Granada CF

El equilibrio entre lo nuevo y lo 'viejo'

David Tenorio (iz), junto a Pedro Morilla en un entrenamiento./EFE
David Tenorio (iz), junto a Pedro Morilla en un entrenamiento. / EFE

El Granada quiere mantener a parte del cuerpo técnico del primer equipo pero Francisco llegaría con tres ayudantes

Camilo Álvarez
CAMILO ÁLVAREZGRANADA

Parecía que la rescisión del contrato de Francisco con el Lugo precipitaría los acontecimientos pero las cosas tienen un ritmo muy distinto en este mundo del fútbol sin horarios ni calendario. El almeriense sigue siendo la principal opción para entrenar al Granada pero tanto el club como el entrenador se quieren tomar las cosas con calma. Antes de cerrar el acuerdo hay que fijar unas condiciones que convenzan a todos. Aparte del aspecto económico y los años de duración del contrato, uno de los puntos en los que parecen no ponerse de acuerdo es en el asunto del cuerpo técnico.

El conflicto surge porque el Granada valora muy positivamente el trabajo que han hecho varios de los integrantes del cuerpo técnico del Granada, entre ellos David Tenorio, segundo entrenador de Pedro Morilla en el filial y en el primer equipo, que se mantuvo en el cargo con la llegada de Miguel Ángel Portugal. El técnico granadino tiene una gran preparación y condiciones para crecer de forma exponencial en los próximos años, algo que valora el Granada y que pretende incentivar. Pero claro, todos los entrenadores suelen aterrizar en los equipos con sus propios ayudantes. En el caso de Francisco el séquito es amplio, ya que desde su etapa en Almería cuenta con Jaime Ramos como segundo entrenador, Sergio Pardo como preparador físico y José Ortega como ayudante técnico para las acciones de estrategia.

Ayer habló de él uno de sus últimos pupilos y viejo conocido de la afición granadinista, Roberto Fernández, que destacó que «es un caballero, que es difícil en el mundo del fútbol. Y eso se agradece». De su trabajo destaca que «es un grandísimo entrenador, sabe gestionar el grupo y como profesional y como persona ha demostrado estar preparado, en el fútbol dará mucho de qué hablar en el máximo nivel». También señaló que cuenta con «un grupo de trabajo muy bueno. Implicación máxima», antes de añadir que «sería un grandísimo fichaje para el Granada o para cualquier equipo».

La línea que está siguiendo el Granada en estos últimos días, una vez finalizada la temporada, es proyectar de alguna manera el buen trabajo que sí se ha hecho por debajo del primer equipo. Empezó con la recolocación de los jugadores que arrastraba de la 'era Pozzo' a cargo de la gerencia deportiva, encabezada por Fran Sánchez. Luego con la llegada de Luis Fradua en la dirección de la cantera, hasta llegar al filial, que ha completado una buena campaña y ha conseguido sacar talentos que van a nutrir al Granada en Segunda división la próxima temporada.

También pretenden enviar un mensaje de tranquilidad al sostener acuerdos que habiliten el proyecto de futuro del club más allá del aspecto deportivo. Por eso ha renovado por un año más la cesión de las instalaciones de Los Cármenes, «con el compromiso de dialogar durante la temporada en pos de un acuerdo más amplio en su forma y duración. Como paso previo se cedió por primera vez la explotación de diferentes servicios que se prestan durante los partidos. En el futuro convenio se prevé incluir puntos que permitirán al club el desarrollo a medio y largo plazo de las instalaciones y su crecimiento por otras vías de negocio», señalan en la entidad. Se trata de mejorar el estadio cerrando definitivamente las esquinas y habilitando zonas de ocio que puedan tener, además, un rendimiento económico para el Granada.

En lo que no se desatasca la situación es en la parcela de la dirección deportiva, donde Manolo Salvador vive en una posición complicada, ya que nadie asegura su continuidad ante la falta de protagonismo que ha adquirido en las últimas semanas, cuando Antonio Cordón y Hope han cogido definitivamente las riendas del nuevo proyecto. Se podría pensar que, ante este modo de proceder, el valenciano no siga en el puesto y sea alguien de Hope quien aterrice en Granada.

Nuevas renovaciones

La prueba de la línea impuesta por el momento en cuanto a la gestión del futuro es la de renovar a varios jugadores del filial, algunos de ellos para dar el salto al primer equipo. El pasado miércoles le tocó el turno al lateral izquierdo Adri Castellano, que a partir de ahora va a competir con Álex Martínez por un puesto en el 'once'. Ayer fue el turno de Aarón Escandell (22 años), que también amplía su vinculación dos temporadas más y será uno de los porteros a tener en cuenta para el equipo profesional.

Con menos papeletas para ello cuenta Jean Carlos, extremo brasileño que va a cumplir con la siguiente su tercera campaña como rojiblanco después de que también este miércoles el Granada confirmara su renovación por un año, aunque algunas fuentes cercanas al jugador apuntaban que iba a ser por dos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos