Fútbol

El doble reto del Granada en Córdoba

El doble reto del Granada en Córdoba
R. L. P.

Su objetivo es ganar por fin fuera de casa ante un rival en horas bajas, los que le suelen costar más

Rafael Lamelas
RAFAEL LAMELASGRANADA

Dos victorias consecutivas han elevado al Granada hasta la zona de promoción de nuevo pero para colocarse a tiro de los puestos de ascenso directo tiene que superar su gran trauma de la temporada: vencer fuera de Los Cármenes.

La primera posta tras dos semanas de anfitrión está en Córdoba. El reto es doble para los de Oltra. Por un lado, lo evidente, la necesidad de imponerse como forasteros. Por otro, medirse a un conjunto de la parte baja. Varios de ellos se les han atragantado durante la presente campaña. Ha sucedido hasta en su estadio, donde solo tres equipos han sacado puntos. Lo hizo el Albacete en la primera jornada (0-0), que luego estuvo durante semanas en descenso; el Barcelona B, que sigue agobiado en su intento de salir del sótano; y el Sevilla Atlético, que conquistó uno de sus dos únicos triunfos del curso cuando todavía era colista. Ahora es penúltimo.

El Granada lleva sin ganar en sus visitas desde el 21 de octubre. Si no lo hace en el Nuevo Arcángel, completará cuatro meses seco. Únicamente cantó bingo un par de veces. El día mencionado, ante el Numancia en Soria (1-3) y previamente en la jornada siete, en Alcorcón (1-2). Su casillero se adorna con cinco empates, firmados en las jornada dos (Zaragoza 1-Granada 1), cuatro (Tenerife 2-Granada 2), trece (Osasuna 0-Granada 0), quince (Cultural 1-Granada 1) y diecinueve (Reus 0-Granada 0).

Dos de sus tropezones a domicilio fueron ante conjuntos que estaban en la zona de descenso

Dos de los tropezones nazaríes en salidas durante la Liga acaecieron ante conjuntos que estaban en descenso en ese momento: en Tarragona ante el Nástic (2-0), cuando era vigesimoprimero; y el más cercano ante el Barcelona B (3-0), que afrontó el duelo como decimonoveno. Tampoco estaba para muchos trotes el Albacete, que partía desde la decimosexta posición antes de hacer morder el polvo a los rojiblancos en el Carlos Belmonte.

El primer éxito

El Granada conquistó su primer éxito del ejercicio ante el Córdoba. Un triunfo por 3-1 ante el cuadro verdiblanco, que ya apuntaba a tener problemas, condición que se ha ido confirmando con el paso de las semanas. Hasta tres entrenadores han comandado su banquillo. Por aquel entonces todavía lidiaba Juan Carlos Carrión. Cayó en la jornada 10 y le sustituyó el exbético Juan Merino. Apenas siete citas después le sucedió Jorge Romero, quien ha superado a su predecesor por un partido. Al octavo, el cese.

Romero debutó en la jornada 18 con un empate en casa ante el Rayo Vallecano. Luego perdió en Almería (1-0) y vapuleó en casa al Reus (5-0). Acudió al Molinón, donde compitió bien pero cayó (3-2) y le tocó encadenar otro viaje, en este caso a Cádiz, afligido por un 2-0. El preparador ganó crédito en el regreso a su tierra, con un 1-0 ante el Albacete, para luego flaquear en La Romareda ante el Zaragoza (1-0). Su imbatibilidad como anfitrión se rompió ante el Barcelona B (1-2) y el vuelo a Tenerife sepultó su etapa, con un inapelable 5-1.

Cambio táctico

El Granada estrenó ante el Córdoba, aquel 23 de septiembre, una modificación táctica que ha perdurado hasta el viernes pasado. José Luis Oltra le dio la alternativa en la mediapunta a Sergio Peña, renunciando a uno de los dos puntas. Esa vez fue Ramos el elegido, que se lesionó en el transcurso y estuvo varias semanas en el barbecho, por lo que reapareció Joselu, un ex del Córdoba. Marcó para rubricar la victoria.

El único resbalón en Los Cármenes llegó con el Sevilla Atlético cuando era aún el último

Oltra ha defendido la posición de enganche en las alineaciones de arranque hasta el duelo ante el Valladolid, ya fuera con Peña o con Espinosa. Aprovechando la baja del peruano, en lugar de indultar al talaverano, el técnico optó por el 4-4-2. Ahora está de vuelta y brota el dilema, aunque la ausencia de Montoro por lesión en la sala de máquinas podría abocarle a la demarcación de mediocentro. Peña sabe adaptarse a ella, pues se ha desempeñado como tal en sus experiencias en el filial y en su propio país. En la mano de Oltra está si consolida la pareja en vanguardia y si la hace compatible con el imaginativo joven.

Los entrenamientos irán orientando sobre el plan del entrenador para quebrar la racha negativa. Hay muchas combinaciones, incluida la de colocar a tres centrales, vista la impresionante actuación de Germán Sánchez. También habrá que ver si los fichajes, Hjulsager y Agra, dan un paso adelante. Soluciones para intentar que los vértigos lejos del hogar se disipen.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos