Curiosidad

El gol de Cristiano Ronaldo que hizo sonreír al Granada

El gol de Cristiano Ronaldo que hizo sonreír al Granada

Entre los tantos del portugués, que se marcha a la Juve, no se contabiliza el que marcó en propia puerta para propiciar un histórico triunfo rojiblanco en 2013

Rafael Lamelas
RAFAEL LAMELAS

Entre los 451 goles marcador por Cristiano Ronaldo con la camiseta del Real Madrid no se contabiliza uno de los más importantes de la historia del Granada. El único en propia puerta de su dilatada carrera en el equipo blanco.

Fue una noche de comienzos de febrero, en 2013, con los nazaríes en una progresiva crisis que había llevado a la destitución de su entrenador, Juan Antonio Anquela, para poner en su lugar a un granadino, Lucas Alcaraz. Con muchas caras nuevas y los arreglos tácticos del nuevo técnico se presentaron los rojiblancos ante el que era vigente campeón de Liga, dirigidos por José Mourinho.

El Granada arrancó con seriedad y empezó a aproximarse con éxito a las inmediaciones de la portería defendida por Diego López. Nolito y Aranda, dos fichajes de inviernos, comenzaron a estirar a los locales. El estadio de Los Cármenes comenzó a vibrar, aunque el éxtasis llegó en un córner. Nolito lo templó y Diego Mainz fue a atacarlo en el primer palo. Sin embargo, Cristiano se anticipó para peinar el balón, con la mala suerte (para él) de enviarlo a su red. El Granada se mantuvo sólido desde entonces y el partido concluyó con ese 1-0, uno de los resultados más recordados del reciente periodo en Primera división.

Un año después, ya en el Santiago Bernabéu, el astro luso tuvo otro momento de decepción ante los de la elástica de rayas horizontales. En su afán por hacer diana de chilena, algo que consiguió precisamente ante su nuevo equipo en la reciente Liga de Campeones, Cristiano tuvo una intentona fantástica en un duelo en la capital de España ante el Madrid. Al filo del descanso, con 0-0 en el marcador, un centro desde la derecha le llegó a la altura perfecta para emprender el vuelo y la ejecución del remate acrobático. Pero no contaba con los reflejos de Roberto Fernández, el reputado arquero gallego del Granada. Con un paradón abortó su disparo, para frustración del 'siete' blanco', que lo expresó con visibles aspavientos. Roberto no pudo evitar que luego marcara en la segunda mitad, en un tiro ajustado, perdiendo una apuesta con sus seguidores en redes sociales. Tuvo que sortear 500 pares de guantes de portero. Al final, 2-0.

La cosa cambió en 2015, en una de las matinales más amargas de la estancia en la élite de los rojiblancos. El Madrid sencillamente acribilló al Granada con un inclasificable 9-1, con cinco tantos de Cristiano, que se resarció de todo lo anterior. Fue pura angustia para los entonces dirigidos por Abel Resino, que sería destituido unos días después para que le relevara José Ramón Sandoval, que hizo que aquella escuadra al borde del desfallecimiento se salvara.

Cristiano Ronaldo se va contabilizando 12 tantos en 11 partidos ante el Granada, aunque el dato tiene truco por aquel día en el que fue pentagoleador. Salvo cosa rara, será un enemigo que no vuelva a cruzarse en la historia rojiblanca, aunque en su historial siempre quedará, lo quiera o no, aquel disparo en el pie que hizo feliz a los feligreses del coliseo del Zaidín.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos