Granada CF

Emilio Isierte, con un récord aún vigente en el Sporting

Emilio Isierte./F. RODRÍGUEZ
Emilio Isierte. / F. RODRÍGUEZ

Julio Piñero
JULIO PIÑERO

Emilio Isierte lleva varios años como segundo entrenador junto a José Luis Oltra. Pero antes de eso vivió hasta finales de los 90 una etapa fructífera como guardameta. En el Sporting de Gijón, rival hoy del Granada, solo estuvo durante dos temporadas, pero resultaron tan intensas, que los aficionados más antiguos aún lo recuerdan pasado el tiempo. Estuvo allí en las campañas 1991/92 y 93/94.

Su fichaje se produjo por una lesión del mítico Juan Carlos Ablanedo, uno de los mejores porteros a lo largo de la historia del club sportinguista y que llegó a ser internacional con la Selección española. Isierte fue traspasado desde el Castellón por 80 miilones de las antiguas pesetas. Fue un portero de muchos reflejos y seguridad, que llegó a convencer a Ciriaco Cano, por entonces al frente del banquillo, que siguió apostando por él, una vez que se recuperó Ablanedo. Se le recuerda en Gijón por un partido de la antigua Copa de la UEFA, en el que detuvo dos penaltis ante el Partizán, lo que terminó por resultar determinante para superar la eliminatoria.

Han pasado veinticinco años y aún mantiene el récord de imbatibilidad en Primera en la portería del Sporting. El exguardameta catalán estuvo sin recibir un gol desde el minuto 86 de la séptima jornada ante el Real Madrid, hasta el minuto 68 de la jornada decimotercera ante el Zaragoza, en la que Pardeza anotó de penalti. Fueron un total de 705 minutos, con siete partidos en los que fue capaz de mantener la portería a cero ante el Logroñés, Deportivo, Albacete, Burgos, Mallorca, Español y Real Sociedad. Eso sucedió en la temporada 1991/92. En Segunda el récord lo tiene Roberto Fernández, el que fuera idolatrado portero del Granada durante cinco años, que en la temporada 2003/04 acumuló 845 minutos sin recibir goles con el Sporting.

Guardameta del Sporting de Gijón en los años 90, Isierte protagonizó una actuación pletórica en Estambul y estableció ese récord de imbatido como portero del equipo asturiano en Primera, al acumular muchos minutos sin encajar. «Me ha contado mucho de su etapa en el Sporting porque le tiene mucho cariño y mantiene muchos amigos», confesó José Luis Oltra en declaraciones a El Comercio hace dos años.

«Me dejó unos recuerdos sensacionales, me pilló una buena época, aunque estuve menos tiempo del que hubiera deseado, pero me encontré muy a gusto en esa etapa y en un buen equipo», comentó hace unos años en la prensa gijonesa el ayudante principal de Oltra. Recordó además que «tal vez el del Estambul fue el encuentro más llamativo, pero creo que jugué muchos partidos en una situación que no era fácil en una época en la que el Sporting estaba en tres competiciones». En la Copa del Rey logró llegar a semifinales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos