GRANADA B

Un derbi de filiales para disfrutar y alejarse del peligro

El filial espera impulsarse hacia arriba en la tabla.
El filial espera impulsarse hacia arriba en la tabla. / RAMÓN L. PÉREZ

El Granada B visita al Córdoba B con la intención de prolongar su buena racha de resultados

ANTONIO NAVARROGRANADA

La cuarta jornada de liga trae consigo el único derbi de filiales que se repite en el Grupo IV de Segunda B en relación al curso pasado: el que disputarán este domingo el Córdoba B y el Granada B en el Nuevo El Arcángel.

Esta temporada el filial del Betis y el de la UD Las Palmas se han unido a ellos en un Grupo IV en el que el filial rojiblanco lleva varias temporadas destacando sobre los demás y viviendo lejos de los puestos de descenso a Tercera División. Esos buenos datos querrán prolongarse esta campaña por el plantel que dirige Pedro Morilla, que ha comenzado el campeonato en un buen estado de forma y con excelentes resultados: dos victorias en tres partidos que lo han situado en la zona alta de la tabla clasificatoria. Por este motivo el equipo granadino llega sin ninguna presión a este derbi andaluz de filiales ante un Córdoba B que sí va a estar algo más exigido. El filial blanquiverde no solo juega ante su público sino que sentirá la obligación de intentar brindarle la primera victoria de la temporada puesto que ha iniciado el campeonato de manera bastante irregular. Dos empates y una derrota en tres partidos han propiciado que el equipo de Jorge Romero transite en estos momentos por la zona baja de la tabla, aunque la jornada pasada evitó caer en los puestos de descenso con un tanto en el tiempo añadido que dejó a su rival -el San Fernando- en la zona roja y permitió al conjunto califal conservar el puesto de promoción de descenso en el que había comenzado el fin de semana.

Distancia

Para este encuentro el técnico rojiblanco, Pedro Morilla, no va a poder contar con dos futbolistas que todavía no han podido debutar con el filial esta temporada: el defensa Héctor (lesionado) y el delantero Caio Emerson, que aún no está inscrito en la competición por problemas burocráticos.

Morilla ha declarado que como entrenador del filial granadino llega a este compromiso «contento por la semana de trabajo de todos los jugadores» y recalcando una vez más que es «dolorosísimo» para el cuerpo técnico el dejar fuera de la lista de convocados a «futbolistas que merecen jugar y estar en el once».

Sobre el rival, el preparador rojiblanco ha definido al Córdoba B como «un equipo con una dinámica de juego buena, con un fútbol vistoso y combinativo, que busca la portería contraria y aprovecha la velocidad y el descaro que tienen los equipos filiales. Si nosotros no estamos con la misma concentración y la misma intensidad con la que hemos jugado los últimos partidos seguro que lo vamos a pasar mal».

Fotos

Vídeos