GRANADA CF

Espinosa sale al rescate del Granada

Espinosa controla un balón ante la presión de Diamanka/ /LALIGA
Espinosa controla un balón ante la presión de Diamanka/ / LALIGA

Un gol del mediapunta en el minuto 90 le vale al equipo rojiblanco para sumar una victoria que vale su peso en oro tras un partido poco vistoso

Antonio Navarro
ANTONIO NAVARROGRANADA

Los renegados de Oltra salieron al rescate de Pedro Morilla en el estreno del técnico sevillano como entrenador del Granada. Puertas generó peligro y Espinosa marcó el gol de la victoria en un partido en el que quedó demostrado que este equipo tiene mucho -muchísimo- margen de mejora, pero en el que lo más importante -el triunfo- terminó teniendo color rojiblanco.

1 Granada CF

Javi Varas; Quini, Chico Flores, Germán, Álex Martínez; Montoro, Kunde (Baena, m.86) , Agra (Espinosa, m.64), Hjulsager (Pedro, m.57); Antonio Puertas y Joselu.

0 Numancia

Aitor Fernández; Markel, Escassi, Gutiérrez, Ripa (Saúl, m.18); Diamanka, Iñigo Pérez, Nacho (Pablo Valcarce, m.68), Marc Mateu; Pere Milla; y Guillermo (Higinio, m.82).

Goles:
1-0, m.90: Espinosa.
Árbitro:
Álvaro Moreno Aragón (comité madrileño). Amonestó a los locales Chico Flores, Quini, Germán así como al visitante Iñigo Pérez.
INCIDENCIAS:
Partido correspondiente a la jornada 32 de LaLiga 1|2|3, disputado en el estadio Nuevo Los Cármenes, ante 9632 espectadores.

La primera parte recordó a aquellos primeros cuarenta y cinco minutos del encuentro con el que quedó inaugurada la era Oltra: el Granada-Albacete de la jornada 1. El equipo rojiblanco no encontró la manera de dañar a una ordenada defensa rival, que no concedió espacios. La revolución en el once que Pedro Morilla tuvo que acometer por diferentes motivos mostró a un Antonio Puertas muy activo en sus primeros minutos como mediapunta, aunque la actuación del almeriense se fue ensombreciendo conforme avanzaba el cronómetro. Hjulsager no enseñó nada interesante de su repertorio por banda izquierda mientras que Agra sí que estuvo más incisivo por la banda diestra, pero le costó conectar con un Joselu muy vigilado.

El Numancia tenía bien estudiado a su rival, presionaba arriba la salida del balón de un Granada que es un equipo peor sin Darwin Machís y tuvo un par de buenas ocasiones para adelantarse en el marcador: un lanzamiento de falta desde la frontal ejecutado por Iñigo Pérez que salió rozando el larguero (m.31) y un disparo cruzado de Nacho que no encontró puerta (m.45).

En la segunda mitad el Granada salió más entonado y Puertas tuvo en sus botas el 1-0 en una jugada en la que consiguió recibir completamente solo en el área, pero en la que el balón le botó mal y lo acabó mandando al lateral de la red (m.46). Además del orden visitante, el conjunto granadino se enfrentó dos grandes enemigos durante todo el segundo tiempo: la falta de acierto de su delantero centro y la ansiedad de un equipo sin margen de error. Joselu falló en boca de gol una acción que parecía ser la que abriera la lata tras un magnífico centro de Montoro (m.67) y pocos minutos más tarde se escoró demasiado y tardó mucho en rematar un pase en profundidad que lo había dejado solo ante el meta rival, al que finalmente no pudo sorprender. Todo parecía abocado al desastre hasta que en el último minuto un disparo raso de Javier Espinosa desató la locura en las gradas. La afición rojiblanca pudo respirar tranquila tras un partido en el que los suyos no protagonizaron una actuación brillante, pero en el que la suerte esta vez sí se vistió con la camiseta rojiblanca y una inteligente jugada de Espinosa junto al balcón del área terminó valiendo los tres puntos que el Granada recorta esta jornada con la zona de ascenso directo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos