Granada CF

Germán eleva el nivel del Granada en la parcela defensiva

Germán controla el balón. /PEPE VILLOSLADA / GCF
Germán controla el balón. / PEPE VILLOSLADA / GCF

El equipo rojibanco ha dejado su portería a cero en cinco de los siete partidos de liga en los que ha intervenido el central gaditano

Antonio Navarro
ANTONIO NAVARROGRANADA

En los últimos meses la línea defensiva del Granada parecía tener cuatro nombres cuya titularidad era indiscutible, pero el rendimiento de Germán Sánchez en los últimos partidos invita a dudar sobre si la zaga rojiblanca está más segura con él en el once o sin él, decisión que beneficia a sus compañeros Saunier y Chico Flores.

El rendimiento del central gaditano ha sido más que bueno desde que comenzó la temporada, pero una inoportuna lesión en la segunda jornada y el fichaje de un defensa con sobrada experiencia y calidad como fue Chico Flores le cerraron las puertas del equipo, convirtiéndose en ese 'tercer hombre' al que Oltra recurre siempre que existe un problema a la hora de alinear a los citados Saunier y Chico Flores.

La duda sobre hacer cambios en esta posición o no hacerlos emerge y lo hace con fuerza cuando se repasan las estadísticas del equipo con Germán en el campo y sin él. De los siete partidos de liga en los que el defensor gaditano ha intervenido esta temporada, el Granada dejó su portería a cero en cinco de ellos. Y los únicos partidos en los que encajó -en Zaragoza y Vallecas- solo recibió un gol en contra en acciones a balón parado: de penalti en terreno aragonés y tras un saque de esquina en terreno madrileño. El resto de los encuentros (un 71% del total) tanto Javi Varas como la línea defensiva se marcharon a casa con la sensación del deber cumplido. Ni contra el Albacete (jornada 1), ni contra el Huesca (jornada 16), ni tampoco contra el Reus (jornada 19), el Valladolid (jornada 26) y el Alcorcón (jornada 28) tuvo que lamentar el equipo granadino el tener que recoger algún balón del interior de su portería.

Germán ha demostrado adaptarse bien a las circunstancias a pesar de su falta de continuidad y de que no siempre acostumbra a jugar con el mismo compañero. Así lo demuestra el hecho de que comenzara el campeonato actuando junto a Menosse, para posteriormente hacerlo al lado de Saunier (en tres ocasiones) y de Chico Flores (en dos). El de San Fernando es un central sobrio, disciplinado y siempre atento a la marca. No es casualidad que la pasada campaña jugase 32 encuentros con un Tenerife que fue candidato al ascenso hasta el último partido ni que tras sus últimas intervenciones en liga con el Granada se haya destacado su labor dentro del equipo.

En Reus actuó junto a Chico Flores debido a que Saunier acababa de salir de una lesión y Oltra no estimó conveniente arriesgar con el defensor galo. La pareja de centrales no solo dejó su portería a cero, sino que además impidió que el conjunto catalán crease alguna ocasión clara de gol para mover el marcador. Su regreso a los terrenos de juego fue en la fecha 26 del campeonato, en la que de nuevo actuó junto a Chico Flores debido a que Saunier debía perderse por sanción el duelo ante el Valladolid. El equipo volvió a dejar su portería a cero y Jaime Mata, pichichi de la categoría, apenas entró en contacto con el balón. Ante el Alcorcón más de lo mismo. Seguridad, otra portería a cero y la sensación de que también conecta bien con Matthieu Saunier cuando éste se convierte en su compañero dentro del campo de batalla.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos