Granada CF

Derrota y preocupación en Zorrilla

Imagen del partido entre el Valladolid y el Granada CF.
Imagen del partido entre el Valladolid y el Granada CF. / GCF

El Granada cae ante el Valladolid cuajando una pobre actuación defensiva y sigue sin conocer la victoria tras cinco jornadas disputadas

ANTONIO NAVARROGRANADA

El Granada sigue sin ganar, ya ha perdido en liga, ha sido eliminado en Copa y lo que es peor: va dejando graves síntomas que preocupan en el entorno, que sigue sin ver una reacción de los suyos tras un desalentador inicio de temporada. En Valladolid el equipo rojiblanco recordó por momentos al del año pasado: con una defensa cuajando una actuación mediocre y un portero salvador, el año pasado Ochoa y en esta ocasión Varas, que terminó por evitar que su equipo recibiese una severa goleada. Los de Oltra también tuvieron sus ocasiones pero fueron menos que las del cuadro pucelano y también estuvieron menos acertados de cara a puerta.

Entró dormido al campo el Granada y el Valladolid no tardó de aprovechar que era la hora de la siesta para el equipo granadino. Óscar Plano tardó un minuto en crear la primera ocasión de peligro para el cuadro blanquivioleta, aunque Pedro respondió rápidamente con un disparo lejano que creó algunos apuros a Masip cuando tan solo se llevaban disputados tres minutos de partido. Los locales siguieron empujando, siguieron dominando y fruto de ese control de la situación fue el 1-0, anotado tras una pared que le permitió quedarse solo ante Varas y fusilar al guardameta rojiblanco. Los centrales del Granada continuaron viéndose desbordados por la situación y Mata rozó el segundo, en otra jugada en la que se quedó solo ante Varas, que salvó el tanto. Al Granada le costaba crear juego y sufría de lo lindo con cada llegada pucelana por lo que la primera ocasión clara de Machís, que envió alto un remate en el área tras una excelente dejada con el pecho de Adrián Ramos, pareció ser una pausa más que necesaria para que los de Oltra ordenaran ideas e intentaran reestablecer la igualada en el marcador. Ciertamente el encuentro se equilibró un poco en una recta final en la que Ramos pudo igualar pero se encontró con una excelente intervención de Menosse mientras que Mata continuó enloqueciendo a la zaga granadinista y Varas nuevamente se vio obligado a salvar el 2-0 con una gran parada tras un tiro a bocajarro de Óscar Plano.

2 Valladolid

Masip, Antoñito, Deivid, Kiko Olivas, Nacho; Luismi, Borja, Hervías, Óscar Plano (Giannotas, m.76), Ibán Salvador (Míchel, m.70) y Mata.

1 Granada CF

Varas; Víctor Díaz, Menosse (Rey Manaj, m.80), Charlie Dean, Álex Martínez; Baena, Montoro (Espinosa, m. 62), Pedro, Machís (Sergio Peña, m.62); Joselu y Ramos.

Goles
1-0, m.10: Mata; 2-0, m.80: Giannotas; 2-1, m.84: Pedro.
Árbitro
Cordero Vega (colegio cántabro). Amonestó a los locales Ibán Salvador, Mata, Borja, Hervías y Kiko Olivas así como a los visitantes Montoro, Menosse y Machís.
Incidencias
Partido de liga disputado en el estadio José Zorrilla ante unos 15.000 espectadores.

En la segunda mitad intentó el Granada encontrar espacios en la defensa pucelana pero fue el ataque del equipo vallisoletano el que se aprovechó de la pobre actuación visitante para montar una contra tras un saque de esquina visitante y Mata esta vez no supo aprovechar su mano a mano ante Varas, otra vez providencial (m.59). Machís estaba siendo uno de los atacantes más peligrosos del equipo pero el técnico decidió darle descanso junto a Montoro -recién salido de una lesión- para que entraran al césped Sergio Peña y Espinosa. Todo podía ocurrir con el marcador tan ajustado pero sucedió que nuevamente el Valladolid se internó con demasiada facilidad en territorio enemigo y el partido quedó casi sentenciado. Un pase en profundidad de Míchel dio lugar a que el recién ingresado Giannotas ganase en velocidad a los centrales, se plantase solo ante Varas y lo superase con un disparo cruzado (2-0). Pedro Sánchez recortó distancias con un esplendido zapatazo a falta de seis para el final pero la ofensiva del Granada a la desesperada no dio los frutos deseados.

En la recta final Míchel se metió como quiso en el área rojiblanca, disparó cruzado y obligó a Varas a salvar un nuevo gol, provocando el enfado del guardameta con sus propios defensores, a los que prácticamente aniquiló con la mirada. Primera derrota liguera del curso para el Granada y cuatro puntos sumados de quince posibles, con un equipo que todavía parece muy lejos de poder alcanzar la velocidad que necesita para luchar por metas más ambiciosas que la permanencia.

Fotos

Vídeos