Granada CF

«El fútbol ni tiene futuro ni tiene pasado; no tiene memoria, tiene presente»

Oltra está encantado con su nuevo lugar de trabajo, la ciudad deportiva del Granada.
Oltra está encantado con su nuevo lugar de trabajo, la ciudad deportiva del Granada. / ALFREDO AGUILAR

José Luis Oltra, entrenador del Granada | El valenciano asegura que Ramos es «un jugador más» mientras no se produzca movimiento alguno

Camilo Álvarez
CAMILO ÁLVAREZ

Poco más de un mes después de arrancar el nuevo proyecto del Granada con José Luis Oltra al frente del banquillo rojiblanco, el valenciano encuentra muchos elementos positivos que le ayudan a ser optimista de cara al debut en Liga, aunque no aparta ese discurso precavido que los años en la categoría le han ido alimentando. Tiene muy claro qué equipo alineará ante el Albacete el domingo y aunque espera refuerzos antes de que acabe el mercado de verano el 31 de agosto, se quedaría satisfecho con lo que tiene a día de hoy para afrontar el reto granadinista.

-¿Qué sensaciones tiene a pocos días de empezar la temporada?

-Muy buenas, primero porque lo principal, que es la materia prima, existe. Hay un equipo que está compensado, que tiene talento, calidad, pero sobre todo que tiene compromiso, profesionalidad. Pase lo que pase, que no sabemos porque es fútbol y hay un componente de azar y muchos factores que influyen en el rendimiento, el día a día va ser muy bueno porque va a ser de trabajo, de honradez, de profesionalidad. En la pretemporada el equipo ha ido de menos a más y cada vez mejora, automatiza más, lo interioriza. Es un grupo muy receptivo. En el fútbol puede pasar cualquier cosa pero tenemos la otra parte, que es la afición, que noto cerca y con ganas de que las cosas vayan bien. A pesar de lo que se ha vivido (el descenso), quiere pasar página rápido, está ilusionada y con ganas. Veo un entorno tranquilo y con ganas de sumar. Tiene buena pinta, se podría decir, pero no me gusta vender humo. Esto va semana a semana, con resultados. Si no ganas todo esto servirá de poco y si lo haces se generará mayor euforia, que siempre va a sumar. En líneas generales estoy muy contento con todo, con la ciudad, con el club, que está bien estructurado.

-¿En qué ha incidido más durante esta pretemporada?

-Básicamente en la organización del equipo. Yo no entiendo los entrenamientos como departamentos estanco. La preparación física separada de la preparación táctica o de la preparación emocional/psicológica. Somos mucha gente nueva con un objetivo distinto. Evidentemente, quiero darle mi propio matiz. Primero ha sido conocer a la plantilla, las características de los jugadores, que es lo que tengo que tener claro para poderles sacar partido. Y después darle un estilo que se adapte a ese grupo y a mi idea de juego. Mucho de lo que hemos trabajado es en la organización ofensiva y defensiva, el balón parado...

-El hecho de confeccionar la plantilla, al menos la estructura base, pronto ha ayudado a su trabajo.

-Estoy muy contento con la dirección deportiva, que se afanó en hacerlo rápido y bien. Hemos traído casi todo primeras opciones y bastante rápido. En un porcentaje muy amplio están desde el principio. Eso evita que tengas que repetir o insistir porque la gente que llega no conoce los mecanismos. No pasa nada para los que están porque es afianzar todo, pero sí es cansino. Puedes ir avanzando, evolucionando y matizando sin tener que repetir lo que has venido haciendo.

-Crear un equipo de cero tiene sus inconvenientes pero ¿evita que haya que combatir en cierta manera las manías del pasado?

-Todo depende de como lo quieras mirar. Cuando hay un cambio de entrenador, si hay mucha base anterior a su llegada, tiene que haber un cambio y la gente se tiene que adaptar. Si hay mucha gente nueva se centran más en aprender lo nuevo. Pero el lenguaje del fútbol es universal. Lo que hacemos los entrenadores, en esencia, no difiere mucho. Pequeños matices, pero todos queremos equilibrio, trato de balón, presión, orden. Hay que estructurarlo y matizarlo. Veo un grupo receptivo, con ganas de hacer las cosas bien, por eso estoy relativamente tranquilo. Aunque es una categoría compleja y ganar cuesta muchísimo cada semana.

-¿Qué necesita la plantilla antes de que se cierre el mercado?

-Voy a dar poca información sobre esto, no soy la persona indicada. Yo tengo que sacar el máximo rendimiento a lo que tengo.

-¿Si se quedara la plantilla así estaría satisfecho?

-Sí. Pero también digo que estamos trabajando para traer a alguien más. Si no llegara nada, tengo suficiente con lo que tengo.

-¿En qué punto llega el equipo a nivel físico y táctico al debut liguero?

-Es muy aventurado y muy subjetivo. ¿Lo puedo decir en 20 semanas? Si lo hacemos muy bien el domingo diré que estamos fenomenal y si no pensaré que nos queda mucho. Llegamos bien, con un porcentaje de aprendizaje y de interiorización de lo que queremos bueno. ¿Es un 60, 70 u 80 por ciento del nivel que tenemos que alcanzar?, no lo sé.

-Por su experiencia, ¿cuando llega un equipo a su madurez a lo largo de la temporada?

-Depende de cada equipo, de cada entorno, de cada plantilla... Por desgracia es la ley del fútbol. Hay equipos que no maduran en toda la temporada y otros que en la jornada uno empiezan y ya no sueltan esa dinámica. Otros como dientes de sierra, muy irregulares. Depende de tantos factores... Me gustaría tener más conocimiento para poder decirlo.

-En lo que todos, entrenadores y jugadores, coinciden es en que el buen ambiente favorece el éxito colectivo y ese paso en el Granada se están dando.

-No sé qué factor que influya en el rendimiento es el más importante porque hay equipos que destacan por lo físico, otros por lo técnico y otros por el ambiente, que les hace tener ese plus de rendimiento. Creo que aquí tenemos casi todo. El día a día, independientemente de los resultados que lleguen, es bueno porque observo muy buen ambiente, mucha unión, mucho compromiso, predisposición, y eso es muy importante. Pero asegurar que es la base y que seguro que va a funcionar porque tenemos esto, no me atrevo a decirlo.

-¿Cómo queda la plantilla con la situación de Adrián Ramos?

-Es un tema más del club que mío. Lo tengo entrenando, es un jugador más y no voy a valorar mucho más. Dentro del grupo ni tan siquiera ha habido un comentario al respecto.

-¿Él había hablado con usted sobre su intención de marcharse?

-Lo trato como a un jugador más, porque lo es.

-Si se marcha, ¿Sergio Peña es una buena opción para cubrir la plaza de extracomunitario que quedaría vacante?

-Creo que son temas independientes. Si se fuera (Adrián Ramos), que no lo contemplo, aumentaría las posibilidades. Sergio Peña es muy bueno, nos ha enamorado a todos y estamos trabajando para que se pueda quedar, independientemente de que siga o no Adrián Ramos, que en principio es uno más. Quedan quince días y tenemos que valorar lo mejor para todos los jugadores y para el club, sobre todo.

-¿Ha hablado con la dirección deportiva sobre posibles sustitutos para el colombiano?

-Del tema de Adrián Ramos no voy a hablar mucho más.

Primer partido

-¿Qué partido espera en el debut liguero ante el Albacete?

-Es un rival que acaba de ascender, con mucha ilusión, un proyecto que inicia porque también ha habido cambios allí, pero que mantiene una base. Un muy buen entrenador, muy bien trabajado. Un equipo que intenta jugar al fútbol, que sin balón se junta bien e intenta presionarte. Va a ser difícil porque son muy intensos, así que vamos a tener que hacer las cosas muy bien. Un partido de los que se denominan trampa porque parece que hay una gran diferencia entre los dos equipos y no la hay.

-¿Le gusta empezar en casa?

-Me gusta empezar ganando. Si es en casa bien, porque le das una alegría a la gente; si es fuera mejor porque siempre es más difícil ganar a domicilio, pero me da un poco igual. Creo que los calendarios tienen cada vez más importancia, porque delimitan qué equipo es el más difícil en su campo, cuál fuera... Ahora es muy prematuro aventurar todo eso. En esta categoría hay catorce que quieren ascender y unos pocos que no quieren pasar apuros.

-¿Tiene claro el equipo que alineará?

-Totalmente. Tengo decidido el once si no pasa nada de aquí al domingo, otra cosa es que sea el correcto, eso se lo digo cuando acabe el partido.

-Después de muchos años de carrera, ¿mantiene esos nervios del inicio de la temporada?

-Sí. Le aseguro que me gustaría que desapareciera, pero eso también me hace indicar que estoy vivo, con la ilusión del primer día. Siento la responsabilidad pero cada vez lo hago con más tranquilidad. Te centras en lo que puedas hacer hincapié, pero esta semana noto el gusanillo y esa tensión propia del primer partido de competición.

-¿Qué espera sentir en su primer partido oficial en Los Cármenes como entrenador local?

-Percibo una afición con ganas, con ilusión. Lo que espero es que esté al lado del equipo, no de mí personalmente ni de nadie. Que la gente venga a Granada sabiendo que es un campo difícil y que la afición nos va a sumar ese plus que puede sumar una afición como la del Granada.

-¿El verano ha podido curar algunas de las heridas abiertas con el descenso?

-Se ha generado ese ambiente más optimista y el club ha tenido mucho que ver. Ha hecho un análisis de la situación y ha tomado ciertas medidas que el tiempo dirá si son acertadas, que yo creo que sí. Se ha firmado a un director general que le da una estructura y una seriedad muy buena, la supervisión del propietario, como no puede ser de otra manera. La nueva dirección deportiva, con esa autonomía para trabajar y armar un buen equipo, y se han firmado futbolistas muy de la categoría. Lo anterior hay que olvidarlo. Todo el mundo habla de que en pretemporada se han hecho las cosas de otra manera y la gente lo percibe y lo valora. Es un proyecto ilusionante y a largo plazo.

-Empezar ganando sería un empunjoncito interesante para arrancar este nuevo proyecto.

-Cuando ganemos el primero habrá que ganar el segundo. El fútbol ni tiene futuro ni tiene pasado, ni para lo bueno ni para lo malo, y sobre todo no tiene memoria. Tiene presente, que es cada semana. Tienes que ganar y hacerlo bien. Es un examen que pasamos los entrenadores, el equipo, el club... Es importante empezar ganando pero no definitivo.

Fotos

Vídeos