GRANADA CF

Futbolistas que están en buenas manos

El Granada ha desplazado a la gira a un completo cuerpo médico que trata cada día a sus jugadores | Cuatro fisioterapeutas y un galeno establecen un trabajo preventivo que dará frutos si no hay lesiones graves por sobrecargas durante la temporada regular

CÉSAR GUISADO WOLFHEZE.

La mejor recompensa para el cuerpo médico que acompaña a un equipo de fútbol es sin duda pasar desapercibido durante toda la campaña. Significará que el trabajo ha sido impecable y que, salvo casos excepcionales como los que han surgido durante esta pretemporada en el Granada, todo el plantel ha estado el mayor tiempo posible a disposición del entrenador.

En esta sección se sigue este año una premisa fundamental: la precaución. Para ello se utilizan dos herramientas, prevención y trabajo postpartido. Y es que con 42 encuentros oficiales de Liga y otros cuantos en Copa, el equipo no puede permitirse el lujo de perder a varios jugadores por problemas musculares. Por eso, se planifican adecuadamente los plazos de recuperación específicos para cada jugador en función del esfuerzo que venga realizando durante las jornadas previas.

El Granada ha desplazado hasta Holanda a un equipo de cinco profesionales de la rama sanitaria. Al doctor Antonio Fernández, los fisioterapeutas Alberto Lara, Dioni González y Alberto Vera, y al readaptador José Molina. Su trabajo es paralelo al de los futbolistas. Mientras los jugadores entrenan cada mañana y tarde a las órdenes de José Luis Oltra, Antonio Fernández y Alberto Lara aguardan dispuestos a pie de césped a fin de atender cualquier urgencia que se derive de un choque fortuito o un mal gesto en una pisada.

Los deportistas acuden buscando consejos sobre nutrición y para la prevención de lesiones

Mientras, Dioni González y Alberto Vera han atendido en las instalaciones del hotel los trabajos de recuperación muscular que ha venido haciendo durante las últimas jornadas Dimitri Foulquier, uno de los futbolistas que más ha requerido de sus servicios en estos días. José Molina es el encargado de poner a punto la maquinaria del deportista, quien posibilita con su trabajo en última instancia su vuelta al grupo.

Un trabajo que, cuentan, funciona porque existe una coordinación directa entre todos utilizando las herramientas más novedosas en cuando a valoraciones ecográficas, técnicas invasivas, manipulación osteopática o terapias miofasciales. Explican que en la actualidad, el futbolista cada vez es más profesional en cuanto a su propio cuidado muscular, se preocupa por cuidar su físico al detalle y se adaptan rápidamente al protocolo de prevención que les proponen desde el club.

Apuesta por la continuidad

Durante las últimas etapas, el Granada ha apostado por la continuidad en el equipo técnico y sanitario, pese a que las principales caras del banquillo hayan cambiado. Esto permite el asentamiento de las ideas, aunque cada entrenador haya aplicado un método distinto. Por ejemplo, en anteriores pretemporadas, Sandoval era cuidadoso controlando las distancias de carrera de sus jugadores, Jémez pedía mucho esfuerzo físico y Oltra incide más en aspectos tácticos.

«Desde hace varios años realizamos un trabajo protocolizado que intentamos mejorar cada temporada en coordinación con cualquier cuerpo técnico que trabaje con el club», asevera el equipo, indicando que es el futbolista quien también acude en la búsqueda de consejo. «En esta época del año, suelen hacer hincapié en el apartado nutricional y en las mejoras de los déficit valorados en las pruebas del reconocimiento médico con el objetivo de evitar lesiones futuras», explican.

En el equipo médico, la praxis es similar. «El trabajo de prevención lo realizamos cada temporada e intentamos mejorar cada año según la experiencia adquirida. En el reconocimiento médico hacemos diferentes test, tanto en camillas como funcionales, y elaboramos un mapa de factores de riesgos. A partir de ahí marcamos un plan de prevención individual, además del trabajo preventivo grupal. Este proceso lo repetimos cada dos meses por si hay variaciones en los factores», abunda el doctor.

Sin embargo, en el equipo médico del Granada saben que la lesión de un jugador puede venir determinada por factores que se alejan al control de los galenos. «Las lesiones no sólo dependen del trabajo preventivo, influyen múltiples factores», define el doctor Fernández, incidiendo que «con los planes preventivos intentamos minimizar los factores modificables con el objetivo de obtener un balance lo más positivo posible».

Añade que, al igual que con la fisioterapia, los jugadores se muestra cada vez más preocupados por su salud. Para ayudar en esta labor preventiva, el club ha creado un mapa de factores de riesgo, que permite a los profesionales trabajar de forma individualizada con cada futbolista, en función de las lesiones que este haya sufrido durante toda su carrera deportiva.

«Ahora en pretemporada insistimos mucho en el aspecto nutricional, en la hidratación, en que realicen trabajo de fuerza, de flexibilidad, de coordinación o de control motor. Por nuestra parte, cada año nos organizamos para asistir a cursos formativos, a masters y diferentes técnicas de vanguardia en la medicina deportiva para poder ofrecer a nuestros pacientes las últimas terapias que hay en el mercado, así como estar en contacto con los especialistas más influyentes del país», asevera Antonio Fernández.

Por último, cabe señalar los dos casos graves a los que el Granada se ha enfrentado durante estos días de gira en Holanda. Los dos se dieron durante la primera parte de la concentración, afectando a Rubén Sánchez, con una rotura del ligamento cruzado anterior de su rodilla derecha y a Adrián Ramos, quien sufrió una adenitis perineal.

En Holanda

Ninguno de estos casos contemplaba una vía resolutiva en Holanda debido a que el material exploratorio que un equipo puede desplazar lejos de casa es reducido. Así, no quedó más remedio que la vuelta de ambos jugadores a Granada, donde fueron explorados en profundidad mediante las correspondientes pruebas diagnósticas. «Todos los años tenemos casos de lesiones no deportivas de diferentes especialidades», dice el doctor, señalando que en cuanto al tratamiento, «tenemos a nuestra disposición la referencia de los mejores especialistas que nos ayudan a solucionar dichas dolencias de la mejor manera y lo más rápido posible», concluye.

Más

Fotos

Vídeos