Granada CF

El día en que Darwin Machís se bastó para dinamitar Santo Domingo

El venezolano comenzó a revindicarse como figura en Segunda división con un gol de triunfo ante el Alcorcón, próximo rival del Granada CF

SERGIO YEPESGRANADA

El encuentro que el Granada CF tiene que disputar el próximo domingo frente al Alcorcón con motivo de la séptima jornada de competición en la Segunda división permite evocar que ya tiempo atrás uno de sus jugadores se bastó para dinamitar el estadio de Santo Domingo y así comenzó a confirmarse como gran figura en la propia categoría de plata. Se trata del delantero venezolano Darwin Machís, quien como componente de la SD Huesca ya fue capaz de ganar él solito un choque en el escenario madrileño que le comenzó a reivindicar como goleador.

Tuvo lugar el 11 de octubre de 2015, a propósito de la octava jornada de la campaña 2015/16. En un momento en el que los madrileños eran terceros en la tabla con 13 unidades, mientras que los oscenses, en los que el vinotinto actuaba como cedido, décimo novenos con sólo siete, lo que les hacía estar metidos de lleno en la problemática del descenso. Y también encarar el partido con el agua al cuello.

Eso sí, Machís acudió a la contienda con la tranquilidad de comenzar a estar en vena. Y todo, porque la semana anterior ya había sido capaz de estrenar su cuenta como realizador con motivo del choque empatado contra el Real Valladolid en El Alcoraz (1-1). Que es algo, se supone, que le tuvo que dar mucha moral para afrontar el duelo en el escenario madrileño.

Por lo pronto, el sudamericano volvió a ser titular. Y con tan buen tino que pronto se comenzó a convertir en un incordio para la zaga que presentó el técnico local Juan Ramón López Muñiz. Al punto de que llegaría a ponerla en evidencia en el minuto 66, que es cuando atrapó el rechace de un córner para convertir su lanzamiento en el único tanto que se registró en el choque (0-1). Incluso, el venezolano tuvo en sus botas poco después el segundo tanto azulgrana, pero Dani Jiménez, ahora más certero que en la ocasión anterior, mantuvo con vida a su nuevo equipo.

El pitido final permitió que el Huesca acabara con la imbatibilidad que presentaba entonces el escenario madrileño. Y también, que se llevara los tres puntos y así pudiera dar un importante salto en la tabla, pues con el triunfo pasó a ser décimo tercer clasificado. Pero sobre todo, la conclusión del choque supuso que Machís tomara conciencia de sus dotes para ver portería, porque lo cierto es que cuatro días después también le marcó al Córdoba.

Temas

Machís

Fotos

Vídeos