Granada B

Dominio sin premio para el Granada B en La Condomina ante el UCAM Murcia

Juancho mantiene el balón en su poder acosado por dos contrarios./PASCU MÉNDEZ / LOF
Juancho mantiene el balón en su poder acosado por dos contrarios. / PASCU MÉNDEZ / LOF

La contundencia en las áreas de los locales resulta determinante, que derrotan al filial en dos contragolpes letales que culmina Marc

OPTAMurcia

El Granada B cayó en el primer partido del año en su visita al UCAM Murcia, en un encuentro en el que dominó prácticamente de principio a fin pero en el que cayó víctima de la contundencia de los murcianos en las áreas, tanto en la propia donde no dio opción a los atacantes del filial, como en la contraria, donde fulminó el partido con dos contras letales que dejaron a los andaluces de vacío.

El Granada comenzó muy cómodo en el campo, con el monopolio continuo del juego, superando por completo al medio del campo local con unos Isi Gómez y Pablo González muy inspirados en la creación. El ataque granadino se basaba sobre todo en incursiones por banda de Carlos Neva y Andrés García, que bombardearon el área murciana pero la contundencia de la zaga de los de José Miguel Campos impidió que ese gran volumen de centros se convirtiera en ocasiones reales de peligro.

0 UCAM Murcia

Esteve, Dani Pérez, Víctor García, Rafa Páez, Fran Pérez, Vivi, David López (Chevi, m. 90), Kitoko, Arturo (Quiles, m. 75), Isi Ros (Urko Arrollo, m. 64) y Marc Fernández.

2 Granada B

Aarón (Lejárraga, m. 26), Antonio Marín, Héctor (Juancho, m. 78), Eliseo, Pablo Vázquez, Isi, Pablo González (Casi, m. 69), Andrés García, David Grande, José González y Carlos Neva.

Goles
0-1 min. 75: Marc Fernández; 0-2 min. 90: Marc Fernández.
Árbitro
Álvaro Barón Aceitón. Amonestó a Andrés García por los visitantes.
Incidencias
La Condomina. 1745 espectadores.

Además, cuando no eran los defensas los que abortaron el peligro era un acertado Esteve el que negaba el gol a los contrincantes. Por su parte el Granada tuvo que ver como Aarón caía lesionado en el ecuador del primero periodo, las primeras complicaciones en el partido a la hora de llevarse los tres puntos. Le sustituyó Lejárraga. El dominio granadino no fue fructífero y el partido acabó tras sus primeros 45 minutos con el marcador inmóvil.

El comienzo de la segunda parte fue calcado al de la primera, con un Granada que dominaba a un UCAM que tampoco se sentía muy incómodo buscando el contragolpe. Y en una de esas salidas, Marc Fernández, el que a la postre sería el hombre del partido, provocó un penalti que él mismo lanzó, pero el ingresado Lejarraga le ganó la partida, parando la pena máxima. Pero poco podría hacer minutos después en una jugada de banda de David López en la que sacaba un centro perfecto al área para que, esta vez sí, Marc Fernández matara poniendo el 1-0.

Con el resultado a favor, el UCAM redobló esfuerzos defensivos en busca de sentenciar el encuentro a la contra. El Granada se volcó totalmente en busca del empate y sus esperanzas acabaron por truncarse casi en el mismo final, tras 10 minutos de acoso absoluto y de encierro de los murcianos en su propia área. Pero estos finalmente consiguieron trazar otra contra en el 90. Una que de nuevo finalizaría Marc Fernández, que recibió de espaldas a la portería, se giró a la perfección librándose de su par y engatilló para el definitivo 2-0 que reflejó el marcador.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos