GRANADA CF

Un empate con aroma a derrota

Un empate con aroma a derrota
RAMÓN L. PÉREZ

El Granada no puede superar al Osasuna en Los Cármenes y queda a merced de lo que hagan sus rivales directos para saber si tiene difícil o casi imposible acceder a los puestos de ascenso directo

Antonio Navarro
ANTONIO NAVARROGRANADA

Ni la victoria deseada ni el ridículo de Lorca. El Granada se quedó a medias de todo en el encuentro ante Osasuna y ahora sus opciones de ascenso directo quedan en manos de lo que hagan sus rivales por las dos primeras plazas. Si Sporting, Huesca y Rayo ganan los rojiblancos deberán aferrarse a un milagro para pelear por dar el salto de manera directa. Si por el contrario dos de estos equipos pinchan, o los tres, aún habrá posibilidades de que el Granada acabe esta temporada luchando con ellos por ser uno de los dos mejores de LaLiga 1|2|3.

La primera mitad deparó pocas cosas interesantes. El Granada tuvo varios acercamientos tímidos al área contraria, posibilitando que el equipo navarro fuera el primero en mostrar sus bazas ofensivas. Un peligroso centro desde la banda derecha fue cabeceado por Xisco en el interior del área y Javi Varas voló hasta la escuadra para evitar el tanto (m.11). Los granadinos circulaban con el balón pero los numerosos cambios introducidos en el once por Pedro Morilla no conseguían darle al juego la fluidez deseada, siendo Pierre Kunde el único jugador vestido de peligro que creaba verdadera sensación de peligro con sus entradas por banda a pesar de que ejercía como mediapunta por detrás de Rey Manaj, desaparecido en combate durante estos cuarenta y cinco minutos. El propio Pierre Kunde gozó de la ocasión más clara para adelantar al equipo granadino al aprovechar un despeje de Sergio Herrera para recoger el esférico a 30 metros de la portería, pero sorprender con un soberbio trallazo que se estrelló en el larguero. Al filo del descanso Fran Mérida respondió a esta ocasión con una peligrosa falta lejana que terminó pegando en el larguero de la portería de Javi Varas en el que fue el último acercamiento con peligro del primer acto.

1 Granada CF

Javi Varas; Víctor Díaz, Chico Flores, Germán (Pedro, m.60), Álex Martínez; Alberto Martín, Montoro (Baena, m.79), Puertas, Sergio Peña (Joselu, m.60); Kunde; y Rey Manaj.

1 Osasuna

Sergio Herrera; Javi Flaño, Oier, Unai García, Clerc; Fran Mérida, Arzura, Borja Lasso (Roberto Torres, m.86), Kike Barja (Aridane, m.68); Xisco y Quique (David, m.74).

Goles
0-1, m.47: Xisco; 1-1, m.64: Montoro.
Árbitro
López Toca (colegio cántabro). Amonestó al local Germán así como a los visitantes Borja Lasso y Unai García.
Incidencias
Partido de liga disputado en el estadio Nuevo Los Cármenes ante 11.237 espectadores (cifra oficial). Antes del inicio se guardó un minuto de silencio en memoria de los ex jugadores del Granada José Luis Hernández y Laureano Martín.

En la reanudación Osasuna volvió a buscarle las cosquillas al Granada en una nueva acción a balón parado y Xisco, listo como el que más, aprovechó un centro puesto al área con precisión quirúrgica para marcar el 0-1 después de que Javi Varas no consiguiera atrapar bien el balón en su salida de la portería. La afición se empezó a impacientar y se oyeron algunos pitos para un equipo que está muy por debajo de las expectativas creadas. El Granada quiso crecerse ante la adversidad y Rey Manaj puso a prueba a Sergio Herrera, que encontró la manera de desviar a córner el remate del albanés desde una posición privilegiada. Montoro también rozó la igualada unos minutos más tarde pero mandó al lateral de la red un balón sin dueño (m.60). Cuatro minutos más tarde el ex de Las Palmas volvería a ser protagonista al aprovechar un centro del recién ingresado Pedro Sánchez para fulminar a Sergio Herrera junto al punto de penalti y subir el 1-1 al marcador.

Desde entonces el partido se covirtió en un correcalles en el que ninguno de los dos equipos dominaba el juego, pero ambos deseaban marcar el segundo tanto de la tarde para embolsarse el jugoso premio gordo que tanta vida les podía dar. Xisco volvió a llamar al gol pero Javi Varas se interpuso esta vez en su camino hacia el éxito (m.73). Morilla tuvo que arriesgar en los instantes finales dejando que Chico Flores subiese al área contraria a intentar rematar los centros de sus compañeros y manteniendo así a Alberto Martín como único central. De poco le sirvió al equipo granadino, que tuvo su mejor ocasión -una vez más- en las botas de Pierre Kunde, pero el trallazo del mediocampista camerunés desde fuera del área fue desviado a córner por Sergio Herrera, quedando como una misión imposible el mover el empate del marcador en los últimos minutos del encuentro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos