL LAMELASGRANADA

Gino Pozzo, quien dominó el accionariado del Granada hasta mediados de 2016, quedó ayer en libertad sin medidas cautelares tras declarar como investigado en el marco de la ‘operación Líbero’, que tiene en prisión provisional sin fianza a Quique Pina desde el 2 de febrero, el que fuera presidente rojiblanco durante la etapa de control del italiano a partir de 2009, acusado de la comisión de varios delitos, la mayoría relacionados con traspasos de futbolistas en esa etapa.

Con la comparecencia de Pozzo prácticamente se da por finiquitada la ronda de declaraciones ante el juez José de la Mata, en el juzgado de instrucción número 5 de la Audiencia Nacional. El único que queda por pasar es Rafaele de la Riva, asesor directo de Pozzo, que fue presidente del Watford hasta noviembre de 2016 y que sería su representante en el fondo de inversión de Luxemburgo, hacia el que iban los principales beneficios de las ventas de jugadores.

De la Riva abandonó la silla principal del Watford tras unas revelaciones publicadas por el periódico The Telegraph, en las que se alertaba del suministro de una información falsa sobre las cuentas del club a las autoridades del fútbol inglés con el objetivo de facilitar la adquisición del equipo por parte de Pozzo. El Watford presentó una carta, supuestamente del banco HSBC, en la que corroboraba que la empresa creada por Pozzo para la compra tenía fondos suficientes. La escuadra no ha sufrido penalización alguna por ahora.

El entorno de Quique Pina, que está en prisión preventiva sin fianza desde el día 3, espera ahora a novedades respecto a su situación

Pozzo, dentro de la ‘operación Líbero’, mantiene la condición de investigado pero no se le aplican las restricciones que a Pina, al que se le envió a prisión alegando riesgo de destrucción de pruebas. El abogado del murciano, Alfonso Contreras, confió al entorno del exdirigente que una vez que se terminaran las intervenciones de los testigos ante el juez, se abría la posibilidad de que este considerara tener ya la información suficiente al respecto, lo que podría propiciar su puesta en libertad, a la espera de juicio. Es una suposición que el letrado, según la gente afín a Pina, extrae de una conversación con el fiscal. Pina sigue encerrado en la cárcel de Soto del Real a la espera de acontecimientos.

De la Mata no había tomado declaración a nadie desde el pasado jueves. Pozzo es uno de los últimos dentro de los relacionados con Pina en distintos niveles. Desde familiares incluidos en empresas que se consideran bajo su abrigo, como su padre Juan José y su hermana Elena, pasando por estrechos colaboradores, como los hermanos Juan Carlos y Pedro Cordero, David Buitrago o David Navarro.

El murciano está acusado de blanqueo de capitales, fraude fiscal e insolvencia punible

También tuvieron que viajar a Madrid el agente Joaquín Vigueras –de cuya cartera de deportistas hay varios que han tenido contrato con el Granada– y el abogado Juan Dolera, que fue consejero del club. Otro consejero, Jordi Trilles, también participó en las exposiciones, aunque este es un hombre de confianza de la familia Pozzo. Fue el único que continuó en el Granada tras la marcha de Pina, con poderes para pilotar la transición del italiano al chino John Jiang. En teoría desde mayo Trilles ya abandonó este foro de gobierno rojiblanco, semanas antes de la ruptura del ‘convenio’ que aún mantenía a muchos futbolistas de la red Pozzo en la escuadra, sus categorías inferiores o en cesiones. Prácticamente ya no queda ninguno. En el primer equipo, sólo Darwin Machís.

No figura legalmente

El transalpino sale indemne, por ahora. Siempre tuvo cuidado de no figurar personalmente en las documentaciones. En Granada, su presidente era Pina. En Udinese, Franco Soldati, pese a la presencia en pleno de su familia. En Watford, con su residencia fijada en Londres, contaba con De la Riva.

La investigación se centra en las operaciones de traspasos de jugadores en su etapa en el Granada

La investigación de la ‘operación Líbero’ cuestiona, entre otros aspectos, el entramado societario que se suspendía sobre tres clubes (Granada, Udinese y Watford) entre los cuales se producía un habitual trasvase de futbolistas o desde los que se efectuaba una venta a otras entidades. El principal beneficio de estas salidas, un 90% del montante, se derivaba al fondo radicado en Luxemburgo, práctica no ocultada a la opinión pública y que estaría bajo el influjo de los Pozzo mediante terceros. La UDEF considera que este triángulo mercantil les serviría para la evasión de impuestos. Al mismo tiempo han observado que el fondo, llamado Fifteen Securitisation, estaría conectado a su vez con otros dos holdings, Gesapar y Kalmuna.

A Pina, según la UDEF, se le consideraba el líder de la estructura en España, aunque a la par se le atribuyen el presunto cobro de comisiones en efectivo o a través de sociedades administradas por terceros. Se cita a Quique Sport y Calambur, a nombre de su hermana, y ADGB, de David Buitrago. Todo su supuesto patrimonio también estaba en manos de otros de su círculo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos