Granada CF

La conclusión del concurso de acreedores cierra la etapa más negra del club

R. L. PÉREZ

El club ya abonó todas las cantidades acordadas en el convenio aprobado el 1 de abril de 2011 y el juzgado dar por concluido el proceso

Daniel Olivares
DANIEL OLIVARES

Un auto de la titular del Juzgado de lo Mercantil número 1 de Granada, María José Fernández Alcalá, ha puesto fin a la etapa más negra de la historia del Granada -que se remonta al inicio de este milenio-. El escrito, al que ha tenido acceso IDEAL, cierra definitivamente el concurso de acreedores que inició la entidad el 23 de noviembre de 2011, después de que el mismo juzgado, entonces dirigido por Blas Alberto González Navarro, admitiera la demanda concursal presentada por el club. Ese día se abrió un proceso llamado a liquidar la ingente deuda rojiblanca -cifrada en aquella época en unos 12 millones de euros-, y a dar paso a la conversión en sociedad anónima.

En la resolución, la magistrada acuerda «la conclusión del concurso Granada Club de Fútbol» y «la aprobación de la rendición de cuentas por la administración concursal». Y de conformidad a ello indica que se proceda a la publicación del auto en el Boletín Oficial del Estado (BOE), en el Registro Mercantil y en el Registro Público Concursal. También, que se proceda a la «cancelación de las anotaciones de declaración de concurso existentes, librando a tal efecto los mandamientos oportunos». Y por último, que se traslade testimonio de la resolución a «todas las secciones del concurso». El pasado 20 de diciembre de 2016 el mismo juzgado ya dictó un auto por el que se declaraba el cumplimiento del convenio aprobado por sentencia de fecha de 6 de julio de 2011. Transcurrido el plazo que fija el artículo 140 de la Ley Concursal sin que constase la presentación de ninguna acción de incumplimiento a fecha del pasado 12 de julio, la jueza procedió a dictar el auto que cierra esta página de la historia del Granada con final feliz, algo que no pueden contar otros clubes ya desaparecidos. De hecho, en aquellos años se declararon en la provincia 83 concursos de acreedores similares y todos las casos acabaron en liquidación de la sociedad.

La decisión, que adoptó la junta gestora presidida por Ignacio Cuerva en junio de 2009, de iniciar un concurso de acreedores puso la primera piedra a un proceso que ha dirigido en estos ocho años el abogado Javier López y García de la Serrana, socio y director general del HispaColex. El Granada puso rumbo al futuro justo unos meses antes de que desembarcara en la entidad Quique Pina en representación del empresario italiano Gino Pozzo. Ellos fueron quienes terminaron por reconducir la situación con la transformación del club en sociedad anónima deportiva, devolvieron al Granada a la elite del fútbol español y firmaron una de las etapas deportivas más gloriosas de la entidad con el ascenso fulgurante a Primera división en sólo tres temporadas.

Fotos

Vídeos