Granada CF

«Mi filosofía es crear competencia interna dentro de la plantilla»

Pedro Morilla prepara la siguiente cita ante el Lorca / Ramón L. Pérez
Pedro Morilla

El técnico sevillano cree que no era un reto recuperar a los desterrados sino una obligación en una plantilla «equilibrada»

Camilo Álvarez
CAMILO ÁLVAREZGranada

La segunda semana de Pedro Morilla (Sevilla, 1972) al frente del Granada está sirviendo para afianzar conceptos e ir quemando etapas para asimilar el sistema del sevillano. La victoria ante el Numancia ayudó pero la competición no da tregua. Vencer en Lorca sería un paso fundamental para impulsar al grupo hacia el objetivo.

–¿Cómo avanza el proceso de implantación del nuevo modelo?

–Estamos intentando crear unas líneas generales de lo que nosotros queremos pero a la vez tenemos que ir preparando el partido del domingo. Poco a poco. Los futbolistas tienen una predisposición enorme. La semana pasada pienso que las cosas que trabajamos en defensa durante la semana se vieron en un partido complicado porque el Numancia era un rival muy peligroso. Hicieron un buen partido y nosotros también. No fue un fútbol vistoso porque ellos apretaron mucho. Nosotros tampoco les dejamos hacer grandes cosas. Fue un partido cerrado, como los que van a quedar de aquí al final de temporada. Pero en líneas generales, en defensa se vieron cosas que queremos y aspectos que mejorar, y en ataque hay que seguir avanzando. Esta semana ya hemos incluido un matiz de los aspectos ofensivos a trabajar.

–A pesar de los condicionantes el equipo ganó, que sirve para reforzar la puesta a punto.

–La victoria siempre te refuerza. El equipo en los últimos minutos fue a por el partido. Es cierto que había riesgo de que el Numancia en alguna contra nos hiciera daño, pero con orden el Granada fue a por la victoria, aunque el punto, tal y como se ha puesto la Segunda división, también era importante. Ese triunfo sirve para trabajar con otro ambiente, que los futbolistas vean que lo que se trabajó la semana pasada sirvió para conseguir los tres puntos después de una racha negativa y esta semana seguir avanzando, sabiendo que el partido de Lorca, si la gente piensa que va a ser fácil, ni mucho menos. Ha tenido partidos muy cerrados que por detalles se le han escapado y por eso está abajo en la clasificación.

–¿Qué ambiente se encontró en el vestuario tras la destitución de Oltra?

–Cuando hay una destitución de un compañero de profesión una parte del grupo mayoritaria se siente responsable. Nosotros tenemos que darle las gracias a la plantilla porque a un cuerpo técnico sin experiencia en la categoría nos han acogido muy bien. El grado de querer captar lo que le queremos transmitir es muy alto y el ambiente es bueno. Son muy buenos chicos, buenos profesionales, y eso es positivo para que el equipo siga creciendo.

–Un cese atípico teniendo en cuenta que el equipo era quinto.

–En esa decisión no entramos. Nosotros estábamos entrenando al filial muy contentos porque la temporada está siendo sensacional. Los chavales del filial han crecido mucho desde el inicio de la temporada, y ese es el orgullo de un cuerpo técnico. La decisión es de la dirección deportiva. Ellos lo han sopesado. Cuando se dirigen a mí personalmente me siento muy agradecido y capacitado. Sintiéndolo por José Luis (Oltra), porque es un buen compañero y buena persona, creo que es un paso muy importante para mí y mis compañeros del cuerpo técnico. No nos van a faltar horas de trabajo, hay un grupo humano bueno para lograr el objetivo y en ello vamos a trabajar.

Informes

–¿Cuál fue su papel en la confección de la plantilla como parte de la secretaría técnica?

–Apoyando en todo a Manolo Salvador, el máximo responsable. Haciendo los pertinentes informes sobre determinados futbolistas. El que decide es él pero nosotros, tanto David Peláez como yo, hemos aportado muchísimo. Creo que la plantilla es bastante equilibrada, lo suficientemente capacitada para conseguir el objetivo. Ahora estamos en la situación que estamos. Pelear partido a partido y a ver si somos capaces de llegar al objetivo. Si no es el ascenso directo, que ojalá que sí, a través del ‘play off’. El equipo está sin miedo, con ganas de que llegue el domingo para intentar sacar los tres puntos en Lorca.

–¿Uno de los retos importantes era recuperar a jugadores con poco peso para Oltra?

–No es que fuera mi reto, mi filosofía es crear competencia interna dentro de la plantilla. No ha sido llegar y verme obligado a poner a un futbolista determinado. Había cinco jugadores que no podían intervenir. Para eso se hacen las plantillas a principio de temporada, para que cualquiera pueda pelear por un puesto, que estén a disposición del entrenador en el mejor estado posible. Los futbolistas que estaban participando menos el otro día estuvieron fenomenal, de actitud, de fútbol... Eso ha valido para lo que nosotros queremos fomentar: quedan diez finales y todos tienen que estar al cien por cien y disponibles.

–Esta semana vuelven varios de los ausentes ante el Numancia, ¿puede suponer un problema para elegir el once?

–Quiero muchos problemas de esos. El entrenador tiene que tomar decisiones y dejar futbolistas fuera. Lo que más me duele es dejar fuera de convocatoria a futbolistas que durante la semana han trabajado muy bien. Pero eso es muy buena señal, porque significa que los que entran en convocatoria y juegan tienen que valorar eso, que tienen la oportunidad de ayudar al equipo y respetar al compañero que se ha quedado fuera. Que la dinámica de un equipo vaya bien depende mucho de esto.

–¿Qué le pareció la expulsión de Machís en Oviedo y la sanción de cuatro partidos impuesta?

–Fue un calentón. Ya hemos hablado con él. No ha tenido más acciones de este tipo a lo largo de su carrera. Le hemos dicho que cuando regrese tiene que estar al 200%, porque estos cuatro partidos se los debe al equipo también. El Granada en la primera parte de la temporada ha tenido dependencia de Machís y hay que aprender a jugar sin él. Es muy buen chaval, ahora tenemos que ayudarle. La sanción está ahí y no podemos hacer nada. Se ha reclamado, pero no se ha reducido. El que salga en su puesto que lo haga bien como el otro día sucedió.

–¿Hay un exceso de confianza ante el partido contra el Lorca?

–Si pensamos que va a ser fácil empezamos perdiendo. Hay que competir, hacer las cosas muy bien fuera de casa (y dentro) para ganar. Está liberado de esa presión de conseguir los resultados porque, salvo caso extraordinario, no va a seguir en Segunda división. Tiene futbolistas buenos que quieren reivindicarse y ante el Granada es un escenario muy bueno para hacerlo. Nosotros tenemos que quitarnos esa ansiedad de ganar sí o sí, salir al campo con las ideas claras, que todo el mundo haga lo que se ha trabajado durante la semana y dominar el otro fútbol, el de acciones individuales y segundas jugadas.

–¿No lograr el ascenso directo podría generar un ambiente depresivo para afrontar el ‘play off’?

–Tal y como está la Liga esta temporada hay que darle mucha importancia, por supuesto, a intentar ascender directamente, pero también a entrar en ‘play off’. Hay muchos equipos históricos que parten con el mismo objetivo. A eso se unen otros menos históricos como el Huesca. Hay un ramillete de equipos en muy pocos puntos. Ahora es muy importante la afición. La del Granada es estupenda y ahora el futbolista más que nunca tiene que sentir ese calor. Va a haber momentos jodidos, como el otro día ante el Numancia, donde de verdad el jugador tiene que sentir ese arropo. Va a ser fundamental el papel del jugador número 12 porque vienen partidos complicados en casa. El futbolista lo nota cuando hay una indecisión y se escuchan murmullos. En esos momentos es cuando más hay que animar. La afición del Granada lo que quiere es recuperar la categoría y para ello en los momentos malos es fundamental empujarle. Fuera, cuanta más gente viaje, como a Lorca o Sevilla, el equipo se lo va a agradecer.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos