Granada B

«En el filial hay jugadores con un gran potencial y Oltra lo tiene en cuenta»

Pedro Morilla comanda el nuevo Granada B./Alfredo Aguilar
Pedro Morilla comanda el nuevo Granada B. / Alfredo Aguilar

Pedro Morilla, entrenador del Granada B | El técnico sevillano subraya que el cambio de plantilla este verano resultó «radical»

Antonio Navarro
ANTONIO NAVARRO

Aterrizó en el Granada durante el verano de 2016 y, tras una temporada dentro de la secretaría técnica, ha vuelto a sentarse en un banquillo. El sevillano Pedro Morilla Pineda pone su experiencia como ojeador y como técnico en las categorías inferiores del Real Betis al servicio de un Granada B con el que intentará acabar la temporada «lo más arriba posible» pero pensando siempre «partido a partido» y teniendo en cuenta que lo que más le puede aportar el filial al club rojiblanco es futbolistas «preparados» para ayudar al primer equipo.

-Después de dos años y medio sin entrenar, ¿cómo se está sintiendo en su regreso a los banquillos?

-Bien. El que lleva entrenar como vocación tener que dejarlo dos años por circunstancias, porque estos dos años he estado trabajando desde otras posiciones, pues tiene que adaptarse. La posición de estar en la secretaría técnica a veces me la han dejado compaginar con la de entrenador, en mi último año en el Betis no pude compaginarla y al siguiente en el Granada tampoco. Cuando a uno le gusta el verde vuelve al banquillo sin problemas, como si no hubiera pasado el tiempo.

-Con 20 futbolistas nuevos el objetivo del filial a priori era mantener la categoría, pero ha empezado como un tiro.

-El objetivo a nivel clasificatorio es darle estabilidad al equipo en Segunda B. A nivel de formación lo que nosotros queremos es que los futbolistas crezcan individual y colectivamente y que si en cualquier momento el primer equipo necesita tirar de futbolistas del filial, estos estén preparados para ello, que se vea que ha habido un trabajo detrás, que han potenciado sus habilidades. El objetivo clasificatorio es la permanencia pero de ahí hacia adelante aceptamos todo lo que venga. Somos un cuerpo técnico ambicioso, pero transmitimos al futbolista que debemos ir partido a partido y si competimos en todos los partidos de Segunda B como lo estamos haciendo vamos a estar cerca de ganar.

-¿Qué jugadores ve más cerca de dar el salto al primer equipo?

-No me gusta individualizar. La plantilla se ha hecho con un trabajo muy importante detrás para cambiar el chip del club, tanto en el primer como en el segundo equipo. Ha sido un verano durísimo, hemos tenido que dar muchas bajas porque se ha querido dar una vuelta de tuerca a la idiosincrasia del club en estos últimos años. Sobre todo el 'B' había sido un equipo más centrado en la inversión económica, pero se ha apostado este año por el producto nacional y jugadores que se sientan identificados con el club. Todos están haciendo un trabajo fenomenal y aunque soy repetitivo es la verdad: me cuesta mucho hacer un once y tener que hacer la convocatoria. Hay jugadores con un potencial enorme, José Luis Oltra lo tiene en cuenta y si necesita tirar de ellos van a estar preparados para jugar.

-¿Qué cree que le faltó al equipo la pasada jornada para poder puntuar en Extremadura?

-Quizá el acertar en el área contraria. Es, a nivel de juego, el mejor partido que hemos disputado. El Extremadura tiene un nivel muy alto, para mí es el mejor equipo de la categoría, ha hecho una inversión muy grande y va a estar entre los cuatro primeros clasificados. Hicimos muchas precisiones en el nivel táctico, que los futbolistas los asimilaron a la perfección y jugamos un partido de nivel alto. Nos faltó acierto. Se puede perder si se desarrolla esa línea a seguir de la manera en la que se hizo el domingo, que fuimos capaces de dar un pasito adelante en situaciones que en otros partidos nos costó más resolver.

-Es habitual ver a José Luis Oltra y a Manolo Salvador en los partidos del filial, ¿qué le transmiten cuando habla con ellos?

-Mucha cercanía. Tanto José Luis como Manolo son dos hombres de fútbol y todos hablamos el mismo lenguaje. Ellos están contentos con el trabajo del 'B' porque ven que es un equipo que compite, que los chavales van creciendo y que cuando José Luis necesita un futbolista para entrenar se adapta como uno más. La relación es fluida.

-Uno de los jugadores en los que más esperanzas había puestas este curso era Caio Emerson, que no ha podido inscribirse en la competición por problemas burocráticos. ¿Tiene claro para cuando podrá solucionarse este problema?

-Este asunto está reclamado ante la Federación Española. Sabíamos que el plazo expiraba a finales de agosto, pero se pidió con mucha anterioridad el tránsfer y no llegó por un problema de su anterior club y de la Federación Brasileña. De momento solo puede competir con el División de Honor Juvenil y estamos a la espera de que den el fallo a favor nuestra o, si no, habrá que esperar hasta enero. Hablamos de un futbolista con unas cualidades enormes, y sabemos que es un futbolista que va a ser tomado en cuenta en los próximos años.

-¿Le han confirmado desde el club o desde el Ayuntamiento cuándo será posible volver a jugar en Los Cármenes como local?

-En principio esto es más cuestión del Granada. El objetivo principal de este año es que nuestro primer equipo ascienda a Primera y el césped hay que cuidarlo porque por circunstancias ajenas a los trabajadores y al club no ha estado en condiciones por un virus o algo así. Ahora nos toca jugar en Armilla y nos tenemos que adaptar hasta que el estado de Los Cármenes permita que se jueguen dos partidos.

-El Granada apenas usa jugadores de la tierra, ni en el primer equipo ni en el filial. ¿Cambiará esta dinámica?

-Este año el cambio ha sido radical dentro del filial. Hemos nacionalizado el equipo y el siguiente paso es ir creciendo en futbolistas de Granada que tengan nivel para jugar en Segunda B y potencial para hacerlo en categorías superiores. Han realizado la pretemporada completa con nosotros Espínola y Marco, jugadores granadinos del División de Honor, pero sí que es cierto que ese año de transición de jugar en Tercera es importante. Habrá casos puntuales de chicos que tengan el nivel necesario para dar el salto de juvenil a Segunda B y nosotros estaremos encantados de acogerlos, pero en general el proyecto de cantera es bonito y cuantos más futbolistas de Granada podamos ir incorporando al División de Honor y al Granada B mucho mejor, porque no queremos que los futbolistas de aquí se vayan a otros clubes como Villarreal, Sevilla, Málaga o Betis.

-Por último, al aficionado que duda entre ver fútbol de Primera por la tele o ir a ver al Granada B en el campo, ¿qué motivos le daría para que elija salir de casa e ir a ver al filial?

-Es una pregunta complicada pero sí que es cierto que si eres de Granada y te gusta el Granada como institución los chavales están encantados de tener ese respaldo. Cuando vengan a vernos encontrarán un equipo competitivo, que defiende los colores a muerte y eso gusta. Se están viendo partidos de calidad y ver a un Madrid o un Barça por la tele se puede grabar, pero ver al filial es bonito y gratificante para los chavales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos