Granada

Diego Martínez confía en viejos conocidos como ayudantes

Diego Martínez confía en viejos conocidos como ayudantes
R. L. P.

En la elección de sus auxiliares ha imperado el pasado del primer entrenador en la cantera sevillista y equipos como el Arenas de Armilla o el Motril

FRAN RODRÍGUEZ GRANADA

Diego Martínez ya tiene a su equipo. Si bien la plantilla de jugadores continúa apuntalándose, el club ha anunciado a quienes conformarán el staff técnico del nuevo entrenador rojiblanco. La principal incógnita era conocer el nombre del segundo al mando. Tras barajarse varios nombres, finalmente será Raúl Espínola (Guadix, 1981) el que secunde a Diego Martínez. Se trata de un hombre del fútbol modesto, un trabajador incansable y un incombustible jugador que, hasta hace bien poco, seguía disfrutando como futbolista en activo de la Segunda B y la Tercera división. Estandarte y querido capitán de La Roda, Raúl Espínola preparaba su salto a los banquillos mientras terminaba este mismo año, en Quintanar del Rey, su dilatada trayectoria sobre los terrenos de juego. El accitano pasó por varios equipos de la provincia, conociendo durante esos años al ahora primer entrenador del Granada, ya que fue jugador suyo en el Arenas de Armilla (2006/07) y el Motril (2008/09). Un hombre que cuenta con la experiencia necesaria (casi 300 partidos a sus espaldas) y toda la confianza de Diego Martínez para formar parte de su cuerpo técnico.

El preparador físico ha sido también uno de los nombres más esperados. Diego Martínez contará para tal labor con Víctor Manuel Lafuente. El preparador sevillano pasó ya por Granada como jugador, en el Atlético Monachil. Después aplicó su titulación (licenciado por la UGR en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, diplomado en Educación Física y máster en Alto Rendimiento en Deportes de Equipo) para trabajar en la cantera sevillista como preparador físico. En el fútbol base hispalense se ha ido desarrollando la última década hasta llegar al Sevilla Atlético, por lo que conoce de primera mano la categoría. Su evolución no ha pasado desapercibida para un conocedor de la casa sevillista como lo es Diego Martínez.

Como asistente estará un hombre de la casa. Será David Tenorio, que ya promocionó al primer equipo como segundo entrenador durante la campaña pasada. Tenorio ha pasado por diversos puestos durante su relación laboral con el Granada. Quizá su etapa más conocida fue la vivida como mano derecha de Joseba Aguado, llegando a dirigir junto a este al primer equipo en el Vicente Calderón. Acreditado como entrenador Nacional de Fútbol, se desligó del Granada durante poco tiempo para volver como analista del primer equipo. Siempre estuvo ligado, de alguna u otra forma a la dirección deportiva o secretaría técnica del club y el año pasado volvió a poner su experiencia al servicio del club allá donde se le necesitara.

También de la casa es Juan Carlos Fernández, el nuevo entrenador de porteros. El guardameta pasó por el Arenas de Armilla aún como jugador y fue dirigido por Diego Martínez, que ahora precisa de su experiencia como portero y conocedor del fútbol base. Durante su etapa en Armilla (entre 2004 y 2009) coincidió también con el segundo técnico, Raúl Espínola. Juan Carlos Fernández, apodado «Pescao», jugó en el Granada desde 1995 hasta 1998 y fue ojeador del fútbol de formación del Sevilla poco después. Entre sus entrenadores destaca también el nombre de Óscar Cano, amigo y mentor de Diego Martínez. En estos últimos años, el nuevo entrenador de porteros se dedicó a formar a los jóvenes guardametas del Granada.

Como delegado seguirá Manuel Lucena, símbolo de la historia más reciente de la entidad rojiblanca, mientras que el analista será Álvaro García Peinado, que ha desempeñado ese cargo en el Granada a las órdenes de técnicos como Sandoval. El de Amoeiro será el encargado de acometer el estudio de los rivales y del propio equipo rojiblanco durante entrenos y partidos. Se ha desarrollado como profesional en el seno del club rojiblanco, aunque tuvo una pequeña etapa antes de formar parte del primer equipo. Fue en la temporada 2013/14, cuando trabajó junto a Rubén de la Barrera (otro entrenador del círculo de Óscar Cano) en Guijuelo. Después regresó a Granada para ocupar su actual puesto en el cuerpo técnico.

Por último, Dionisio González será el coordinador de todos los servicios médicos y, por ende, el que se preocupe por la salud de los jugadores de Diego Martínez. Dentro de la estructura médica del club, será Felipe Segura el que ejerza de médico en el primer equipo. Segura ya venía haciéndolo en el filial.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos