Los jugadores del Granada uno a uno

El futbolista al que Messi le pidió cambiar camisetas

El extremo Darwin Machís regresa a Granada con el objetivo de triunfar en el campo que nunca conquistó. Velocidad, desborde y descaro son las principales características del venezolano, que se antoja clave esta temporada

NACHO SANTANAGranada

El hijo pródigo está de regreso. El extremo venezolano vuelve para intentar demostrar que puede triunfar en el estadio que en su día se le negó tras la cesión al Leganés. Durante su estancia en el club pepinero, Darwin Machís marcó un tanto que prácticamente sentenció al Granada al descenso, pero nadie le culpa, cumplió con profesionalidad y se disculpó por un gol que le dolió.

Ahora se viste nuevamente de rojiblanco, esta vez con la vitola de estrella de un equipo que cuenta con la aspiración de volver a Primera. Tras un lustro como jugador del Granada, ha llegado la hora de que el extremo tome la alternativa para comandar a sus compañeros y demostrar por qué fue importante en la máxima categoría del fútbol español.

Hablar de Darwin Machís es hablar de una velocidad punta que pocos alcanzan en una categoría como la Segunda división, una capacidad de desborde endiablada y una fijación permanente por generar peligro. El jugador del Granada dio sus primeros pasos en el fútbol sala, es por ello que su regate le permite desafiar a cualquier tipo de defensor, pues puede zafarse de la más ardua de las presiones incluso con poco espacio.

Su facilidad dribladora se une a su velocidad para convertirle en un extremo capaz de marcar diferencias en una categoría tan física. Además, el venezolano cuenta con el hambre necesaria para intentar demostrar su valía en cada partido, algo que ha mostrado ya incluso durante los partidos de preparación en la pretemporada.

Polivalencia

Donde más ha brillado el venezolano es en la banca izquierda, desde donde puede partir hacia el centro y buscar el disparo. Su facilidad de regate y lo explosivo de su velocidad hacen que defenderle sea una tarea titánica.

Durante la última temporada disputó un total de 18 partidos en el ala izquierda, anotando dos goles y sirviendo una asistencia.

El jugador es capaz también de desenvolverse en la banda derecha, desde donde puede buscar la línea de fondo para conectar un centro peligroso. El puesto de '9' es otro de los lugares en los que puede desenvolverse gracias a su facilidad para ocupar espacios y hacer ocasiones de gol.

Como extremo derecho disputó dos encuentros en la pasada campaña, anotando gol en uno de ellos; mientras tanto, fueron siete las veces que jugó de ariete, sumó dos asistencias a pesar de no conseguir ninguna diana en esta posición.

El reconocimiento de Messi. Tras enfrentarse al Barcelona en Butarque durante su cesión al Leganés, Messi se acercó a Machís para felicitarle por el partido y pedirle cambiar las camisetas. El venezolano rindió a un gran nivel y fue un quebradero de cabeza.

Fotos

Vídeos