El corazón del Granada CF

En Las Gabias sí creen en la corazonada del ascenso

La peña de Las Gabias, durante una reunión.
La peña de Las Gabias, durante una reunión.

Esta peña surgió entre cervezas y buenas vibraciones. Sus afiliados son entusiastas del Granada CF y del vértigo que significa abonarse a esta noria con parada en ningún lugar. Y ya van 32 centinelas en la grada

GABRIEL S. CARACUEL

Qué determinante puede llegar a ser el verano. Estar con los amigos en la terraza del bar, bajo el amparo de unas cañas y de anécdotas codificables sólo entre ese núcleo unido. Podría quedarse en una reunión sin trascendencia, hasta que súbitamente aflora una idea genuina que gira el curso de los acontecimientos. Les gustaba el fútbol, así que... ¿por qué no crear una peña? Pues adelante.

Así surgió la peña Las Gabias, entre cervezas y buenas vibraciones. Porque sí, sus afiliados son adeptos al Granada ¡ y al vértigo que significa abonarse a esta noria con parada en ningún lugar. Y ya van 32 centinelas en la grada; la idea resultó tener más calado de lo previsible.

Han pasado cuatro periodos estivales desde que la agrupación tomó forma y color. Pero la Eterna Lucha siempre va un paso por delante, sobre todo si se plantean el descenso como una oportunidad para tener mayor fe si cabe en el equipo de su tierra. Tras tantos años de agónicas circunstancias deportivas, rasgar las cuerdas vocales desde la grada es casi un acto reflejo para los que sienten el escudo. Pero eso lo tienen puesto en práctica hasta la saciedad. Y es que a la cuestión del sacrificio ante el nuevo panorama responden que creen en un futuro diferente e ilusionante, en contraste con su opinión sobre la temporada recién exhalada. No les convenció el proyecto de la pasada campaña desde el minuto uno si se alude a la planificación de la plantilla: «tenemos esperanza. Parece que hemos escarmentado y se ha aprendido la lección», comenta el presidente de la peña, Francisco García Pozo. Al menos ya sí encuentran sosiego tras el chaparrón de la pérdida de categoría y parece que el nuevo comienzo se cimienta con buen ritmo.

Antes y después del estadio

Pero la dinámica de estos afines no entiende de excusas en mitad del aguacero; cierran el paraguas y disfrutan del pretexto. El verdadero sentido está «antes de cada partido en Los Cármenes, que nos reunimos en la sede y disfrutamos como críos». Es cuando llega el momento de tomarse unos cafés o unas cervezas, según corresponda, y poner rumbo al templo zaidinero, una vez que el espíritu del conjunto está 'animaete': «la idea es hacer del fútbol una fiesta».

El jolgorio no se acota únicamente a los partidos como local. Ya han visitado prácticamente todos los destinos andaluces de Primera, como Málaga, Sevilla o en su día Almería. Esta última temporada en la élite acudieron también a Butarque, cuando paradójicamente Machís, hoy alistado en filas rojiblancas, anotó el tanto del triunfo pepinero que echó por tierra toda ilusión por mantener la categoría al menos otro año.

Al final no hubo milagro, pero sí modesta actitud por parte del jugador pidiendo perdón a la que fue y ahora es su hinchada. Desde Las Gabias encuentran motivos específicos para creer en la corazonada: «nos gusta como está haciendo las cosas Salvador. Esta campaña creo que vamos a disfrutar más que el año pasado. Otro tema es que salgan o no salgan las cosas, pero mimbres hay». Sólo queda que la rama no quiebre en el proceso.

Año de Fundación
2013.
Nº de peñistas
32.
Lugar de la sede
Las Gabias.
Presidente
Francisco García Polo.
Ubicación en el campo
Sin ningún lugar específico.

Fotos

Vídeos