GRANADA CF

El disputado fichaje que lo cambió todo

Jony, Rubén García y Carmona celebran uno de los goles del Sporting ante el Barcelona B./JORGE PETEIRO
Jony, Rubén García y Carmona celebran uno de los goles del Sporting ante el Barcelona B. / JORGE PETEIRO

Jony, deseado por Granada y Sporting en enero, varió la dinámica de sus paisanos y dejó huérfanos a los nazaríes, que ficharon peor

Rafael Lamelas
RAFAEL LAMELAS

Jonathan Rodríguez Menéndez, 'Jony', iba a ser la piedra angular del mercado de invierno del Granada. El jugador de calidad contrastada que ampliaría el abanico de opciones en los extremos para José Luis Oltra, cuya dependencia de Machís estaba siendo notoria. El club rojiblanco puso toda la carne en el asador para convencer al futbolista del Málaga, que apenas contaba para Michel, técnico en aquel momento de los de la Costa del Sol. Los nazaríes estaban dispuestos a asumir prácticamente el montante de su ficha pendiente, cerca de 400.000 euros, pero se topó con el equipo de su tierra y todo se desbarató.

El Sporting de Gijón, su club de origen, empezó a opositar con fuerza y puso sobre la balanza el lado sentimental. Su esposa, que había sido madre de una niña el verano anterior, también influyó en el regreso a casa. Tanto lo deseó Jony que estuvo dispuesto a perdonar parte de su sueldo para volver a jugar en El Molinón, donde buscaban como el comer un futbolista de banda izquierda. El 11 de enero cogió un avión con todo ya pactado y el 12 fue presentado como jugador del Sporting.

Jony ayer:

¿Qué habría pasado si el Granada se lleva el gato al agua al final? Nunca se sabrá. Lo único cierto es que ese fichaje cambió por completo el panorama de los asturianos. En el momento de su contratación, a las puertas de la jornada 22, primera de la segunda vuelta, el Sporting estaba noveno, con 30 puntos, a cuatro de la promoción de ascenso, que precisamente delimitaba el Granada, sexto, con 34; a su vez este se encontraba a cinco del segundo -ascenso directo-, que era el Cádiz, con el que acababa de perder en Carranza (1-0). Sin apenas entrenamientos y algo fuera de forma, Jony entró en la siguiente convocatoria de Rubén Baraja. Le dio 27 minutos ante el Alcorcón, en una victoria gijonesa por 3-0 que le sirvió para coger sensaciones.

Los de Gijón han pasado con él del noveno al tercer puesto, ayudando con cinco goles a ello

Aquí empezó el despegue del Sporting, con Jony volando en su flanco zurdo, mientras el Granada se quedaba frustrado, buscando alternativas en el mercado de invierno, que apuró hasta el 31 de enero, cuando cerró al danés Hjulsager y al portugués Salvador Agra, ambos cedidos. El nórdico ha fracasado con estrépito, a pesar de los intentos de Oltra por integrarlo. Morilla le dio la titularidad en su debut ante el Numancia, pero le quitó al comienzo de la segunda parte para no volver a contar con él, hábito que ha mantenido Portugal. El luso sí ha tenido más protagonismo en las alineaciones, aunque últimamente Pedro le ha comido la tostada y ha quedado bajo el papel de revulsivo.

Jony sí cogió inercia. Suplente en la jornada 23 en Lugo, participando durante 39 minutos en la derrota por 3-1, inició desde allí su estampida. De los 19 partidos que lleva, el Sporting ha ganado doce, ha empatado dos y ha perdido cinco. Entre ellos, los tres últimos ante el Zaragoza (2-1), Barcelona B (2-3) y Tenerife (1-0), precisamente encuentros en los que Jony ha bajado un tanto su nivel. Con anterioridad consiguió cinco goles, estando en el banquillo sólo en Valladolid, aquejado de unos problemas físicos.

Los tres últimos resultados han provocado que el ascenso directo se aleje para los asturianos, aunque están afianzados en promoción. Son terceros, con 68 puntos. Todo cambió con Jony cuando parecían desahuciados. El Granada siguió el camino contrario. Sus incorporaciones invernales han contribuido a poco. La comparación es odiosa. El corazón tiró de Jony y la cartera nazarí no atrajo a nadie mejor.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos